22.05.2024 |
El tiempo

Los centros de día reciben la ayuda de alumnos de la ETJ

Un servicio de dos meses y según sus protagonistas "es un trabajo vocacional y no está lo suficientemente reconocido a pesar de ser fundamental"

Una de las alumnas de la Escuela de Talento Joven realizando sus prácticas. / Alerta
Una de las alumnas de la Escuela de Talento Joven realizando sus prácticas. / Alerta
Los centros de día reciben la ayuda de alumnos de la ETJ

Alumnos de la Escuela del Talento Joven (ETJ) ‘Las fabricantas’ que el Ayuntamiento de Piélagos está desarrollando desde abril de 2022 en el Centro de formación de Vioño, en colaboración con el Gobierno de Cantabria, han realizado dos meses de servicio en seis centros de día de la región dentro de su formación como profesionales de atención sociosanitaria.

En concreto, según ha precisado su directora, Carmen Ramil, en los centros de día Abuelos en El Astillero; Solares en Medio Cudeyo; Renedo en Piélagos; San Cipriano en Santa Cruz de Bezana y Áncora y San José en Torrelavega.

En este sentido, ha explicado que, durante los meses de julio y agosto, los jóvenes realizaron en los citados centros las prácticas correspondientes al certificado de profesionalidad de nivel 2 en atención sociosanitaria a personas dependientes en el domicilio, el segundo de los impartidos a lo largo de este programa de formación para el empleo de 2.700 horas, desarrolladas en tres fases, a lo largo de 18 meses.

Una forma de aprender y solventar las dudas

Ana Sánchez, encargada del Centro de día Abuelos, en El Astillero, ha explicado que a través de estas prácticas se intenta que los alumnos aprendan a desenvolverse en el mercado  laboral, “enseñándoles todo lo que hacemos en el centro” como, por ejemplo, terapias cognitivas, manualidades o salidas y siempre con un trato muy cercano y participativo.

“Hablamos mucho con ellos, procuramos que estén entretenidos, que mantengan las capacidades que tienen y si podemos recuperar algunas ya perdidas mucho mejor”, ha relatado.

Ana Sánchez ha hecho hincapié en que,  antes de incorporarte al mercado laboral, es muy importante tener a alguien con experiencia que te enseñe a cuidar a  personas mayores con enfermedades y demencias, para aprender a desenvolverte solo en el futuro. Es más, ha subrayado que “las prácticas ayudan a aprender mucho y a solventar las dudas”.

En la misma línea, ha asegurado que aunque la teoría es fundamental luego cambia todo mucho cuando te encuentras con la realidad porque cada persona es un mundo, que necesita unos tipos de cuidados diferentes y, por ello, ha dicho, “la práctica es muy importante”.

“Es un trabajo muy vocacional porque es muy duro y no está lo suficientemente reconocido a pesar que  es fundamental”, ha opinado Ana Sánchez, quien ha  reconocido que cuidar de personas mayores  es un trabajo sacrificado, pero compensa lo que haces por ellos porque “es muy gratificante”.

Por ello, ha recomendado a Karen Hernández Duarte, la alumna de la ETJ ‘Las fabricantas’ que ha realizado sus prácticas en el Centro de día Abuelos, que siga esforzándose mucho, como lo ha estado haciendo y “que no pierda nunca la ilusión y el corazón por ellos porque  somos -en alusión a los profesionales que trabajan en los centros de día- su otra familia”.

“Me llevo una gran experiencia”

“Me llevo una gran experiencia”, ha afirmado Karen Hernández Duarte tras finalizar sus dos meses de obra y servicio y es que, según ha comentado, convivir  con las personas mayores en  un centro de día es totalmente distinto a hacerlo en una residencia.

“Es diferente la dinámica, pero convives mucho más”, ha aclarado esta joven, quien ha añadido que “aquí -en referencia a un centro de día- es más cercano, hablas con ellos, les preguntas cómo ha sido su día, haces mogollón de cosas como jugar a la pelota, pintar o excursiones y es  una grandísima experiencia”.

Preguntada por sus planes laborales, a punto de finalizar su capacitación profesional en la Escuela del Talento Joven ‘Las fabricantas’,  ha dicho que estaría encantada ponerse a trabajar, si bien ha admitido que le dará pena acabar con el programa porque “me ha dado la oportunidad de hacer prácticas en residencia y centro de día y he descubierto que es lo que me gusta hacer”.

Karen Hernández Duarte  ha concluido que “una cosa es la teoría, lo que ponen los libros, que nada tiene que ver con el mundo real porque hay una diversidad de personas y cada una tienes sus peculiaridades, pero todos son especiales”.

15 jóvenes en busca de una nueva oportunidad profesional

Carmen Ramil ha recordado que un total de 15 jóvenes con edades comprendidas entre los 16 y los 29 años, procedentes de 10 municipios cántabros -Camargo, Cartes, Castañeda, Corvera de Toranzo, Los Corrales de Buelna, Marina de Cudeyo, Piélagos, Santa Cruz de Bezana, Santander y Torrelavega-, que se encontraban en situación de desempleo se han capacitado profesionalmente en esta escuela en busca de una nueva oportunidad profesional.

Asimismo, ha destacado que este programa desarrollado por el Ayuntamiento de Piélagos  con cargo a una subvención de 429.860,70€ otorgada por el Servicio Cántabro de Empleo de la Consejería de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria, financiada con fondos de empleo de ámbito nacional, ha incluido seis meses de formación teórica con otros 12 meses de formación con alternancia con el trabajo y la práctica profesional.

La directora de la ETJ ‘Las fabricantas’ ha puntualizado que durante la primera fase, de abril a septiembre de 2022, recibieron una beca de 13,50€ por día lectivo, mientras que durante la segunda (de octubre de 2022 a marzo de 2023) y  tercera (de abril a septiembre de 2023) fueron contratados.

Los centros de día reciben la ayuda de alumnos de la ETJ
Comentarios