20.05.2024 |
El tiempo

“Zouaki tiene hambre y disciplina”

Cristian Torre asegura que su boxeador, que debutará el sábado como profesional en Renedo, tiene “lo primordial” para hacer carrera | “Es fuerte, agresivo y valiente”, anuncia su entrenador

El boxeador Mohammed Zouaki, junto con su entrenador Cristian Torre. / AC
El boxeador Mohammed Zouaki, junto con su entrenador Cristian Torre. / AC
“Zouaki tiene hambre y disciplina”

El próximo sábado en Renedo se producirá el debut de un nuevo boxeador profesional cántabro. Se llama Mohammed Zouaki y es pupilo de Cristian Torre. Buenas noticias. Siempre es positivo que aparezca savia nueva asomando la cabeza, valientes que tomen la decisión de apostar por el vendaje duro y el guante pequeño. En su caso, estaba escrito. Desde un primer momento tenía claro que se metía en este negociado para dar el salto en cuanto viera una puerta abierta y se viera preparado. Y su entrenador también. Ambos han tenido en todo momento las ideas claras y han seguido una hoja de ruta bien marcada.

Zouaki tiene 21 años, es de ascendencia marroquí y lleva algo más de dos años entrenando bajo la batuta de Cristian Torre. Se inició en otro gimnasio pero ambos tomaron contacto en alguna de las veladas que se celebran frecuentemente en Cantabria y, finalmente, se asentó en el Ubud, a donde ya había acudido de manera esporádica a “entrenar guantes con los chavales”. Hubo conexión entre discípulo y maestro e iniciaron un camino que ambos tenían claro que debía llevarles a donde les va a llevar el sábado.

“El tipo de boxeo que él tiene es de profesional”, explica el entrenador. Lo dice porque conoce bien lo que tiene entre manos y sabe que a su hombre le convienen “combates más largos en los que él pueda imponerse físicamente”. Por eso Zouaki ha superado rápidamente su etapa amateur. Cree que ha cumplido porque le ha durado dos años en los que, además, ha tomado parte en otros tantos Campeonatos de España en los que, según apunta Torre, “tuvo la mala suerte de encontrarse con boxeadores más experimentados”. En total, ha subido ocho veces al ring en las que ha percibido que “tres asaltos son poquitos para él”. El sábado, de partida, se estrenará habiendo pactado la pelea a cuatro.

El campo amateur no era para él. Era consciente de que si se topaba “con un boxeador habilidoso y rápido de piernas se le podía escapar”. A Zouaki le conviene madurar más los combates, tener menos prisa, contar con la posibilidad de “trabajar su boxeo”. Además, Cristian Torre entendía que “hacer otro año más como amateur era un absurdo si no vas a ser boxeador del equipo nacional o si no tienes garantías de ir a torneos internacionales”. Por eso percibieron que era el momento de dar el salto y lo han hecho de la mano de Emma Promotions, promotora cántabra que ha firmado tanto con el boxeador como con su entrenador. Son ellos los que, de hecho, han permitido que pueda debutar en casa.

El púgil marroquí afincado desde hace tiempo en Cantabria será el plato fuerte de la velada de Renedo. Su entrenador advierte de que quien acuda a la cita podrá disfrutar de “un boxeador fuerte para la categoría”, que estará entre el supergallo y el pluma. “Es fuerte, agresivo y valiente”, destaca. A parte de esas cualidades innatas que van con él en el mismo paquete, desde el gimnasio Ubud le han ido “puliendo la técnica y la defensa para que sean más completas”. Y destaca que da gusto tenerle bajo su manto porque, ante todo, es “muy trabajador y entrena muchísimo”.

“Físicamente está muy, muy bien y quien acuda a la velada se va a encontrar con un boxeador espectacular que siempre lo da todo. Es una garantía”, insiste Cristian Torre, que ve en su pupilo lo necesario para ir haciendo carrera. Entiende que, con 21 años, está “en un buen momento físico y técnico” para dar el salto que ambos están esperando desde hace tiempo. Se iba a haber producido el mes pasado pero, finalmente, por circunstancias de los promotores de la velada donde iba a aparecer en el campo rentado, no pudo hacerlo, lo que ha aumentado las ganas de disfrutar del combate del sábado. Torre no le nota nervioso y sí “con muchas ganas”. Enlazó la preparación que realizó para la pelea programada para el mes pasado con la de ahora sin haberse venido abajo por el gatillazo. “Entrena mucho, no pierde nunca las ganas porque, de hecho, no se pierde nunca un entrenamiento”, destaca quien le guiará desde la esquina. Por eso cree que tiene entre manos una buena masa que moldear, ya que tiene “lo primordial para ser boxeador, que es las ganas de trabajar, la disciplina y el hambre”. En el boxeo suele ser importante crecer desde abajo.

Zouaki debuta, tiene sólo 21 años y para su primera experiencia profesional le han puesto delante a un tipo que ya ha peleado 46 veces. Se llama Stefan Nicolae, es rumano, de Bucarest, tiene diez años más que el cántabro y, por lo tanto, una experiencia tremenda. Lo que tiene también es un récord claramente perdedor, ya que ha ganado tres combates (uno por KO), ha perdido cuarenta y uno (trece por KO) y dos han terminado en empate. Su última aparición pública fue hace apenas diez días, el pasado día cuatro en Ponferrada, cuando se midió a Antonio Barrul y perdió por decisión unánime (34-40, 33-40 y 33-40).

Cristian Torre asume, porque los números están ahí, que Nicolae “ha perdido la mayor parte de sus combates”, pero también advierte de que prácticamente todos han sido “fuera de casa y siempre contra rivales muy experimentados”. “No suele boxear con gente que debuta, sino con rivales que están preparando un título o algo importante porque es muy trabajador”, añade. No regala nada y lo cierto es que ha boxeado mucho en Inglaterra, España e Italia, fundamentalmente.

El entrenador santanderino suele buscar “rivales que hagan trabajar” a su boxeador. Porque es consciente de que los pasos que se dan en el campo profesional “suelen ser muy lentos, todo va más despacio” y, sobre todo al principio, no hay que esconder que “el récord es importante”. Es necesario siempre un tiempo de adaptación y en la promotora han entendido que el púgil rumano puede ser una buena opción porque es cierto que viene con una dinámica claramente perdedora, pero también que va a hacer trabajar a Zouaki. “Quiero rivales que te hagan trabajar, no uno al que tires en el primer asalto porque es importante salir al ring para que salga todo lo que has ido entrenando. Por eso quiero que ganemos, pero también que trabajemos. Y tendremos delante a este rival, que es muy veterano y que va a hacer trabajar mucho a Mohammed porque es muy difícil de sorprender”, zanja Torre.

La cuenta atrás para la primera experiencia rentada de Zouaki ya ha comenzado y lo bueno es que no estará solo porque la venta de entradas va a buen ritmo y, además, en el menú de la tarde - noche habrá otros cinco integrantes de su equipo. Afirma Torre que poco a poco el gimnasio va dando sus frutos y que cuenta con “bastante gente, muchos competidores que dan forma aun equipo bueno de competición que va cogiendo experiencia”. No duda de que contar a partir de ahora con un boxeador profesional “es un aliciente”. Toca ir madurándolo poco a poco y la cita del sábado será sólo la primera parada. Bueno será que haya muchas más.

“Zouaki tiene hambre y disciplina”
Comentarios