08.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 08.04.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

La velada de los 3 campeonatos, las 148 victorias y los 78 KO

El espectáculo pugilístico que acogerá el Vicente Trueba mañana apenas tiene precedentes en Cantabria

‘El Niño’ y su equipo, tras proclamarse campeón de Europa. / J. Ayllón
‘El Niño’ y su equipo, tras proclamarse campeón de Europa. / J. Ayllón
La velada de los 3 campeonatos, las 148 victorias y los 78 KO

Nadie recuerda una velada de semejante nivel en Cantabria. Ni siquiera en los años dorados. Es cierto que el Recinto Ferial de Torrelavega disfrutó de un Campeonato del Mundo como el que ganó Uco Lastra aquel 17 de diciembre de 1977 ante 6.500 personas, pero es difícil reunir tres títulos continentales en un solo cartel. Quizá, como aquel día, falta la presencia de más púgiles cántabros, pero no los hay. Uno mira hacia abajo y, a día de hoy, no hay boxeadores profesionales en Cantabria como para poder participar de la fiesta que se vivirá mañana en el Vicente Trueba. Con todo, el menú no puede ser más atractivo, algo que ha entendido el aficionado porque apenas habrá butacas libres. Y eso es fundamental para que algo así se pueda repetir.

Juntar siete combates profesionales y que tres de ellos pongan en juego un título continental es altamente atractivo pero, sobre todo, es caro. De ahí que haya sido fundamental la buena respuesta de los más fieles seguidores de ‘El Niño’, de quienes no había duda que iban a estar ahí, o de los que se han ido apuntando conforme el boxeador de Torrelavega se ha ido haciendo más mediático. Estarán los de siempre y los recién llegados; los amantes del boxeo y quienes, simplemente, quieren estar allí donde hay un gran acontecimiento. También habrá aficionados de otras comunidades autónomas siguiendo a alguno de los otros púgiles que entrarán en acción o, sencillamente, aprovechando la oportunidad de disfrutar en directo de un boxeador como ‘El Niño’. A saber cuándo volverá a aparecer un fenómeno así.

La velada se ha podido hacer porque han participado muchas patas para que la mesa quede en pie. Maravillabox, la promotora, tenía entre ceja y ceja montar un gran espectáculo en Torrelavega después del tremendo combate de Sergio García en Londres. Tenía claro que es el momento porque aquella victoria ante Cheeseman, televisada para todo el mundo, convirtió al púgil cántabro en un gran polo de atracción. A las primeras de cambio, el siguiente rival de ‘El Niño’ debería haber sido Zakaria Attou porque era el aspirante oficial. La promotora del campeón cántabro acudió a la subasta con ambición y con la fecha del 22 de junio ya reservada, pero el francés no se presentó. Fue su enésima espantada y, por suerte, también la última. No volverá a tener otra oportunidad.

Ante el feo del púgil galo, que, lejos de haber tenido consecuencias ha sido agraciado con una eliminatoria mundialista, la EBU concedió a ‘El Niño’ la posibilidad de realizar una segunda defensa voluntaria consecutiva para que no tuviera que esperar demasiado tiempo hasta su siguiente pelea, ya que a la federación europea le tocó elegir a otro aspirante oficial. Fue por eso que Maravillabox aprovechó el montante que había acumulado para ese ‘combate fantasma’ ante Attou, logró encontrar un contrincante de nivel y, a partir de ahí, dio forma a una velada de un enorme atractivo. Para ello, contó con la colaboración tanto del Ayuntamiento torrelaveguense como del propio Gobierno de Cantabria. Todo ello, siempre de la mano del Kronk, el gimnasio donde le salieron los dientes a Sergio García. Y todavía nadie se los ha partido.

Poco a poco, se fueron conociendo detalles de la velada. De primeras, se supo que el combate estrella no iba a ser el único profesional de la noche. Fueron saliendo nombres y, conforme fue engordando la criatura, también otros dos títulos continentales. No serán campeonatos de Europa como el que disputará Sergio García, pero sí de la Unión Europea. En términos futbolísticos, si uno es la ‘Champions League’, el otro es la ‘Europa League’. La última vez que alguien peleó en Cantabria por ese cinturón que está en el segundo escalón continental fue cuando se midieron Daniel ‘La Cobra’ Rasilla y Ferino V en Camargo con polémica victoria del canario. No fueron pocos los que, en verdad, vieron ganador al cántabro aquel día del 2013.

Catorce profesionales. En total, el cartel está formado por catorce boxeadores profesionales, alguno de los cuales está dando sus primeros pasos en el profesionalismo, que acumulan 148 victorias y 78 KOs. Como es lógico, los más reputados y aquellos con una trayectoria más interesante son los que pelearán por títulos. Tanto ‘El Niño’ como Rabchanka llegarán con 29 triunfos cada uno. La diferencia es que Sergio García, que tiene siete años menos que su rival, se mantiene invicto mientras que el aspirante ya ha perdido en cuatro ocasiones, dos de ellas antes del límite. En lo que gana el púgil bielorruso es en porcentajes de KO, ya que noquea a sus oponentes un 67% de ocasiones mientra que el cántabro tiene un 45%.

De largo, el mayor porcentaje de fundidos en negro por la vía del cloroformo la tiene Jon Fernández, que se verá las caras con el finlandés Tuome Eronen. Éste presenta unos números no demasiado potentes con 21 victorias (nueve KO) y seis derrotas (1 KO). Sin embargo, al menos tuvo el valor de aceptar el reto que propuso el vizcaíno casi a última hora, ya que el otro aspirante al cinturón decidió declinar la invitación. Costó encontrar alguien que se atreviera a medirse al temible púgil vasco, que ha terminado por la vía rápida en quince de las 17 ocasiones en las que ha ganado. Sólo cuenta con una derrota, que fue en Estados Unidos ante O’Shaquie Foster con el título silver del súper pluma en juego. Jonfer siempre da espectáculo y, de hecho, los más fieles seguidores de Sergio García le recordarán de su primera visita a Torrelavega hace poco más de tres años, cuando tumbó a su oponente en tres asaltos. Su combate será, sin duda, un inmejorable prólogo para la gran aparición de ‘El Niño’.

El otro campeonato de la Unión Europea lo disputarán Carlos Ramos, ecuatoriano afincado en Madrid que ha sellado siete de sus diez victorias por KO, y el inglés Razaq Najib, que parece que tiene peor pegada porque también suma diez victorias (dos derrotas, por sólo una del español) pero sólo dos antes del tiempo pactado. Ambos pugnarán por el título del pluma, que está vacante.

Antes de los dos cinturones que habrá en juego, habrá otros cuatro combates y, a priori, el que más promete es el que medirá a Bernard Torres contra Álex Mora, que será a ocho asaltos. Ambos suman ya cuatro KOs pero el primero en ocho victorias y el segundo en diez. A seis actos será el duelo de Pedro Gomes, con un KO en tres triunfos, y Ricardo Fernández, que nunca ha terminado el trabajo antes de tiempo en sus seis victorias. Tampoco Adrián Martínez y Fernando Gandarias, que pelearán a cuatro asaltos, mientras que Patrik Covak, rival de Brandon Moreno, ganó por la vía del cloroformo en su única victoria hasta la fecha.

Hoy a las 16 horas, cita con la báscula

Todo combate comienza siempre un día antes, cuando toca enfrentarse con la báscula. Hay que dar el peso y esa primera gran cita será hoy a partir de las cuatro de la tarde. Es la hora de la sobremesa, del café y del chupito, pero los púgiles deberán ir sin comer. Guardarán el apetito para cuando ya hayan cumplido con los números exigidos. El límite está en las 154 libras, que corresponde a 69 kilos y 853 gramos. Es la cifra mágica que ni Sergio García ni Rabchanka deberán superar porque el cinturón que se pondrá en juego será el superwelter. ‘El Niño’ viene afirmando desde la semana pasada que lleva el peso mejor que nunca, por lo que el sacrificio en los últimos días habrá sido más llevadero. El pesaje definitivo tendrá lugar en el hotel Torresport y, como es habitual, será público y podrá acudir cualquiera que quiera ver de cerca no sólo a los aspirantes al Campeonato de Europa, sino también a los otros doce púgiles profesionales que entrarán mañana en acción. Una vez que la báscula haya dado el OK, los boxeadores ya tendrán vía libre para iniciar un proceso que, por encima de todo, es de rehidratación. Los hay que pueden incrementar entre siete y ocho kilos en las algo más de 24 horas que tienen hasta que toque ir al Vicente Trueba, calentar, enfundarse los guantes y salir a verse las caras con el oponente que le toque a cada uno. En el caso de ‘El Niño’, será uno bueno que, seguramente, le vaya a exigir al máximo.

Comentarios