17.11.2019 |
El tiempo
domingo. 17.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

BOXEO

Una gran oportunidad

  • Disfrutar del momento de Sergio García también permite al aficionado cántabro hacerlo con una gran velada como la de esta noche
  • El Vicente Trueba estará lleno
Una gran oportunidad

No es la primera vez, ni mucho menos, que Sergio García pelea ante su gente. Tampoco es la primera vez que lo hace por un gran título, como en su día fue el Campeonato de España, el Silver o el propio Campeonato de Europa. Sin embargo, sí es la primera vez que estará respaldado por un gran cartel cuyo precedente más cercano pudo ser el de marzo del 2016, cuando su aparición (aquel día iba a haber peleado por otro título intermedio que a última hora se cayó) estuvo precedida por la de grandes nombres como la de Rubén Díaz, Kelvin Dotel o Jon Fernández, que será otro de los grandes atractivos que tenga la velada de esta noche en el Vicente Trueba. Ésta no sólo pondrá el título de ‘El Niño’ en juego, sino otros dos de la Unión Europea. Es todo un lujo que hay que aprovechar al máximo.

Si Cantabria puede disfrutar de una velada como la de hoy, es porque está disfrutando de un boxeador como Sergio García. Hay que aprovechar el momento porque a saber cuándo volverá a surgir un fenómeno así. Todo suma y, al final, sumar más combates profesionales al menú y, además, con títulos de importancia en juego, también hace que no sólo acudan a la cita los incondicionales de ‘El Niño’, sino también aficionados de otras comunidades siguiendo a portentos como el citado Jon Fernández, que siempre ha arrastrado a un buen número de seguidores. Él es bilbaíno y Torrelavega está muy cerca de Bizkaia.

JONFER. Jon Fernández es un portento del súper pluma, una de las más firmes promesas del boxeo español. A sus 23 años, tiene ya 17 victorias y quince de ellas las ha solventado por KO. Iba disparado hacia arriba e incluso le ofrecieron pelear por un Campeonato del Mundo contra ‘El alacrán’ Berchelt que decidió declinar porque parecía demasiado precipitado. Está en la agenda de los grandes promotores porque ya ha boxeado cuatro veces en Estados Unidos gustando mucho por su espectacularidad y llamando la atención del reputado promotor Lou DiBella. Lo que sucede es que la última vez que saltó el charco encajó su primera derrota ante O’Shaquie Foster. Confía en haber aprendido de ella y sus ambiciones no se han reducido.

Su próximo paso quiere ser el Campeonato de Europa y considera que ganar el título de la Unión Europea, que está un peldaño por debajo, puede ser una buena idea. En un principio, su rival iba a ser el italiano Michael Magnesi, que incluso ganó la subasta para llevarse el combate a su casa, pero finalmente se retiró de la carrera. De este modo, hubo que buscar un rival y encontraron al finlandés Tuomo Eronen. Es cierto que los hay mejores pero ya de por sí tiene un enorme valor que haya aceptado el reto de medirse al vizcaíno porque otros muchos no se atrevieron. 

Eronen es zurdo y poco convencional en su boxeo, pero el favoritismo es de Jon Fernández sin ninguna duda. El finlandés suele avanzar buscando pelear en corto pero el vizcaíno tiene recursos y piernas para llevar el combate a su terreno. Lo que es seguro es que aportará un gran espectáculo que a buen seguro servirá para caldear al máximo el ambiente antes de la aparición de ‘El Niño’, que será la más esperada de todas. 

El otro título de la Unión Europea que habrá en juego será el que mida al joven madrileño nacido en Guayaquil (Ecuador) Carlos Ramos contra el británico Razaq Najib. Si el cinturón al que aspira Jon Fernández es el superpluma, el de Ramos es el pluma, al que aspira tras haber sido Campeón de España y, como el vizcaíno, tras haber sufrido la primera derrota de su carrera contra un estadounidense en la misma velada en la que perdió Jonfer. El paralelismo entre ambos es absoluto. 

RAMOS. Al igual que el boxeador vasco, Ramos también tenía antes un rival en teoría superior. Era el eslovaco Martin Parlagi, que abandonó la carrera de la Unión Europea para medirse ante un púgil como Álex Dilmaghani, ante quien sufrió su primera derrota por KO. Así, el rival de Ramos será Najib, que es tan joven como él y con una trayectoria muy similar. Lo cierto es que se prevé un duelo igualado con argumentos suficientes para dar mucho de sí. Un boxeador británico siempre es una garantía y, aunque tiene dos derrotas, fue ante rivales importantes, llegando siempre al duodécimo asalto y cayendo por sólo uno de diferencia. 

Al rival de Ramos le llaman ‘Corazón de león’ por su agresividad y mide ocho centímetros más que el coaspirante español. Eso permite a este último contar con una mayor fortaleza en sus manos, lo que quizá explica el 70% de KOs que acumula en sus diez combates rentados hasta la fecha. Esta noche le tocará perseguir a un oponente más rápido de piernas y de manos que está ante una buena oportunidad de conseguir una victoria de mérito a domicilio, lo que puede resultar todo un espaldarazo para su carrera. 

Comentarios