26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

La temporada en dos días

Pedreña afronta hoy en Bermeo y mañana en Portugalete el playoff que pone en juego dos billetes para la próxima edición de la ACT  

La trainera de Pedreña se juega el ascenso este fin de semana. / ALERTA
La trainera de Pedreña se juega el ascenso este fin de semana. / ALERTA
La temporada en dos días

(Diez, nueve, ocho...) Ya está, llegó el día. Se terminó la espera. La cuenta atrás está a punto de llegar a cero. El camino ha sido largo, cargado de ilusión pero también de miedos. El proyecto se levantó y comenzó a caminar hace un año para llegar exactamente al día de hoy. (Siete, seis...) Es este fin de semana cuando todo adquirirá sentido, cuando por fin quedarán atrás tantos meses de esfuerzo, de ilusiones contenidas y también de miedos al ver cómo un maldito coronavirus obligaba al equipo a caminar por el alambre, a asumir su vulnerabilidad y a temer que un simple dolor de cabeza rompiera el cántaro de leche. (Cinco, cuatro, tres...) Pero parece que la nave va a llegar a puerto. Lo va a hacer de manera imponente, tras haber pasado por encima de sus rivales ligueros y presentándose en la línea de salida dentro de todas las quinielas. (Dos...) El viento parece venir a favor, todos los semáforos se han puesto en verde a la vez y la carretera se ha puesto cuesta abajo. Sólo queda correr. (Uno...) Y mucho. (¡Cero!)

El premio es imponente: el ascenso, el retorno a la ACT, al club selecto en donde sólo los mejores tienen acceso a la cerveza fría. Todo habrá merecido la pena si las cosas salen bien. Nadie quiere pensar en la posibilidad de que salgan mal. El deporte carece de sentido si no se mantiene la ilusión hasta el último momento y Pedreña tiene motivos para poner el champán a enfriar antes de dar la primera palada. Después, será lo que sea capaz de hacer en la mar lo que dictamine si se abre o se reserva para el próximo año. Lo que ha dejado claro el club estos últimos meses es que va en serio y quiere volver cuanto antes al lugar que considera que le corresponde. Y si es mañana, mejor que dentro de doce meses.

Lo que le separa de su destino son dos regatas tan diferentes como duras. Nadie le va a regalar nada. Ya hubo otros antes que llegaron a esta doble cita inscritos entre los favoritos a todo y mordieron en hueso. Los pedreñeros están avisados pero no hace falta que nadie les asuste porque a lo largo del verano ya han demostrado su capacidad de concentración, su seriedad y su competencia a la hora de dar lo mejor de sí en el momento clave.

Más allá de la liga regular, eran dos las fechas que tenía marcadas en rojo Pedreña cuando los días empezaron a ser más largos. La más importante era la de hoy y la primera era el Campeonato de España que organizaba en casa, donde el sábado en las eliminatorias fue capaz de tutear a algunas de las mejores traineras del Cantábrico. También quiso mirar alto en la clasificatoria de La Concha aunque ahí fue con menos obligaciones. Se quería probar y no le salieron las cosas porque tampoco ayudó la suerte, el hecho de que le cambiaran de grupo a última hora o que le hicieran salir el último, ya que se tragó las peores condiciones climáticas de la tarde. Sólo pudo aceptarlo porque forma parte del juego. A veces se gana por ahí y a veces se pierde.

Dicha clasificatoria siempre adquiere una especial importancia para quienes van a disputar el playoff de la ACT, ya que se pueden medir entre ellos por vez primera en toda la temporada. Y lo cierto es que Pedreña pudo respirar tranquilo cuando terminó el trabajo porque superó a San Pedro, Meira y Tirán, que fueron quienes remaron a una hora más cercana a la suya, aunque se vio superado por Zarautz, que incluso consiguió pasar el corte y afrontará el playoff con el ritmo de competición intacto tras haber remado los dos primeros domingos de este mes de septiembre en la bahía donostiarra. Y ahí no rema cualquiera. Nadie duda de que va a haber que hacerlo muy bien para superar a la ‘Enbata’.

La trainera zarautztarra ha completado un notable verano manchado por un último fin de semana en Galicia donde no le salieron bien las cosas. De lo que todos pueden estar seguros es de que va a llegar al playoff como un tiro porque no ha podido levantar el pie en todo el verano al haber formado parte de la pugna más apretada que quizá haya habido nunca en la ACT por librarse de tener que remar hoy en Bermeo y mañana en Portugalete por mantener la categoría. Hasta apenas dos regatas antes, incluso el séptimo clasificado podía haber caído en ese agujero. A esa necesidad de exprimirse al máximo hay que sumar la posibilidad de haber podido disputar La Concha mientras que quienes serán sus contrincantes este fin de semana llevan ‘parados’ desde el día tres. La espera ha sido muy larga.

Quienes tampoco pudieron remar fueron los representantes gallegos en el playoff. Tirán y Meira empataron a puntos y a banderas ganadas en su liga y sólo el especial valor de la última regata del campeonato dio el título al primero de ellos. A su vez, éste ganó el Campeonato de Galicia a Ares, que quedó por delante de Zarautz en la liga ACT. Por lo tanto, los precedentes escritos durante todo este mismo verano entre los cinco que van a jugarse dos billetes para remar contra los mejores en el 2021 no pueden indicar mayor igualdad. Al menos, a priori. Después, será el agua quien ponga a cada uno en su sitio.

Pedreña parte conociendo de memoria a la tripulación de San Pedro, sus vicios y sus virtudes y también su capacidad para sorprender en cualquier momento. Es imposible minusvalorar a la ‘Libia’, que conoce mejor que el bote cántabro, que lo va a disputar por vez primera en su historia, los entresijos del ‘playoff’ porque ya estuvo ahí el año pasado. Entonces no tuvo fortuna y quizá hoy se quiera aprovechar de ese papel secundario que parecen darle las apuestas y que no tenía doce meses atrás. Como los demás, es consciente de que de nada vale lo sucedido en los meses de julio y agosto porque hoy se empieza de cero.

una sola calle. El playoff, que anteriormente ya fue atacado con éxito por Camargo y Astillero, se disputa a contrarreloj individual a dos jornadas, hoy en Bermeo y mañana en Portugalete; hoy en mar y mañana en ría. La clasificación se desarrolla por puntos sumando cinco el ganador, cuatro el segundo y así hasta el quinto que sólo suma uno. En el caso de empate a puntos tras las dos regatas disputadas, algo que suele darse a menudo, se tienen en cuenta los tiempos cosechados. Por lo tanto, todo cuenta, nunca puede uno reservarse nada o pensar en el día siguiente porque incluso una palada bien dada o mal dada puede resultar decisiva. De hecho, en la mente de todos los aficionados cántabros está el último ascenso de la ‘San José’ hace dos años por sólo 44 centésimas.

La regata de hoy es una regata eminentemente técnica. El de Bermeo es un campo complicado y complejo, repleto de misterios que hay que ir desenmarañando. Lo bueno es que buena parte de los remeros de Pedreña lo conocen muy bien y más aún su entrenador Joseba Fernández no sólo por las veces que ha remado allí, sino por haber sido el entrenador de Urdaibai durante tres años. La complicación suele estar en una ola de costado que, aún así, su tripulación libró bien en otros escenarios con ese mismo condicionante como Getaria y Castro. La complicación añadida hoy es que se espera un viento del suroeste que quizá ensucie más el campo. No les conviene a los trasmeranos que la cosa se ponga muy fea porque eso puede provocar que pasen cosas. Y a quien parte como uno de los favoritos le conviene que la película se desarrolle de la manera más lógica posible y sin demasiados imprevistos.

Hoy se espera una mar con olas que superen el metro y puedan llegar al metro y medio. No hay miedo. A bordo de la trainera pedreñera hay nivel para gestionar eso y más. Ha demostrado desenvolverse bien en todo tipo de escenarios y eso es una garantía porque mañana tocará echar mano de una remada bien distinta. Habrá que irse a Portugalete a dar la cara sobre una ría que se presentará especialmente pesada no sólo por la sensación de bochorno que parece que dominará la mañana, sino porque habrá poca agua. La bajamar con un coeficiente alto superior a cien está prevista para las 13.09  y el playoff masculino arrancará más o menos una hora una antes. Si esta tarde será un día puramente técnico, mañana lo será de fuerza bruta, de vatio acumulado y remeros capaces de vaciarse para dar ese esfuerzo final con el que se bajará el telón de la temporada. En un año con el ascenso de ‘La Marinera’, la permanencia de Astillero o el buen sabor de boca que dejaron Camargo y AN Castro, la consecución del objetivo por parte de Pedreña significaría todo un preciado broche que, por encima de todo, devolvería al remo cántabro a la élite el próximo año. Es importante no acostumbrarse a no estar ahí.

La temporada en dos días
Comentarios