26.05.2024 |
El tiempo

VIAJES

Viaje en el tiempo: Descubre el encanto medieval de este pueblo al que no pueden entrar los coches en Cantabria

Desde sus balcones floridos hasta sus callejones adoquinados, este lugar cautiva con su arquitectura rural y su iglesia barroca, ofreciendo una experiencia auténtica de la vida en los pueblos cántabros
Típica casa montañesa que se puede ver en Barcena Mayor. / CT
Típica casa montañesa que se puede ver en Barcena Mayor. / CT
Viaje en el tiempo: Descubre el encanto medieval de este pueblo al que no pueden entrar los coches en Cantabria

Este encantador pueblo, apenas visible en el mapa como un rectángulo de casas apiñadas, es un paraíso rural que ha sido reconocido como Conjunto Histórico Artístico desde 1979.

Bárcena Mayor es un tesoro escondido en el corazón del Parque Natural Saja-Besaya, donde el tiempo parece detenerse y la modernidad queda atrás. Este pequeño pueblo, declarado Conjunto Histórico Artístico, es un destino ideal para una escapada medieval en Cantabria, donde los coches están prohibidos y las calles empedradas invitan a perderse en su encanto histórico.

Al llegar, se vislumbran los tejados de Bárcena Mayor emergiendo por encima del paisaje, rodeados de colinas boscosas. Sin embargo, solo los residentes tienen el privilegio de conducir hasta sus hogares; los visitantes deben dejar sus vehículos en el parking municipal, lo que contribuye a preservar la atmósfera tranquila y pintoresca del pueblo.

Bárcena Mayor es un lugar donde el GPS queda en segundo plano, ya que sus calles adoquinadas y su reducido tamaño permiten explorar fácilmente sin temor a perderse. El pueblo se organiza en un único barrio, conectado por corrales, plazuelas y callejones que parecen sacados de otra época. El río Argoza, cruzado por un antiguo puente de piedra, añade aún más encanto al paisaje y ofrece oportunidades fotográficas inigualables.

Las casas de Bárcena Mayor son un testimonio vivo de la arquitectura rural montañesa, con balcones adornados con geranios y soportales que evocan tiempos pasados. Detalles como relojes de sol y escudos heráldicos dan vida a las estrechas callejuelas, mientras que la iglesia barroca montañesa añade un toque de majestuosidad al conjunto.

Pero Bárcena Mayor no solo cautiva con su belleza arquitectónica; también es el punto de partida para explorar el Parque Natural Saja-Besaya, hogar del mayor hayedo de Europa. Senderos que serpentean entre robles, hayas y abedules ofrecen la oportunidad de sumergirse en un paisaje natural casi intocado.

Por supuesto, una visita a Bárcena Mayor no estaría completa sin probar su famoso cocido montañés, un plato emblemático de la gastronomía cántabra. El restaurante La Solana es el lugar perfecto para degustar esta delicia, reconocida como la mejor del año en la región en 2019. Judías, berzas y un "compango" lleno de sabor hacen de este plato un verdadero festín para los sentidos.

En resumen, Bárcena Mayor es un destino único donde la historia se entrelaza con la naturaleza, y donde cada rincón cuenta una historia de tiempos pasados. Una escapada a este pueblo sin coches es una oportunidad para desconectar, explorar y saborear lo mejor de Cantabria en un entorno medieval encantador.

Viaje en el tiempo: Descubre el encanto medieval de este pueblo al que no pueden entrar los coches en Cantabria
Comentarios