04.02.2023 |
El tiempo

RACING SANTANDER

Sin prisa para los fichajes

El Racing entra a los últimos diez días de mercado sin haber cerrado nada | El cambio de entrenador redujo los objetivos  l deseado Karrikaburu no quiso jugar por  la salvación

Los jugadores del Racing, ensayando ayer las acciones a balón parado. / RRC
Los jugadores del Racing, ensayando ayer las acciones a balón parado. / RRC
Sin prisa para los fichajes

Quedan sólo diez días de mercado y el Racing no se ha movido aún. No tiene prisa ni tampoco pretende correr. No se quiere precipitar porque, tras analizar las cartas que tiene encima de la mesa, le gusta lo que tiene y se ha propuesto no gastar dinero en jugadores que no garanticen una cierta mejora. Sólo echará mano de la cartera para firmar a uno o dos, en función de la oferta, que de verdad eleven el nivel medio de la plantilla. Hace sólo un mes, en el club estaban convencidos de la necesidad de realizar tres o cuatro incorporaciones pero los resultados han rebajado esa expectativa. Ahora creen que no necesitan tanto y por eso están esperando a los últimos días, cuando suelen aparecer los futbolistas más apetecibles. A por ellos quiere ir el club cántabro.

El Racing entra a los últimos diez días de mercado siendo uno de los únicos seis equipos que todavía no han movido ficha en Segunda División. Los otros son el Tenerife, el Andorra, el Burgos, el Granada y el Levante. El entrenador de este último equipo ya ha dejado claro que no quiere nada, que está contento con los futbolistas que tiene y que lo único que pide es que no le quiten ninguno. José Alberto también ha repetido cada vez que ha tenido ocasión que está satisfecho con los jugadores con los que se encuentra cada vez que entra al vestuario. Es más, ha asegurado que, independientemente de quien pueda llegar este mes, son los que están ahora mismo los que deberán alcanzar el objetivo. La base está más que hecha.

Fernández Romo, con la complicidad siempre de Víctor Alonso, llegó a la conclusión de que había que reciclar el plantel en enero para poder luchar por la permanencia, que la plantilla estaba mal hecha y había que corregirla. Es un mensaje que llegó a admitir la directiva, pero de pronto hubo un cambio de entrenador y ha cambiado la perspectiva. El equipo ha pasado a jugar mejor, marca más goles, ha encarrilado su trayectoria, se atreve a hacer cosas que antes entendía que eran imposibles, como sacar el balón jugado, e incluso ha conseguido ganar en casa. Y el nuevo técnico considera que tiene argumentos para pelear la permanencia. No se cierra a traer refuerzos pero no suspira por ellos.

De primeras, fichar un medio centro con capacidad de mover la pelota fue la prioridad, pero Aritz Aldasoro está respondiendo a un nivel superior al esperado. Tras una primera vuelta prácticamente en blanco, está completado notables actuaciones ante grandes equipos de la categoría. Atar a un medio centro ya no es, por lo tanto, una necesidad imperiosa. También estaba en la lista la posibilidad de incorporar un extremo derecho diferente a Mboula, con capacidad para meterse hacia dentro, pero José Alberto lo encontró en casa. No conocía a Yeray cuando llegó pero lo vio y se lo quedó. Le hizo debutar en Copa del Rey contra el Linares, en Las Palmas fue titular y el pasado sábado ante el Sporting dispuso de algo más de veinte minutos de juego. Parece que el entrenador verdiblanco ya tiene lo que quería.

EXTREMOS. La problemática de salir a buscar un extremo que de verdad mejore lo que hay es encontrar a alguien que pueda aportar más de lo que hoy en día están aportando Mboula e Iñigo Vicente. El primero está a nivel impresionante y el segundo, a su vez, está también en el mejor momento de la temporada y creciendo. Fichar a un jugador de banda para, en principio, ser suplente no entraría en los planes iniciales del Racing independientemente de que, como suelen recordar los directores deportivos, el mercado ofrezca una buena oportunidad.

De este modo, son el lateral izquierdo y la delantera las dos posiciones en las que más estaría pensando el Racing. Para el primero de ellos, ahora mismo no tiene un recambio que responda al perfil que más gusta a José Alberto, que es el de un jugador de perfil ofensivo y con recorrido. Sólo dispone de Saúl García, que, en principio, satisface sus pretensiones, pero por detrás sólo está el canterano Mario García, que entrena con el primer equipo pero que no se incorpora a las convocatorias. Eneko Satrústegui, que es quien ocupó el puesto con Fernández Romo, ya se ejercita a diario como central.

Preguntando precisamente por el defensor navarro ha llamado el Deportivo. Éste se ha deshecho de Borja Granero, que terminará la temporada en el Castellón, y está buscando un central zurdo que, además, pueda actuar como lateral. Obviamente, el primero en la lista es Satrústegui, un futbolista de sobrada solvencia que, además, ha cumplido con el Racing en Segunda División hasta que llegó José Alberto. Éste no le ha dejado en el banquillo porque no estuviera rindiendo bien, sino porque, sencillamente, buscaba otro perfil de jugador para el puesto. Con todo, el club cántabro ya le ha respondido al gallego que siga buscando en otro lado porque sigue contando con el zaguero de Pamplona. El puesto más deseado en todo mercado invernal es la delantera y el Racing, como buena parte de la categoría, había negociado con Karrikaburu. Era el más deseado no ahora, sino incluso desde el pasado verano, cuando ya tanteó su cesión. Finalmente, se quedó en la Real Sociedad pero, aún así, Mikel Martija siguió en contacto con él con la mira puesta en enero. Sin embargo, finalmente ha acabado en el Leganés. Ha agradecido al máximo el interés y el trato que le ha dispensado el Racing pero no se ha movido por cuestiones económicas, sino deportivas. Entiende que el pasado curso lo paso mal jugando por la permanencia en el filial blanquiazul y ahora quería recalar en un proyecto que luchara por cosas más apetitosas e incluso alegres como el ascenso. Por eso ha acabado en el club madrileño. En las oficinas de Los Campos de Sport, por su parte, siguen buscando y esperando a algún jugador que pueda responder a ese mismo perfil, a alguien que busque minutos y que pueda caer de Primera División. Todo ello, sin prisa, dispuestos a apurar los plazos y a jugar con los tiempos.

A día de hoy, el Racing cuenta con una ficha libre, por lo que, de incorporar a un solo futbolista, no debería sacar a nadie. Si finalmente son dos los fichajes, sí que habrá que encontrar un hueco. Bobadilla estaba el primero en la rampa de salida, Alfon, podría ser otro que entrara en la quinielas.

Entrenamiento centrado en la estrategia

A 48 horas del partido, ayer tocó completar el entrenamiento menos exigente físicamente de la semana. Y José Alberto lo aprovechó para trabajar las acciones a balón parado, que siguen siendo una asignatura pendiente porque, hasta la fecha, el Racing sólo ha marcado uno, que fue el de Pombo contra el Zaragoza. De este modo, buena parte de la sesión estuvo centrada en la preparación de saques de córner, de faltas laterales o frontales. Pablo Álvarez, un especialista en la materia, fue quien más llevó la voz cantante. Del entrenamiento, completado en El Sardinero, no participó con sus compañeros Juergen, que se mantiene trabajando en solitario y que, por lo tanto, ya se puede dar por seguro que no estará ante el Alavés.

Sin prisa para los fichajes
Comentarios