22.01.2022 |
El tiempo

Santander vuelve al mapa

El Palacio de los Deportes acogerá el próximo día treinta la primera defensa del Campeonato de España welter del castreño Jon Míguez l Hace mucho que la capital no es sede una gran velada
Jon Míguez, invicto, defenderá en Santander su Campeonato de España.
Jon Míguez, invicto, defenderá en Santander su Campeonato de España.
Santander vuelve al mapa

Hubo un tiempo en el que Santander acogía grandes combates, años en los que incluso fue sede de títulos mundiales. Eran tiempos en blanco y negro, con televisiones pequeñas, pantalones de campana y llenos en la plaza de toros para ver a Uco Lastra, José Luis Torcida, Esteban Eguía o Manuel Barquín. Que hubiera ídolos locales animaba a la organización de importantes veladas que, poco a poco, fueron desapareciendo. Hace mucho que no sale un gran boxeador de la capital cántabra, ya que el último santanderino que peleó por un Campeonato de España fue Iván Salcines y lo hizo, además, siempre en territorio enemigo.

Luchó por el cinturón del súper medio ante Mariano Hilario en tierras canarias y contra Xesus Ferreiro en A Coruña. Ya le habría gustado haber tenido la oportunidad de hacerlo en su ciudad, con su gente, con sus aficionados y con la posibilidad de volver a poner Santander en el mapa pugilístico. Como a día de hoy no dispone de nadie a quien aferrarse, la capital se ha desplazado hasta Castro para poder reactivar su actividad pugilística.

En los últimos tiempos ha visto cómo Torrelavega sí se convertía en una plaza importante a este lado de los Pirineos gracias a las grandes veladas que tienen como plato fuerte a Sergio García. Antes que él, fue Dani Rasilla quien estaba en lo más alto del boxeo cántabro, pero nunca pudo pelear en Santander. Lo hizo fundamentalmente en Camargo pero también en Renedo, Solares y otras localidades del territorio cántabro. Fue una vez retirada ‘La Cobra’ cuando su padre, el recientemente fallecido Daniel Rasilla senior, sí logró organizar un buen número de veladas en la capital cántabra que tenían una buena recepción y que supusieron una buena posibilidad de acumular asaltos para todos esos jóvenes valores que se iban construyendo diaria y calladamente en los gimnasios.

Eran veladas amateur pero que dejaron su poso para que ahora Santander vaya por fin no sólo a disfrutar de un evento con combates profesionales, sino también de cierto nivel e incluso con un Campeonato de España en juego. Será el que ostenta el castreño Jon Míguez desde el pasado diez de abril. Sucederá el próximo día treinta de este mismo mes. Y será un día importante porque caerá una barrera que llevaba demasiado tiempo levantada.

La velada será organizada por una de las grandes promotoras del país, una acostumbrada a meter, por ejemplo, a más de diez mil personas en Bilbao para ver al ídolo local. Al que tocará apoyar en la capital cántabra será a un paisano como Jon Míguez, que habitualmente ha peleado entre Bilbao y Castro pero que ahora ha decidido ampliar su margen de influencia. Y su promotora se ha lanzado a probar suerte en Santander con la colaboración de la Federación Cántabra, que entiende que también puede ser una buena oportunidad para que salgan a pelear un buen número de boxeadores amateur de la tierra. Sólo eso, ya garantizará una buena presencia de aficionados.

A éstos habrá que sumar a la marea que suele seguir desde el primer día al propio Míguez y a los aficionados que quieran disfrutar de buen boxeo. La última vez que en Cantabria se pudo disfrutar de una buena velada profesional fue en diciembre del pasado año, cuando ‘El Niño’ saltó a escena por última vez ante Gregory Trenel. Desde entonces, el excampeón de Europa está a la espera de aprovechar la eliminatoria mundialista que tiene firmada y que, probablemente, se vaya hasta el último mes del año. Por eso hay ganas de volver a disfrutar del noble arte y más aún en un escenario novedoso como será el Palacio de los Deportes. Por ahora, sólo se conoce el combate estelar, que será el que mida a Jon Míguez con el maño Jonathan Valero y que se disputará a diez asaltos.

El cántabro se mantiene invicto porque ha ganado los catorce combates que ha disputado, seis de ellos antes del límite. El aspirante al título no tiene un récord demasiado llamativo y se presentará con diez victorias (3 KO), seis derrotas y un nulo. Está ante una gran oportunidad pero es difícil negar el claro favoritismo del actual poseedor del cinturón. A buen seguro que MGZ programará más combates profesionales para que luzca su estreno en la capital cántabra. Que, a partir de la disputa de ese campeonato, Santander pueda pasar a ser una plaza habitual de buenas veladas dependerá de la respuesta que tenga el evento en cuanto a los aficionados se refiere. En su día, la plaza de toros, que era el recinto histórico por excelencia, disfrutaba de históricos llenos. Eran otros tiempos, pero todo vuelve.

Santander vuelve al mapa
Comentarios