16.06.2019 |
El tiempo
Domingo. 16.06.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

SINDICATOS

CCOO ve "miserable" la actitud del alcalde de Cabezón por "impagos salariales" a 40 trabajadores de las Corporaciones

Angela_Sobrino y Javier_Bascones /  Hoyos
Angela_Sobrino y Javier_Bascones / Hoyos
CCOO ve "miserable" la actitud del alcalde de Cabezón por "impagos salariales" a 40 trabajadores de las Corporaciones

La Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras en Cantabria (CCOO) ha denunciado la actitud de algunos ayuntamientos que han venido "incumpliendo" los derechos laborales de los trabajadores vinculados a la orden de subvenciones de Corporaciones Locales del Gobierno de Cantabria, a los que "no pagan las cantidades establecidas por convenio colectivo".

Es el caso de Cabezón de la Sal, que según CCOO es "reincidente" en este tema, dada la "miserable" actitud del alcalde, Víctor Manuel Reinoso (PRC), por "impagos salariales" a 40 empleados de las Corporaciones.

"Su tónica habitual, aún sabiendo que judicialmente no tiene nada que hacer porque en este sentido ya se han pronunciado en muchas ocasiones los juzgados de Santander a favor de los trabajadores, es demorar el reconocimiento de la deuda y el abono de los salarios hasta la fecha de citación del juicio", sostiene el sindicado.

En un comunicado, acusa al regidor regionalista de "jugar con los salarios de 40 de sus vecinos, a los que ha llegado a adeudar un total de 120.000 euros".

"El alcalde actúa de mala fe con sus propios vecinos, desoye sus reclamaciones previas y les obliga a demandar al Ayuntamiento en el juzgado", apunta CCOO, para añadir que, al final, "siempre llega a un acuerdo judicial".

"Jamás se ha celebrado un juicio, pero el daño ya está hecho porque el retraso en el pago de sus salarios se demora durante meses y meses", apunta Ángela Sobrino, responsable de Administración Local de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO en Cantabria.

A su juicio, es "lamentable" que la situación "se repita demanda tras demanda y que además se sumen nuevos agravios".

En este sentido, indica que los primeros acuerdos de pago estipulaban un periodo de liquidación de 15 días mientras que ahora "imponen que sea a un mes, alargando la agonía de los vecinos de Cabezón de la Sal que se sienten defraudados al ver cómo su propio Ayuntamiento vulnera sus derechos laborales".

"Es incomprensible que el Ayuntamiento niegue a su personal unos salarios reconocidos para todos los y las trabajadoras por convenio colectivo abonando unos salarios que se quedan por debajo del importe de la propia subvención que recibe del Gobierno de Cantabria. No vamos a ceder a la actitud de un alcalde que parece que quiere sacar rendimiento a una subvención dirigida a fomentar la contratación de personas desempleadas", concluye Ángela Sobrino.

Comentarios