17.06.2021 |
El tiempo

Las 174 curvas del desfiladero

Desfladero de la Hermda
Vista del Desfiladero de la Hermida.
Las 174 curvas del desfiladero

Desde que tenemos uso de razón muchos de los políticos que han estado al frente de las instituciones han intentado subsanar las dificultades viales de este enclave inigualable que tenemos en Cantabria. El Ministerio de Transportes ha licitado las obras de mejor a de la carretera del Desfiladero de la Hermida, el tramo de la N-621 entre Casttro Cillorigo y Panes. La Hermida con esta obra será más accesible. La N-621 es la única vía de acceso desde la cornisa cantábrica hacia los valles de Camaleño, Liébana  y los Picos de Europa. El objetivo es mejorar la carretera que tiene un tráfico de 2.500 vehículos diarios, que llegan a triplicarse durante los meses de verano.

 La carretera tiene actualmente 174 curvas de radio menor a cien metros, de las que once tienen incluso menos de 25 metros y por ella transitan unos 2.500 vehículos diarios, que llega a triplicarse durante los meses de verano. El objetivo de la obra es garantizar la accesibilidad a la zona, mejorar la seguridad vial y salvarguardar el entorno ambiental.

27REG13B

Recuerda el Mitma en un comunicado. La carretera del Desfiladero de la Hermida tiene un tráfico de 2.500 vehículos diarios, que llega a triplicarse durante los meses de verano.

El objetivo de la obra es garantizar la accesibilidad a la zona, mejorar la seguridad vial y salvarguardar el entorno ambiental, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, señala el Mitma, que también está ejecutando obras de rectificación de curvas con un presupuesto de 7,8 millones. Las obras de mejora se ejecutarán entre Castro Cillorigo (kilómetro 154,5) y Panes (kim 174,5), un tramo de 17,2 kilómetros, de los que once corresponden a Cantabria y nueve pertenecen a Asturias.

El proyecto afecta a cuatro municipios: los cántabros de Cillorigo de Liébana, Peñarrubia y Tresviso, y el asturiano de Peñamellera Baja.

Más seguridad y confort al usuario

La carretera tiene actualmente 174 curvas de radio menor a cien metros, de las que once tienen incluso menos de 25 metros. El Mitma explica que, con esta actuación, se pretende aumentar la seguridad y confort de los usuarios configurando una plataforma de dos carriles de 3 metros de anchura, arcenes de un metro, cunetas de 0,50 metros y otras 0,50 metros más para los sistemas de contención. 

Se construirán con ese fin 1.175 metros de estructuras laterales apoyadas, 2.556 metros de muros y 9.261 metros de voladizos. También se reforzarán los sistemas de protección de la calzada contra desprendimientos de rocas de las laderas del desfiladero, se mejorarán los sistemas de contención de los vehículos y se crearán nuevas zonas de estacionamiento y descanso. 

Además se mejora la señalización, el balizamiento y el drenaje, señala el Ministerio, que destaca que todas las actuaciones se han proyectado teniendo en cuenta el singular entorno natural que atraviesa la carretera, «procurando la adecuada integración paisajística y ambiental del proyecto». 

El Mitma resalta también que esta actuación complementa el alcance de las obras de rectificación de curvas de escasa anchura que está ejecutando entre los kilómetros 155,600 y 171,200 de la N-621. Estas obras consisten en el ensanche y mejora del trazado en unos 2.900 metros de longitud, incluyendo los cuatro 4 puentes que existen sobre el río Deva, hasta ahora ortogonales al cauce del río. La actuación cuenta con un presupuesto de 7,8 millones de euros y se ha ejecutado obra por valor de 4,1 millones de euros desde junio de 2018. 

Desde esa fecha se han destinado además 4,5 millones de euros a conservación y explotación de la carretera N-621 en Cantabria, para mejorar la seguridad frente a los desprendimientos y la caída de agua en la calzada en el tramo del desfiladero.

Las 174 curvas del desfiladero
Comentarios