16.11.2019 |
El tiempo
sábado. 16.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

BOXEO

Una lección que coge cerca

"Chaca', ante quien Sergio García cruzó la puerta de los grandes combates, fue Campeón de Europa tras, al igual que Maxime Beaussire, ser nombrado aspirante sólo diez días antes.

‘El Niño’, castigando el rostro de Chaca durante su enfrentamiento del pasado año. / J. AYLLÓN
‘El Niño’, castigando el rostro de Chaca durante su enfrentamiento del pasado año. / J. AYLLÓN
Una lección que coge cerca

En principio, Sergio ‘El Niño’ García debería tener ventaja sobre su oponente del próximo sábado. Él sabía desde hace mes y medio que se iba a jugar el título continental el 29 de septiembre mientras que su rival no lo supo a ciencia cierta hasta el pasado fin de semana. Maxime Beaussire conoció que le iba a llegar la gran oportunidad de su carrera cuando ya estaba a la vuelta de la esquina, en el momento en el que el trabajo preparatorio se da por terminado y todo va dirigido ya a cumplir con la báscula 24 horas antes de saltar al ring. Ambos han tenido que estudiar, analizar a su oponente y diseñar una estrategia prácticamente en tiempo récord, pero a uno le ha cogido con el pie cambiado y a otro centrado al cien por cien en su gran reto. Sin embargo, cometería un error quien pensara que, ante la ausencia de quien era el campeón, el combate del sábado se va a convertir en un trámite para el torrelaveguense. Hay un buen número de precedentes que le obligan a tener cuidado y uno de ellos lo tiene cerca.

La historia de Isaac Real, a quien todo el mundo llama ‘Chaca’, puede servir de advertencia para el ‘El Niño’. Ambos se han convertido en protagonista y antagonista de sus propias historias desde que el cántabro ganó al púgil barcelonés en la ciudad condal cambiando, de esta manera, su carrera deportiva y alejándole de la decisión de dejar el boxeo. La contundente manera que tuvo el torrelaveguense de pasar por encima de su contrincante durante los doce asaltos que duró el combate le abrió la puerta de las grandes peleas y le permitió avanzar de manera decidida y decisiva tanto en el ránking europeo de la EBU como en el mundial de la WBC. Entonces, se hizo con el título Silver y su posterior defensa con Felice Moncelli, a quien derrotó por KO en Torrelavega, ya le puso a las puertas del Campeonato de Europa que por fin disputará el sábado. ‘El Niño’ quiere un cinturón que antes tuvo en su cintura ‘Chaca’. Lo ganó, además, sin apenas tiempo para preparar la pelea. De pronto, un buen día, se paró un tren frente a su gimnasio y lo cogió. Como le ha sucedido ahora a Maxime Beaussire.

A ‘Chaca’, que durante este año ha insistido en pedir una revancha a Sergio García, le llegó la gran oportunidad por sorpresa y cuando sólo acumulaba diez combates como profesional. Aquel 17 de mayo del 2014, el Campeonato de Europa lo tenían que haber disputado el campeón, que era Serhey Rabchenko, y el aspirante italiano, que era Emanuelle Della Rosa, que entonces presentaba un récord de 33 victorias y una derrota. Sin embargo, en una historia muy similar a la que se ha seguido en los últimos días con la velada que finalmente se celebrará el próximo sábado, el campeón bielorruso decidió no pelear y, al igual que ha tenido que hacer Maravillabox en los últimos días, el promotor de aquella velada tuvo que buscar un rival a contrarreloj. También a ‘Chaca’ le llamaron apenas diez días antes y éste no dudó en acudir a la llamada. En el fondo, aquella aventura podía acelerar su hoja de ruta dos años o más. En Italia creían que aquello iba a ser sencillo porque el barcelonés llegaría sin la preparación adecuada, pero no sólo ganó, sino que tumbó a Della Rosa consiguiendo el campeonato por KO. Entonces, comenzó la cuesta abajo del italiano, que ganó a Felice Moncelli y fue incapaz de hacer lo propio con Zakaria Attou por el título de la Unión Europea firmando un nulo primero y una derrota en la posterior revancha, ya en territorio francés.

Lo que consiguió Chaca puede ser un buen aviso para ‘El Niño’, que es consciente de que ni mucho menos se puede relajar ante un coaspirante nombrado a última hora. De hecho, en el caso de su rival francés, ni siquiera fue reclutado por su promotora, sino que se ofreció él mismo a la aventura aprovechando que está bien rankeado. Que él mismo diera el paso no sólo confirma su valentía, sino también su buen estado de forma. En el fondo, da la sensación de que puede ser un oponente incluso más complicado que quien era el campeón hasta el pasado jueves.

Dani Rasilla. Una historia bien diferente a la de ‘Chaca’ fue la del último boxeador cántabro en disputar un Campeonato de Europa. Fue en el 2009. Un siete de noviembre. Apenas unos días antes, Dani Rasilla, que estaba preparando una defensa de su Mundial de full contact, recibió una llamada para disputar el título continental contra una mala bestia como Paul MacCloskey, un tipo que terminaría boxeando  por el campeonato del Mundo contra el gran Amir Khan en un repleto Manchester Arena. Aquel día, el irlandés actuó de manera decepcionante y sin mostrar su boxeo y acabó perdiendo después de que, en el sexto asalto, un encontronazo de cabezas le abriera una fuerte brecha que invitó al colegiado a parar la pelea y a contabilizar las cartulinas rellenadas hasta ese momento.

Eso ya fue futuro. Antes, volviendo a ese tramo final del 2009, el irlandés era, como Sergio García, aspirante al Campeonato de Europa, pero del superligero. El campeón era el francés Souleymane M’Baye, un tipo con mucha clase que se lesionó en el bíceps cuando la velada ya tenía fecha y acuerdo para ser televisada por Sky 1 (el boxeo británico sigue a años luz del español). Dicha televisión, con todo su poder, forzó a buscar una alternativa para no echar abajo la cita y eligieron a ‘La Cobra’ Rasilla por sugerencia de John Breen, entrenador de McCloskey. Él era también entrenador de Andy Murray, con quien el cántabro había combatido ocho meses antes en Dublín por el título de la Unión Europea. Al camargués le dieron por perdedor, pero todo el que vio el combate (quien lo dude, que lo revise) sabe que debió haber ganado a los puntos. Con todo, dejó buena impresión, en las islas apuntaron su número de teléfono y le llamaron a última hora para pelear por el máximo título continental. Él mismo intuía que iba camino del matadero, algo que terminó sucediendo porque nunca lo pasó tan mal ‘La Cobra’ en un ring como aquel día, pero nadie le quitará nunca la experiencia y el hecho de, por lo menos, haberlo intentado. El camargués, nunca rehuyó ningún reto.

No estaría mal que se repitiera esa misma historia el próximo sábado, pero parece poco probable. De hecho, quien va a llegar a territorio cántabro con hambre de aprovechar la oportunidad que se le ha puesto delante es el quinto del ránking elaborado por la EBU. Es uno de los mejores prospectos a nivel continental, un púgil con una trayectoria similar a la de ‘El Niño’ y con su misma capacidad para imponer un ritmo alto a la pelea. Se anuncia un espectáculo intenso que no permitirá pestañear.

«Es más fajador, más pegador y más ofensivo»

Víctor Iglesias, entrenador de Sergio García, admite que, con el cambio de contrincante, ha tenido que romper hojas del cuaderno y comenzar de cero, ya que tiene claro que Beaussire es «totalmente distinto» a Attou, por lo que han tenido que «cambiar radicalmente el guión» que tenían elaborado para afrontar el combate del sábado. En su opinión, el nuevo coaspirante es «más fajador, más pegador y más ofensivo» que el ya excampeón de Europa. Así lo reconoció en una entrevista concedida ayer a Espabox. El entrenador cántabro aseguró que «la mejor virtud» del oponente de ‘El Niño’ es su capacidad para poner «un ritmo muy alto» al combate. 

Con todo, asegura que su boxeador está preparado. De hecho, advierte de que, «el día que no lo esté, no competiremos». Considera el entrenador del Kronk que tener la posibilidad de boxear por un Campeonato de Europa es «grandioso». «Si, además, lo conquistamos rodados de los nuestros, será una noche para no olvidar jamás», añade. Recuerda, de hecho, que han traído el campeonato a Torrelavega «para nuestra gente». «Pelearemos en nuestra casa, rodeados de amigos que nos apoyan y nos van a dar su aliento hasta el final. ¿Qué más se puede pedir?», preguntaba Iglesias.

Éste se muestra agradecido a las exitosas tramitaciones llevadas a cabo por Maravillabox para defender los derechos de su púgil primero y para encontrar un nuevo aspirante después. «Lo digo siempre y lo digo porque lo pienso: para mí, son los mejores», resalta. Se mostró Iglesias «decepcionado» con Attou y por todo lo que ha arrastrado su ‘no combate’. Sobre todo, «por las horas de trabajo de Sergio y el dinero y tiempo invertido por la promotora».

Comentarios