23.01.2022 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

Cantabria inundaciones. Piélagos comienza a despertar de su "peor pesadilla"

Estado en el que se encuentra una vivienda de Piélagos (Cantabria), tras el desbordamiento del río Pas a su paso por el municipio de Piélagos. EFE/ Celia Agüero Pereda
Estado en el que se encuentra una vivienda de Piélagos (Cantabria), tras el desbordamiento del río Pas a su paso por el municipio de Piélagos. EFE/ Celia Agüero Pereda
Cantabria inundaciones. Piélagos comienza a despertar de su "peor pesadilla"
Los vecinos de Piélagos comienzan este martes a despertar de su peor pesadilla, después de que el río Pas se desbordase a su paso por esta localidad y, durante más de doce horas, les dejase aislados y con el "agua hasta el cuello".

Con los primeros rayos de luz de esta mañana soleada en Cantabria, los vecinos de Vioño de Piélagos -uno de las zonas más afectadas por las inundaciones que han afectado a varios municipios cántabros- han descubierto los desperfectos que el agua dejó ayer en sus pertenencias, donde el barro ha llegado a casas y garajes.

"Yo ya estaba mareada de ver agua por ahí, estábamos rodeados, parecía el mar", destaca a Efe una vecina que aún recuerda que ayer su calle era un río más.

Un episodio que los más mayores y "de toda la vida" de Vioño no recuerdan haber vivido nunca porque, según explican, de antes cuando subía el río más de lo normal, los vecinos se pasaban la tarde vigilándolo y cuando veían que había un poco de peligro llamaban a los timbres y les daba tiempo a sacar los coches y subir los enseres a los pisos altos.

"Esta vez no han dicho nada. Ha sido de repente, he oído un ruido, me he asomado a la ventana y he visto lo que pasaba. Nos ha pillado durmiendo", detalla otra vecina.

Mientras achican agua y limpian de barro sus casas, garajes y coches, los vecinos de Vioño de Piélagos afirman que sobre las 10.00 horas de ayer pensaban que ya "se calmaba todo", pero "de golpe" llegó otra subida del río más fuerte.

Aunque muchos dicen que no han pasado miedo, estaban asustados por el tiempo que ha durado el agua en sus casas, porque "no se iba, no bajaba".

"Si que es verdad que otras veces se ha salido el río pero ha estado dos horas como mucho y luego ya se ha recogido, ha vuelto a su caudal y listo. Ayer no daba a basto", añaden.

Uno de los vecinos, que ha perdido a sus gallinas y se ha quedado sin sus tres coches, asegura que era algo que tenía que pasar en algún momento porque tienen que limpiar el caudal del río porque la otra vez que ha pasado sólo cubría media llanta de las ruedas de los coches, pero esta vez "los coches parecían juguetes".

La alcaldesa, Verónica Samperio, espera que el tiempo les dé una tregua, porque la tarea que tienen por delante va a ser "muy difícil".

A través de sus redes sociales, ha agradecido "con todo el alma" el trabajo sin descanso del personal del 112 Cantabria, de los bomberos, Cruz Roja, Guardia Civil, Policía Local y Protección Civil pero también de los comercios y hosteleros del municipio, así como de los vecinos que se ofrecieron voluntarios.

Y ha explicado que el equipo de gobierno (PSOE, PRC y AVIP) solicitará en el pleno ordinario del mes de diciembre, que se celebra este viernes, la declaración de Piélagos como zona catastrófica.

Asimismo, en esa sesión se estudiará aprobar una modificación de crédito para convocar, con carácter urgente y prioritario, una línea de ayudas extraordinarias para las familias y pequeñas empresas del municipio afectadas por las inundaciones de ayer. 

Cantabria inundaciones. Piélagos comienza a despertar de su "peor pesadilla"
Comentarios