28.09.2022 |
El tiempo
972x90_cuenta_online_si_te_da.gif

País Vasco anuncia una nueva deflactación de IRPF, como Madrid y Andalucía

También recoge ayudas al sector de la alimentación y una línea de crédito especial para empresa intensivas en energía, pymes y autónomos
País Vasco anuncia una nueva deflactación de IRPF, como Madrid y Andalucía

El Lehendakari, Iñigo Urkullu, ha anunciado una nueva deflactación del IRPF que entraría en vigor el 1 de enero de 2023 para atenuar la inflación subyacente prevista, una medida que se enmarca dentro de un programa denominado Hitzartuz, dotado con 400 millones, que también contempla un aumento del 10% en las Ayudas de Emergencia Social (AES), una línea de crédito especial para empresas intensivas en energía, pymes y autónomos, así como ayudas al sector de alimentación para mitigar el impacto de la inflación y otras de eficiencia energética.

Iñigo Urkullu ha detallado este nuevo paquete de medidas en el marco del Pleno de Política General que este jueves se celebra en el Parlamento vasco, en el que también ha detallado 40 medidas específicas que se pondrán en marcha este curso político y que responden a la estrategia "común" del Desarrollo Humano Sostenible de Euskadi.

Urkullu ha destacado que en el Pleno monográfico celebrado el pasado 8 de abril sobre la guerra de Ucrania, se puso de manifiesto la necesidad de dar una respuesta que paliara los perniciosos efectos de la subida generalizada de precios y del coste de la energía en las familias y empresas vascas".

400 MILLONES

Ha recordado que en abril se dio una primera respuesta con un programa de medidas valorado en 200 millones y ha adelantado un nuevo paquete de medidas. En concreto, propone, en colaboración con el resto de las instituciones vascas, la puesta en marcha del Programa Hitzartuz que tendrá un impacto de 400 millones, que se financiará con recursos presupuestarios propios, fondos extraordinarios del "recargo" a empresas energéticas y financieras y fondos europeos de la iniciativa RePOWER EU para la financiación de las medidas energéticas.

El objetivo del programa, que se presentará tras la reunión del Consejo Vasco de Finanzas, es reforzar el apoyo a los colectivos con mayores dificultades para pagar la factura energética y cubrir sus necesidades básicas; compensar la pérdida de poder adquisitivo al conjunto de familias y ciudadanía; y apoyar al tejido empresarial, facilitando el acceso al crédito a aquellas empresas viables que estén atravesando una coyuntura complicada.

El programa incluye ocho medidas como la de una nueva deflactación del IRPF para atenuar la inflación subyacente prevista que entraría en vigor del 1 de enero de 2023, una medida que ha planteado a las diputaciones y se analizará en el Órgano de Coordinación Tributaria.

También contempla un aumento del 10% en las Ayudas de Emergencia Social que compensen la pérdida del poder adquisitivo de las personas más vulnerables por efecto de la inflación, reducir el coste de suministros en el parque de vivienda social, para comunidades con instalaciones centralizadas e incrementar el límite de ingresos para el acceso a vivienda social.

También se prevén ayudas al sector de alimentación para mitigar el impacto de la inflación en la ciudadanía y ayudas de eficiencia energética para compensar la subida de la factura y favorecer el ahorro energético de las familias.

Junto a ello, se incluye un crédito especial para empresas intensivas en energía, pymes y autónomos para reforzar las medidas planteadas en el Plan de Contingencia energética de Euskadi y el refuerzo del Programa de ayudas para incentivar el ahorro y el autoconsumo a través de la generación de energías renovables en empresas, pymes, personas autónomas y polígonos industriales.

40 MEDIDAS ESTE CURSO POLÍTICO

El Lehendakari ha defendido también "una estrategia, con cinco prioridades y 40 medidas" a implantar este curso político, que ha denominado "Estrategia propia de Euskadi" y que responde a "un diagnóstico y un programa de acción compartido".

Según ha afirmado, "la agenda de prioridades para Euskadi viene determinada por la necesidad de presentar respuestas eficientes que agrupo en cinco ámbitos de actuación" y que son cohesión social; empleo, industria y crecimiento sostenible, respuesta al cambio climático; reto demográfico y juventud y Euskadi-Basque Country.

En el ámbito de cohesión social, ha citado el Plan de Inclusión Social 2025, el Plan de igualdad y despliegue del Pacto social para la igualdad, un Pacto social por la Vivienda 2026, un Nuevo Plan de Salud 2029, el refuerzo de la Atención Primaria, la actualización de la cartera de Servicios de Osakidetza o una nueva estrategia de salud mental.

Entre el ámbito del empleo, la industria, el primer sector, la inversión pública y el crecimiento sostenible, ha apostado por la mejora de la competitividad a través de la innovación y favorecer, en la medida de lo posible, un pacto de rentas a nivel de Estado.

En este punto, ha adelantado la próxima convocatoria del Foro socio-económico puesto en marcha con motivo de la pandemia y que desea "mantener como espacio de información, diálogo y reflexión; espacio de diagnóstico y acción compartida ante la situación" actual.

En este capítulo, ha citado medidas como el Sistema Vasco de Empleo y la renovación de Lanbide, la reestructuración del Instituto Vasco de Finanzas, el plan Estratégico de Turismo y Comercio 2030, y plan de Gestión de Inspección de Trabajo, un nuevo Clúster financiero o la Estrategia del dato y Basque Quantum Ecosystem, además del apoyo a las pequeñas y medianas empresas con programas que aportarán 630 millones de euros, la agencia Ciberzaintza o un memorándum de colaboración con Airbus.

También ha incluido la Red de alta velocidad, el Plan de gestión integral del conocimiento en la Administración pública, la estabilización y ampliación de la plantilla de Osakidetza, la modernización de infraestructuras, instalaciones y equipamientos sanitarios, la consolidación de plantilla en Educación así como la renovación de plantillas en la Ertzaintza y mejora de la justicia.

En su respuesta al cambio climático, incluye el Plan de Contingencia Energética de Euskadi, una movilidad eléctrica, flexible y autónoma, la compra pública innovadora o la recuperación del suelo contaminado, el apoyo al sector primario.

Respecto al reto demográfico y la apuesta por la juventud, el Gobierno apostará por la centralidad y emancipación de la visión de la juventud. Urkullu ha anunciado que la Dirección de Juventud se integrará en la estructura de Lehendakaritza, en el marco de la Transición Social y de la Agenda 2030 para priorizar la coordinación de las políticas públicas de juventud.

También ha aludido a la iniciativa Euskadi Talent, el nuevo Plan del Sistema Universitario Vasco, el plan de Formación Profesional, las aulas inteligentes, o la estrategia de Reto Demográfico.

En el capítulo dedicado a Euskadi-Basque Country, ha destacado la necesidad de "la internacionalización del país y la creación y difusión cultural", que "van de la mano". En este capítulo incluye medidas como la proyección de Euskadi Basque Country, el impulso a la Agenda europea, la colaboración con Iparralde, un plan estratégico de cultura y nuevas inversiones, el impulso al euskera, la internacionalización de la Formación Profesional vasca y la actividad cultural y deportiva internacional.

País Vasco anuncia una nueva deflactación de IRPF, como Madrid y Andalucía
Comentarios