22.04.2024 |
El tiempo

SENTENCIA

13 años iluminando la Navidad en Parbayón pueden verse frustrados

Francisco Cano, propietario de la casa y promotor de la iniciativa, está replanteándose si volver a poner las luces y bombillas en su jardin puesto que tiene que sacar una licencia para poder adornarlo
El propietario de la casa y promotor de la iniciativa, Francisco Cano.
El propietario de la casa y promotor de la iniciativa, Francisco Cano.
13 años iluminando la Navidad en Parbayón pueden verse frustrados

Una sentencia judicial ha puesto en jaque la continuidad de una de las atracciones navideñas más populares en Cantabria, la casa de Parbayón (Piélagos), cuyos propietarios venían adornando desde hace trece años con miles de bombillas y llamativas figuras acompasadas con música de villacincos, convirtiéndose en un lugar muy visitado por los amantes de la Navidad.

El propietario de la casa y promotor de la iniciativa, Francisco Cano, señala a EFE que está sopesando si va a volver a poner la iluminación que tanta expectación levanta después de que una sentencia haya rechazado su recurso contra la resolución del Ayuntamiento que le advertía de que debe sacar licencia de la Ley de Espectáculos si los adornos de su vivienda sobrepasan "la mera acción decorativa" y congregan gente frente a ella.

"Lo tengo en el aire. No puedo lanzarme a hacer lo que hago otros años porque, en vista de lo que dice el juez, tal vez tendría que sacar licencia por la Ley de Espectáculos. Mi idea es no tramitar esa licencia porque creo que no tengo por qué hacerlo", explica.

Cano lleva trece años poniendo esta decoración y el alumbrado, que se ha hecho muy popular en Cantabria por el boca a boca y las redes sociales.

Y ahí precisamente está el quid de la cuestión: en el interés y la curiosidad que levanta, atrayendo público y congregando vehículos en la zona.

Trece años alegrando la Navidad

Este electricista comenzó a instalar esta llamativa decoración navideña en su casa de Parbayón mezclando su profesión con un hobby.

Cada año, él, junto a su familia, ha ido ampliando y mejorando la instalación hasta "que al final ha sido una bola que ha ido creciendo".

El gran reto fue combinar las luces en movimiento con música navideña y villacincos, pero tal trabajo "ha tenido muchísima repercusión" y ha atraído "a mucho público". "´Ése es el problema, que viene mucha gente a verlo", remacha.

"Todos los estamentos quieran que la gente acuda a lo que organizan. Pero a la casa de Parbayón, no. ¿Por qué? Dicen que hay un problema de tráfico pero ¿en el resto de sitios no?. Pues exactamente igual, pero lo solucionan, y aquí no quieren", lamenta.

Además, "por mucho que quiera", nunca va a poder solucionar un problema de tráfico en una carretera nacional.

Por lo que se ha informado, este vecino ve "asumibles" algunos de los requisitos exigidos por la Ley de Espectáculos (como poner baños públicos), pero donde pincha en hueso es con la exigencia del plan de autoprotección, que tendría que elaborar él mismo.

"Y si lo firmo yo, soy el responsable de todo. Si mañana se cae una persona o atropellan a alguien es responsabilidad mía, Y por ahí no paso", aduce.

Lamenta que, si no cambian las circunstancias, "la gente se va a quedar sin verlo" y subraya que son muchos los ánimos y el cariño que ha recibido tras trascender la sentencia. "La gente quiere que siga, pero es que la responsabilidad es mía. En este país es más fácil prohibir que solucionar", se queja.

Este vecino está en contacto con su Ayuntamiento, el de Piélagos, para tratar de buscar una alternativa para poder seguir con esta iluminación "con seguridad", colaborando las administraciones implicadas.

Se abre "un melón"

El alcalde, Carlos Caramés, alerta del "melón que se abre" con esta sentencia. "Todo viene porque esta casa está cerca de una carretera nacional. Hay muchas casas decoradas cerca de carreteras. ¿En qué momento o dónde está la línea roja de estar obligado cualquier particular que decore su casa a tramitar una Ley de Espectáculos?", se pregunta Caramés.

 Y agrega que quieren solucionar este problema. "No tenemos voluntad de quitarle iluminación, solo queremos ver la forma de que sea seguro", zanja.

13 años iluminando la Navidad en Parbayón pueden verse frustrados
Comentarios