22.02.2024 |
El tiempo
jueves. 22.02.2024
El tiempo
El Diario de Cantabria

Pablo Torre. Todo quedó en un susto

Las pruebas médicas a las que se sometió Pablo Torre descartaron que se haya roto o sufra una lesión que le obligue a parar | Ayer no entrenó pero no está descartado para el domingo

Es probable que Manu Justo sea la única baja para el partido del domingo. / real racing club
Es probable que Manu Justo sea la única baja para el partido del domingo. / real racing club
Pablo Torre. Todo quedó en un susto

Que todos los racinguistas respiren tranquilos. Pablo Torre no se ha roto. No se ha lesionado ni apenas va a tener que parar. Es posible que no pueda jugar el domingo en Villaviciosa de Odón pero es segura su presencia en Los Campos de Sport una semana más tarde. Las pruebas médicas que le realizaron no han detectado ninguna rotura y, por lo tanto, todo ha quedado en un susto que, eso sí, quitó el sueño a todo aficionado verdiblanco que sigue la actualidad del equipo. Y es que, seguramente ese hincha sospeche que sólo a partir de imprevistos de jugadores importantes para los esquemas de Fernández Romo, como es el propio canterano, pueden alterar la buena dinámica que viene manteniendo el conjunto cántabro.

La perla de Soto de la Marina se sometió a una resonancia el miércoles por la tarde, apenas unas horas después de haber tenido que abandonar el entrenamiento con gesto de preocupación, y ésta no encontró lesión alguna. De este modo, el diagnóstico que recibió fue el de estar sufriendo, simplemente, unas molestias en los aductores de la pierna derecha provocados quizá por ese mal gesto que realizó  en el momento en el que sintió el repentino dolor. Notó que algo no iba bien, se asustó pero, al parecer, todo quedó en ese mal gesto, en esa manera repentina de exigir a un músculo que se mantuvo en su sitio.

Ante este diagnóstico, el canterano no está descartado para el partido de pasado mañana contra el Dux Internacional. Esto no quiere decir que vaya a jugar, ya que entra dentro de lo posible que el cuerpo técnico tome la decisión de darle unos días de descanso y reservarle a menos que el partido exija su presencia. Tiene el Racing suficiente ventaja como para no tener que estar jugando con fuego y menos aún teniendo en cuenta que, para colmo, el partido será de nuevo sobre hierba artificial, donde la musculatura se resiente más y donde se aconseja mantener entre algodones a quien llegue arrastrando algún problema.

Pablo Torre sintió que algo no iba bien durante el partidillo a campo reducido que, como suele ser costumbre prácticamente a diario, realizó el equipo en el entrenamiento del pasado miércoles. De primeras, hizo gestos de dolor, puso cara de asustado y en seguida fue atendido por el cuerpo médico, que le acompañó posteriormente hasta el banquillo. Desde allí vio durante un tiempo a sus compañeros y, llegado el momento, se dirigió al vestuario. Lo que ya entonces invitó al optimismo es que de camino no realizó gestos de dolor ni se echó mano a la zona dañada. Esos buenos síntomas quedaron confirmados una vez conocidos los resultados de la prueba médica.

A pesar de que la resonancia no detectó ninguna rotura ni lesión grave, Pablo Torre se quedó bajo techo en el día de ayer. No se ejercitó con sus compañeros y se quedó tratándose y reservándose. Todos estarán pendientes de la evolución que tenga en las próximas horas para adivinar si se subirá al autobús el sábado y se vestirá de corto el domingo o si no hará ni una cosa ni la otra. Al ser viernes hoy, el entrenamiento ya será de por sí poco exigente, como suele ser habitual en la sesión que se lleva a cabo a 48 horas del encuentro. De este modo, la prueba definitiva podría ser mañana sábado.

La buena noticia es que, aunque caiga Pablo Torre al apartado de bajas, Fernández Romo ya sabe que ha recuperado un efectivo importante con vistas al encuentro contra el Dux. Se trata de Arturo, que ayer ya entrenó con total normalidad y, por lo tanto, si el entrenador lo estima oportuno podrá ser de la partida para jugar el domingo en territorio madrileño. El futbolista murciano, que cayó lesionado cuando el partido que disputó el Racing en Calahorra apenas había cumplido un cuarto de hora, ha estado en el dique seco desde entonces. De hecho, esta misma semana todavía se entrenó al margen, junto a Manu Justo y el recuperador, tanto el martes como el miércoles. Sin embargo, ayer ya dio un paso al frente y ha levantado la mano para ofrecerse voluntario.

El alta que ha recibido Arturo no puede ser más oportuna porque a buen seguro que sería uno de los candidatos para ocupar la media punta en el caso de que Pablo Torre no pueda jugar de inicio. De hecho, ayer ya entrenó unos minutos en esa posición e incluso ya ha jugado en ese puesto en partido oficial con el Racing. Es una nueva herramienta a utilizar por el técnico verdiblanco, que esta semana, por lo tanto, confía en haber recuperado a dos de sus hombres y a tener a un solo futbolista en la enfermería. Éste será Manu Justo, que confía en estar completando la última semana como jugador lesionado.

Pablo Torre. Todo quedó en un susto
Comentarios