20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria
EFE
EFE

INUNDACIONES

Un muro pantalla de hormigón armado será la solución a la carretera de Ruente

La solución definitiva para la carretera CA-180, a la altura de Ruente, que lleva hoy dos semanas cortada al tráfico por la caída de un argayo, será un muro pantalla de hormigón armado con anclajes a diversos niveles por el exterior de los muros existentes junto al río Saja.

Operarios en la carretera cortada al tráfico por la caída de un argayo. / ALERTA
Operarios en la carretera cortada al tráfico por la caída de un argayo. / ALERTA
Un muro pantalla de hormigón armado será la solución a la carretera de Ruente

A corto plazo, los trabajos previstos son la retirada de 80.000 toneladas de tierra y piedra fragmentada, que ya se está llevando a cabo, y que se depositará en los vertederos de Cabezón de la Sal y Caranceja.

Como explicó ayer a los vecinos de Cabuérniga el ingeniero de la Consejería de Obras Públicas, Miguel Ángel Díez, se ha colocado una valla metálica para prevenir posibles caídas de material.

En estos momentos se está trabajando en quitar toda la tierra y piedra fragmentada, con cuatro retroexcavadoras, un bulldozer y doce camiones articulados de doble tracción.

"Es una obra muy compleja, hay que mover muchos miles de toneladas. Hay que trabajar contrarreloj", subrayó el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, quien insistió en que su departamento no estaba escatimando en costes para solucionarlo, y que sobre todo se mira por la seguridad de los vecinos.

La idea de la Consejería es abrir el paso a vehículos a partir del 14 o 15 de este mes en horarios determinados, y dejarlo abierto a partir del fin de semana para no perjudicar a la hostelería.

Se establecerá además un camino rural que permita el paso de vehículos todoterreno desde Barcenillas a Uceda y Ruente, por el que en caso de emergencia también se dejaría transitar.

En la reunión se recogieron sugerencias de los vecinos, como habilitar un sendero para mejorar la seguridad de quienes tienen que cruzar el monte.

Comentarios