25.07.2021 |
El tiempo

La Venta de Ontoria, cargadero de mineral

La localidad perteneciente a la pedanía de Ontoria y Vernejo (Cabezón de la Sal) recibía el mineral de blenda que se extraía de las minas de Udías para su transporte en ferrocarril
La Venta de Ontoria descargadero. / Saja
La Venta de Ontoria descargadero. / Saja
La Venta de Ontoria, cargadero de mineral

La localidad de La Venta de Ontoria, perteneciente a la Junta Vecinal de Ontoria y Vernejo (Cabezón de la Sal) recibía el mineral de blenda que se extraía en las minas de Udías, por medio de vagonetas aéreas para, tras ser depositado en el cargadero que aún permanece en pie, como mudo testigo de una actividad que desapareció en los años 30 del siglo pasado. La terminal de descarga se construyó en 1.952. En 1885 la Real Compañía Asturiana con sede en Bélgica se adueñó de las explotaciones y del patrimonio minero.

Es desde este momento y hasta 1932 cuando la minería en Udías entra en una fase de mayor expansión y complejidad, construyéndose una zona de enlace con cable aéreo que llevaba el mineral ya preparado hasta la estación ferroviaria de La Venta de Ontoria donde el Ferrocarril del Cantábrico transportaba el mineral hasta los embarcaderos de Hinojedo. No fue hasta 1955 cuando la mina reanudó su actividad y volvió a dar trabajo a los vecinos. Se abrieron nuevos pozos, se entibaron y descubrieron galerías y se buscaron nuevos yacimientos de blenda. Pero solo una década más tarde, en 1965 se volvieron a cerrar todas las bocaminas, a pesar de su buen rendimiento, acabando definitivamente con la historia minera de Udías y, consecuentemente, con el sistema de transporte hasta La Venta de Ontoria.

El terminal de descarga servía para volcar el mineral a los vagones del ferrocarril, que llegada por medio de unas vagonetas o cazos aéreos que se movían, como un teleférico, por medio de un cable de una torre a otra. Por debajo del edificio se encontraban las vías del tren donde se colocaban los vagones del ferrocarril para recibir la mercancía que se descargaba en la primera planta al abrirse los cazos llenos de mineral.

Los minerales que se extrajeron durante este periodo eran principalmente de los que se podía obtener cinc como ya hicieran los romanos anteriormente. Se extrajo Blenda, Calamina, Hemimorfita e Hidrocincita. Se extrajeron piezas de estos minerales de extraordinaria belleza de las que la Real Compañía Asturiana de Minas poseía una gran colección, que ha pasado a manos privadas.

El ferrocarril siempre ha estado ligado a la localidad, disponiendo de estación, que hoy funciona como apeadero. Curiosamente, al ferrocarril se debe de que perdiera la “H” con la que antes se escribía Ontoria. Según nos contó Óscar López, el activo alcalde pedáneo, al existir otra estación en tierras asturianas denominada Hontoria, los rectores de Ferrocarril del Cantábrico, en los años 20, decidieron quitar la “h” a la cabezonense. Así fue perdiendo la “ha” en los organismos oficiales y en todas las nominaciones. La cántabra Ontoria pertenece a la asociación de ‘Pueblos llamados Hontoria’ que surgió en el año 2014 con el objetivo de estrechar lazos y crear jornadas de intercambio cultural.

Hontoria, etimológicamente significa «fuente áurea» o «fuente de oro», pues todas las Hontorias tienen un manantial o fuente en sus dominios. A parte de nuestra Ontoria, existen en España siete pueblos más con este nombre, (y, que además, conservan la H). Cada año suelen reunirse. En el último encuentro celebrado en el pueblo cántabro ribereño con el río Saja se reunió a delegaciones llegadas del barrio de Hontoria de Segovia y de Hontoria del Pinar, Hontoria de Valdearados y Hontoria de la Cantera (Burgos), Hontoria de Llanes (Asturias) y Hontoria de Cerrato (Palencia). Dispone de un paso a nivel automatizado de barreras, que figura en los proyectos de Adif para ser suprimido. En el barrio se encuentra el molino de La Rosa, hoy converti - da en vivienda particular, que no conserva la maquinaria original.

Una de las ruedas de moler sir - ve de mesa en el jardín y otra se encuentra incrustada en el suelo, frente a la puerta de entrada. En La Venta de Ontoria, cerca de la empresa Textil Santanderi - na, había otros dos molinos, que movían las aguas del río Rey, hoy desaparecidos.

SAN SEBASTIAN Los escasos cuarenta veci - nos que viven en el lugar tienen como patrón a San Esteban. Con esta festividad acostumbran a cerrarse los programas lúdicos de la pedanía. La remira es una construcción del siglo XVIII de una sola nave de planta rectan - gular y cubierta a dos aguas. En 1.999 se cambió su ubicación al ser afectada por las obras de mo - dificación del trazado de a carre - tera N-634. Tras la misa en la ermita se sue - len desarrollar manifestaciones folclóricas, en las que suele tomar parte activa el Grupo de Danzas La Robleda. En anteriores oca - siones, también, participan los componentes de la Asociación de Amigos del Traje Regional. En Ontoria tiene su sede el Grupo de Danzas La Robleda, que acostumbra a organizar du - rante las fiestas de San Bartolo - mé un festival folclórico nacional, a la vez que muestra los cantos y bailes de la tierra en diversos escenarios. Una de sus últimas salidas fue a la ciudad sevillana de Sanlúcar La Mayor.

Este grupo se creó en 1987, en Puente San Miguel, habien - do sido su trayectoria ininterrum - pida hasta la actualidad. Realiza sus ensayos en el Centro San - tiago Galas. Sus fines han sido y son, la investigación, estudio, interpretación y divulgación del rico folclore de Cantabria, así como despertar el interés por el arte y las tradiciones. La Robleda es resultado del esfuerzo de un grupo de 45 per - sonas, que se han dedicado a la conservación de la danza tra - dicional, sintiendo la necesidad de realizar un trabajo con mayor apego a las manifestaciones ar - tísticas populares por medio de la investigación dancística y mu - sical. Entre los diferentes festi - vales nacionales en los que ha participado se encuentran los de Murcia, Málaga, Ciudad Real, La Coruña, Cáceres, Lugo, Álava y Zaragoza, entre otros, así como el de Danzas del Mundo en Fran - cia. Estuvo en la Expo 92 de Se - villa y en la Fiesta de las Auto - nomías de Salou. Su directora es Esther Merino.

La Venta de Ontoria, cargadero de mineral
Comentarios