19.11.2019 |
El tiempo
martes. 19.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

José Luis González, 28 años de presidente de la Junta Vecinal de Casar de Periedo

Jose Luis González Conchas. / Saja
Jose Luis González Conchas. / Saja
José Luis González, 28 años de presidente de la Junta Vecinal de Casar de Periedo

Fue una decisión muy meditada. No se presentó a las pasadas elecciones ni municipales, ni locales. Después de 28 años de concejal de Cabezón de la Sal y presidente de la Junta Vecinal de Casar de Periedo José Luis González Conchas se retira para «dejar paso a gente nueva». Se inició en la actividad política de la mano de Ambrosio Calzada, primero bajo las siglas de Democracia Cristiana y después con el Partido Popular. Estuvo muchos años como independiente, pero cuando falleció Calzada él se integró en el PP, junto con Santiago Ruiz de la Riva y Antonino Pellón.

Ahora ha sido elegida la socialista María Jesús Guerra Floranes, de la que habla maravillas. «Es una chica que conozco muy bien, a la que me une una gran amistad, que ha trabajado conmigo muchos años en la Junta Vecinal. Pese a ser de partidos distinto, trabajamos codo con codo. Tenía la llave del Centro Cultural donde tenemos la sede de la Junta, disponía de la clave del ordenador, en fin… En la última legislatura todos los acuerdos fueron adoptados por unanimidad».

José Luis González antes de presidente de la Junta Vecinal de Casar de Periedo, fue cuatro años vocal, con el pedáneo Antonio Ena.

En la hora del adiós reconoce que ha sido una «experiencia positiva», «un camino largo», que «me ha servido para conocer a mucha gente y poder trabajar para mejorar Casar de Periedo».

En el capítulo del haber, de las actuaciones realizadas reseña, en primer lugar, la mejora de la red viaria de la pedanía. «Los pueblos no estaban comunicados entre sí, solo a través de la carretera general Hace 30 años se hizo la carretera del Setero, que comunica Cabrojo, Casar y Virgen de la Peña. Otro camino se habilitó por la orilla del río Saja desde Periedo a Virgen».

Una gran satisfacción le produjo el conseguir el Consultorio Rural. «Era una gran necesidad. Antes los vecinos tenía que recorrer 6 kilómetros para ser atendidos en Cabezón de la Sal». «Nos costó muchísimo», reconoce, a la vez que agradece al médico Luis Melo, médico de Udías, su disposición a acudir a Casar a pasar consulta.

Otra buena acción fue la reactivación del Colegio Público Antonio Muñoz, donde se impartía Primaria. El aumento de la población, -la pedanía pasó de 800 a 1.400 habitantes- hizo aumentar el número de alumnos, enseñándose ahora hasta sexto. Es la única escuela rural de la comarca. También se mejoraron los accesos y las dependencias del centro educativo.

Casar fue el primer pueblo que tuvo gas ciudad, apunta y el primer pueblo de toda Cantabria donde se impartía clase a los alumnos de 2 años. También, Casar de Periedo fue el primero en contar con una piscina descubierta. «Sí, somos un pueblo con muy buenas dotaciones», asegura el alcalde pedáneo.

Recuerda situaciones vividas durante sus 28 años de presidente local. Como cuando en 1997 el pueblo se volcó con los camioneros que estuvieron bloqueando las carreteras como consecuencia de una huelga. «Aquí en Casar, con las carreteras bloqueadas tuvimos durante 2 semanas 110 camiones parados, con 200 personas. Los vecinos se solidarizaron con los afectados, dándoles de comer y facilitándoles alojamiento».

La consecución del Palacio Jesús de Monasterio fue un gran logro. Los comenta ahora así: «Yo tenía amistad con José Manuel de Monasterio, uno de los herederos, y un día me dijo, José Luis quiero donar parte del palacio al pueblo. El inmueble estaba cerrado. Solo se abría al pueblo la capilla el día del Carmen. Yo se lo comenté al alcalde, Calzada y constituimos una fundación. Trabajamos duro, hasta que 12 años después conseguimos el otro 50 por ciento que era de otros 4 herederos». Fue un gran logro. El palacio es hoy un Mueso de la Música. 

El edificio próximo, conocido como Las Cocheras, es un centro social a disposición de los vecinos donde realizan las más variadas actividades. Y tiene palabras de agradecimiento para Francisco Javier López Marcano, que cuando fue concejero de Cultura consiguió destinar el 1 por ciento cultural del presupuesto de la autovía para acondicionar el palacio.

Se siente González Conchas especialmente del desarrollo de la Feria de la Alubia y la Hortaliza, que se celebra en Casar de Periedo. «Es un rotundo éxito, en el que los vecinos son los ‘culpables’», señala.

Y recuerda cuando un centenar de vecinos fueron a su casa a protestar por haberse suspendido la actuación de un grupo folclórico ruso durante las fiestas. «Al día siguiente convoqué un concejo para anunciar mi dimisión y se presentaron 200 a pedirme que siguiera en el cargo».

Asegura que «siempre he ido de la manos de los vecinos, siempre me he sentido arropado, pero ser presidente es muy duro porque eres el primer contacto, pero no tienes competencias», dice, mientras se despide aclarando que al llegarle, también, la jubilación laboral «quiero disfrutar, estar tranquilo y disfrutar de mi nieto».

Comentarios