20.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 20.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

El Textil Santanderina arranca con buen pie

El conjunto de cabezón de la sal impuso su mayor poderío y superó al recién ascendido Emevé en Lugo tras controlar el partido

El técnico del Textil Santanderina dando instrucciones a sus jugadores. / ALERTA
El técnico del Textil Santanderina dando instrucciones a sus jugadores. / ALERTA
El Textil Santanderina arranca con buen pie

El Textil Santanderina empieza con buen pie su sexta temporada en la Superliga. Visitaba a un recién ascendido Arenal Emevé que no supo adaptarse al ritmo del partido que marcaba el equipo cántabro. Solo Víctor Bouza intentó cambiar las tornas, pero se encontró con un equipo con alternativas. Emevé iba a empezar el partido a remolque. No controlaban las situaciones y el inicio, en el que llegó a estar por delante con una ventaja de cuatro puntos, iba a ser un mero espejismo. Textil Santanderina fue capaz de reconducir muy rápido la situación, acoplar sus fichas y jugar a un muy buen voleibol. La salida por el opuesto que ocupaba Gryuk era muy recurrente, unos ataques que hacían de la defensa local un coladero. El receptor Víctor Bouza intentaría recortar distancias para su equipo, pero fue él mismo quien sucumbió ante el juego rival. El fallo en el saque del gallego ponía punto final al set con un 19-25 en el marcador.

Los fallos en el saque de ambos equipos hacían casi imposible ver algo de juego en el Pabellón de los Deportes de Lugo. Solo algunas jugadas de Rojas y Bouza aportaban algo más al partido. Tuvo que ser en la vuelta del tiempo muerto reglamentario cuando los dos equipos se pusieron las pilas. Bouza pisó el acelerador y atacaba todos los balones de su equipo. Rojas y Gryuk no estaban dispuestos a ceder y se pusieron manos a la obra. Fue en los últimos puntos del set donde José Ignacio Marcos realizó un par de cambios que favorecieron al devenir del resultado. Algo que aprovechó Rojas para asestar el último golpe. Emevé fue capaz de reaccionar justo cuando estaba contra las cuerdas. Los nervios del regreso a Superliga desaparecieron y fue capaz de proponer más variables al equipo. A Bouza se le iban a sumar Martín y Kingge para dañar la defensa visitante y, sobre todo, encontrar más huecos entre el bloqueo del conjunto cántabro. 

Esto provocó que el equipo anfitrión pusiera la máxima ventaja del partido en un parcial, con un 21-14 que permitía entrever el resultado final del set. Un fallo en el saque de Corona daba a los pupilos de Taboada la posibilidad de acortar distancias en el marcador. El partido pasaba por su momento más álgido y ambos equipos apuntaban a pelear por conseguir la victoria. Los puntos se alternaban para los dos equipos, ninguno quería ceder ni un milímetro. Aunque aquí iba a hacerse más visible la experiencia en la categoría de la Textil Santanderina. 

El equipo de Cabezón de la Sal fue capaz de neutralizar a todos los jugadores ofensivos del Emevé y Rojas aprovechó ese momento para poner distancia en el marcador. Un 15-19 que iba a ser imposible de remontar con el nivel que ambos equipos ofrecían, y así fue. El equipo lucense vio como el último ataque de Gryuk entraba en sus 81 m2 sin poder hacer nada. Así iba a terminar el primer partido por cumplir el objetivo de la salvación. Emevé iba a volver a la Superliga con una derrota ante una Textil Santanderina que sacó músculo. 

Los fichajes de este año aportaron desde el principio para sumar los tres primeros puntos y volver a casa con los deberes hechos. Todo ello en una Superliga que se espera muy dura y competida ya que todos los rivales se han reforzado muy bien. Ahora solo falta hacer de Cabezón un fortín para estar un año más entre los mejores del voleibol español.

Comentarios