23.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

SUCESOS

Devastador incendio en Cantabria que causa la muerte de 20 bovinos

Un incendio de gran magnitud se cobró la vida de 15 vacas y cinco terneros en Buyezo, Cabezón de Liébana, afectando además gravemente una cuadra, un pajar y una vivienda anexa. Bomberos del 112 Cantabria, con apoyo de voluntarios y vecinos, trabajaron intensamente para controlar las llamas y evitar mayores pérdidas.

 

Bomberos del 112 Cantabria trabajan incansablemente durante la noche para extinguir el devastador incendio en Buyezo, Cabezón de Liébana. / A.E.
Bomberos del 112 Cantabria trabajan incansablemente durante la noche para extinguir el devastador incendio en Buyezo, Cabezón de Liébana. / A.E.
Devastador incendio en Cantabria que causa la muerte de 20 bovinos

La tranquilidad de Buyezo se vio interrumpida la noche del viernes por un trágico incendio que no solo destruyó infraestructuras, sino que también acabó con la vida de 20 bovinos, entre ellos 15 vacas y cinco terneros. La rápida respuesta de los Bomberos del 112 Cantabria permitió salvar a cuatro animales, mitigando parcialmente el impacto de este desafortunado evento.

La alerta al Centro de Atención a Emergencias 112 se dio cerca de las 20:30 horas del viernes, desencadenando una operación de rescate y extinción que se prolongó durante toda la noche. El trabajo de los bomberos continuó el sábado, con labores de revisión en las infraestructuras afectadas.

En la oscuridad de la noche, un equipo de bomberos autonómicos lucha contra las llamas que consumen una cuadra en Buyezo, demostrando su valentía y determinación para salvaguardar la vida y las propiedades de la comunidad.
En la oscuridad de la noche, un equipo de bomberos autonómicos lucha contra las llamas que consumen una cuadra en Buyezo, demostrando su valentía y determinación para salvaguardar la vida y las propiedades de la comunidad.

Equipos de bomberos de las bases de Tama y Valdáliga, reforzados por efectivos de la Dirección General de Biodiversidad y voluntarios de Protección Civil, así como por vecinos del área, se unieron en un esfuerzo conjunto para combatir el fuego. Su rápida intervención se centró inicialmente en evitar la propagación del incendio a otras áreas del pueblo.

A su llegada, los rescatistas encontraron que la cuadra y el pajar habían colapsado, complicando las tareas de extinción. La presencia de materiales altamente inflamables como madera, paja y hierba contribuyó a la intensidad del fuego. Sin embargo, el equipo se enfocó en controlar los perímetros del incendio, trabajando incansablemente para contenerlo.

Entre el humo y las llamas, bomberos y voluntarios unen fuerzas en una batalla contra el tiempo para controlar el incendio en Buyezo, Cabezón de Liébana, en un esfuerzo por minimizar el impacto de este desastre en el sector agrícola local.
Entre el humo y las llamas, bomberos y voluntarios unen fuerzas en una batalla contra el tiempo para controlar el incendio en Buyezo, Cabezón de Liébana, en un esfuerzo por minimizar el impacto de este desastre en el sector agrícola local.

Después de sofocar las llamas, los bomberos procedieron con las tareas de desescombro y refrigeración, retomadas con el amanecer del sábado para garantizar la seguridad del lugar. Esta labor meticulosa es crucial para prevenir la reactivación del fuego.

El incendio en Buyezo no solo ha representado una pérdida significativa de vida animal, sino que también ha causado daños materiales considerables, afectando profundamente a la comunidad local. La solidaridad y el compromiso de todos los involucrados en las labores de rescate y extinción han sido un rayo de esperanza en medio de la tragedia.

Las autoridades continúan investigando las causas del incendio, mientras la comunidad comienza a recuperarse de las secuelas de este desolador suceso. Este incidente sirve como un recordatorio de la importancia de la prevención y la preparación frente a emergencias, así como del valor de la respuesta comunitaria ante adversidades.

Devastador incendio en Cantabria que causa la muerte de 20 bovinos
Comentarios