23.04.2024 |
El tiempo

Requejo “se convierte en un restaurante para lobos”

Seis potros han muerto en seis días y en seis lugares diferentes del pueblo de Campoo de Enmedio

Moisés Balbás rodeado de futuros ganaderos de la comarca. / ARTURO QUEIMADELOS
Moisés Balbás rodeado de futuros ganaderos de la comarca. / ARTURO QUEIMADELOS
Requejo “se convierte en un restaurante para lobos”

“Requejo se convierte en un restaurante para lobos”, se lamenta Moisés Balbás, porque “seis potros han muerto en seis días y en seis lugares distintos de nuestro pueblo”.

Un equino por día, y sus muertes cada vez más cerca de las cuadras de los vecinos: “triste bagaje el de estos cánidos, que se han descarado, porque al principio mataban lejos de los núcleos rurales, pero a medida que se aproximan a nuestros animales, cómo no tienen ningún depredador que les ataque, están llegando a nuestras casas”.

Moisés Balbás, piensa, que “es el momento de que intervengan las administraciones, porque si no, cualquier día tendremos un disgusto, porque el ganadero ya no puede soportar tantos gastos”.

Los ganaderos se están jugando el sustento de sus hijos y de sus familias; porque “para nosotros la ganadería es nuestro modo de vida, así que o se remedia o algún vecino terminará perdiendo la cabeza”.

Sobre el elevado número de muertes, Balbás Díez explica a ALERTA, que cerca del pueblo, “existe un paraje natural declarado zona ZEPA y catalogado como Espacio Protegido, en cuyo interior no se puede cazar y en el que el lobo, ha encontrado un lugar seguro donde vivir, con suficiente presencia de animales que matar”.

El pedáneo, como representante municipal, dice que “debiéramos plantearnos actuar como ayuntamiento y como comarca, enviando una instancia a estamentos superiores, reivindicación que explique bien nuestra situación; porque pienso que el Gobierno de la Nación no es consciente de la realidad tan grave que vive la región, porque la muerte de ganado es un problema que se ha extendido incluso por la costa”.

La consejería de Ganadería del Gobierno de Cantabria, ha tomado cartas en el asunto, pero “entre todos tendríamos que hacer más fuerza en Madrid, porque es el lugar donde se debe tomar la decisión de sacar al lobo de la lista LESPRE”.          

“Nadie quiere extinguir al lobo”, precisa el teniente de alcalde de Campoo de Enmedio, “lo que sí pedimos es que se controle, porque siempre hubo lobos que se cobraban piezas; pero no puede ser que en Requejo muera un potro diario, aunque no somos el único pueblo afectado de la comarca”.

Por último, los ganaderos de la región, “pedimos unas medidas encaminadas a paliar la crisis que vive nuestro sector primario, porque además de ganaderos y agricultores, se están viendo perjudicados otros colectivos dependientes directa o indirectamente de nosotros”.

Si no quieren ganaderos en el campo, y quieren traerlos de otros lugares, que lo digan, pero que “no nos arruinen más ”. Ahora mismo, “somos los ganaderos los que sostenemos los montes, porque “nuestro ganado es el mejor antiincendios que existe, al comer la ganadería extensiva toda la maleza; si eliminamos el ganado habrá que pagar a las cuadrillas de montes, y con las quemas arderá media Cantabria”.

Moisés Balbás quiere dejar un mensaje final: “veo a nuestros ganaderos y agricultores luchando más unidos que nunca; muchos de ellos jóvenes con ganas de solucionar esta crisis, porque han apostado por la ganadería como su único medio de vida”.    

Requejo “se convierte en un restaurante para lobos”
Comentarios