17.07.2019 |
El tiempo
miércoles. 17.07.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Gobierno destina más de 3,5 millones a mejorar las carreteras autonómicas de Ribamontán al Mar y al Monte

Las obras en los tramos Anero-Pontones, Pontones-Suesa y Alto Marín-Hoz de Anero concluirán en los próximos meses

El Gobierno destina más de 3,5 millones a mejorar las carreteras autonómicas de Ribamontán al Mar y al Monte


El consejero de Obras Públicas y Vivienda en funciones, José Luis Gochicoa, ha visitado hoy los municipios de Ribamontán al Mar y al Monte para comprobar el estado de las obras de reparación de las carreteras autonómicas Anero-Pontones, Pontones-Suesa y Alto Marín-Hoz de Anero, en las que el Gobierno de Cantabria realiza una inversión global superior a los 3,5 millones de euros.

Gochicoa ha señalado que estas actuaciones conforman un "eje muy importante" para el tráfico de la zona costera y, especialmente, de Trasmiera con la autovía A-8, así como "una vía de penetración desde el País Vasco hacia la zona de la costa de Ribamontán al Mar", que servirá para descongestionar el tráfico diario y el que se produce durante los meses estivales en los principales núcleos urbanos de ambos municipios.

Gochicoa se ha mostrado satisfecho por el ritmo al que avanzan los trabajos y espera que las carreteras Anero-Pontones y Pontones-Suesa estén finalizadas este mismo verano y el tramo Alto Marín-Hoz de Anero en el último semestre de 2019.

Además, ha resaltado que estas tres actuaciones son "fundamentales" en materia de carreteras autonómicas, ya que implican una "notable mejora" para las infraestructuras y la seguridad de toda la comarca.

En este sentido, ha hecho especial hincapié en el tramo Alto Marín-Hoz de Anero, que, si bien no tiene un tráfico excesivo, se encontraba en muy mal estado de conservación. A su juicio, se trata de "un ejemplo de intervención y de respeto del medio natural", ya que se ha intentado mantener en todo momento el valor patrimonial y ecológico del entorno por el que discurre, ha informado el Gobierno regional en nota de prensa.

Por su parte, el alcalde de Ribamontán al Mar, Francisco Asón, ha valorado positivamente la inversión del Gobierno autonómico, que ha permitido una "transformación total" del vial que une su municipio con el de Ribamontán al Monte.

Su homólogo en este último ayuntamiento, Joaquín Arco, ha destacado que la rehabilitación de los viales mejorará la comunicación entre ambos municipios y serán "un punto de desahogo" para las zonas que soportan una mayor densidad de tráfico de cara al verano.

Durante la visita, el consejero en funciones también ha estado acompañado por el director general de Obras Públicas, Manuel del Jesús, miembros de las dos Corporaciones municipales y técnicos e ingenieros de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda del Gobierno de Cantabria.

LOS PROYECTOS

Los trabajos se están desarrollando a lo largo de nueve kilómetros en la CA-425, Alto de Marín-Hoz de Anero; la CA-430, Anero-Pontones, y la CA-431, Pontones-Suesa. El proyecto de la CA-425, que discurre íntegramente por un entorno rústico, consiste en la ampliación de la plataforma hasta los cinco metros de anchura con dos carriles de 2,50 metros cada uno.

Además, se suavizarán las curvas, se mejorará el firme y se llevará a cabo la mejora del drenaje mediante la ejecución de cunetas de hormigón y caños transversales para el desagüe. Asimismo, se ejecutará un mirador en la zona de despeje y se plantarán especies autóctonas.

En la CA-430 se ampliará la plataforma hasta los seis metros de anchura (con dos carriles de tres metros), más 1,80 metros de paseo peatonal. También se mejorará el trazado, utilizando en la medida de lo posible la plataforma actual, y se reforzará el firme.

Se colocarán cunetas de hormigón en el pie de los desmontes para la recogida de las aguas de escorrentía superficial y caños de hormigón para el desagüe de las cunetas.

Asimismo, se construirá un nuevo puente sobre el río Pontones que tendrá un ancho total de 12 metros y una longitud de 9,30 metros y se estabilizarán los taludes de terraplén y desmonte mediante la ejecución de muros de escollera.

Por último, la actuación sobre la CA-431, que une el municipio Ribamontán al Monte con el de Ribamontán al Mar, contempla la ampliación de la plataforma hasta los seis metros de ancho con una calzada de 5,5 metros (2,75 por carril), más 0,25 metros de arcén en ambas márgenes.

Además, se adaptará el trazado a una velocidad de proyecto de 40 km/h para mejorar las intersecciones con la carretera de Pontones y con la CA-455, que discurre entre Meruelo y Villaverde de Pontones.

También se prevé la restitución del cauce de dos arroyos y las nuevas obras de paso sobre los mismos, a consecuencia del nuevo trazado y las nuevas intersecciones sobre los cauces públicos.

En todas las intervenciones está prevista la reposición de los servicios afectados de electricidad, telefonía, abastecimiento y alumbrado, así como la restauración ambiental de los márgenes de la carretera mediante su preparación e hidrosiembra y la colocación de nueva señalización y balizamiento.

Comentarios