16.06.2019 |
El tiempo
Domingo. 16.06.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

BOXEO

Preparándose para acallar el O2

Sergio García está a 24 días de su reto más difícil. En suelo británico dan como claro favorito a Ted Cheeseman. Puede superar cualquier cosa que traiga ‘El Niño’», avisan.

Sergio García, junto a su esquina, a punto de afrontar un combate. / Jorge Ayllón
Sergio García, junto a su esquina, a punto de afrontar un combate. / Jorge Ayllón
Preparándose para acallar el O2

Quedan sólo 24 días para que Sergio García ponga en juego el cinturón de campeón de Europa que ganó el pasado 29 de septiembre en Torrelavega. Esto quiere decir que está entrando en la recta final de su preparación. Da la sensación de que el tiempo pasa muy rápido porque esta vez no se esperan contratiempos como los sucedidos durante la larga espera que precedió a su anterior gran experiencia. Ahora hay gente seria al otro lado de la línea y, de hecho, al púgil torrelaveguense le tocará cerrar una gran velada que se celebrará en el imponente O2 de Londres. Será su gran día; la empresa más complicada que haya acometido nunca porque la lógica dice que cada paso que dé hasta el día que decida echarse a un lado y colgar los guantes será más difícil que el anterior.

Al cántabro no le ha temblado el pulso a la hora de firmar un combate que le obligará a pelear en territorio hostil contra un boxeador protegido por el afamado promotor de la velada. Cree en sus posibilidades y en la puerta que se le abre para presentarse a lo grande en el boxeo británico, que supone subir un nivel en todos los sentidos. También en el económico. Aunque él sabe que no porque ya le avala una trayectoria, lo que va a vivir el próximo día dos de febrero es casi como un nuevo bautismo. Así lo consideran los anfitriones de la gran cita, que da la sensación de que le esperan como si de un cordero camino del matadero se tratara. Pocos ponen allí en duda la victoria de Ted Cheeseman y, de hecho, la pugna es interpretada como un paso previo para que, poco después, el propio púgil londinense se mida por fin a Anthony Fowler, boxeador de Liverpool que en sólo nueve combates ha levantado ya una enorme expectación en el boxeo de las islas.

Sergio García es el campeón y Ted Cheeseman es el aspirante (ni siquiera oficial), pero en Inglaterra dan por favorito a este último. En cierto modo, la situación es similar a la que se vivió durante la primera mitad del pasado año, cuando el favoritismo recayó en el cántabro por mucho que el cinturón descansara en la cintura de Zakaria Attou. No es algo que inquiete en exceso al torrelaveguense porque es una situación que no le coge de nuevas. De hecho, en junio del 2017 fue a Barcelona a medirse con ‘Chaca’ sin que hubiera ni una sola apuesta que le diera ganador. Y ganó con tanta autoridad que el catalán todavía le está buscando. El ‘deja que otros ladren’ que define al gimnasio Kronk en el que  a ‘El Niño’ le creció la barba toma más significado que nunca cuando se ven ante una situación así.

Y lo que ‘ladran’ desde territorio británico es un favoritismo claro para ‘The big cheese’. De hecho, el portal especializado British Boxing News (BBN) ha realizado una encuesta entre  algunas personas relacionadas con el ‘noble arte’ de las islas y pocos dan alguna opción al cántabro. Quien con más énfasis habla de Cheeseman es el agente de deportistas Tim Rickson, que tiene claro que el púgil londinense «va a pelear a nivel mundial en un futuro cercano». «Es ambicioso, agresivo, poderoso y todavía tiene sólo 23 años», precisa. Recuerda Rickson que Cheeseman tiene una gran carrera amateur y que su irrupción en el boxeo profesional ha sido «perfecta», ya que va a pelear por el título continental tras quince victorias en otros tantos combates, nueve de ellos por KO. «Ganó a Chris Jankinson en su sexta pelea, lo que es una gran prueba para cualquier profesional incipiente, y luego frenó a Lloyd Ellett en sólo su séptima pelea», añade. Entiende que el combate contra Sergio García va a ser del gusto del aficionado y que la victoria del inglés le permitirá «dar otro paso más en la escena mundialista dentro de su floreciente carrera».

Recuerda el agente que el boxeador cántabro está el número tres en las listas de la WBC, lo que no le sirve para recalcar lo buen boxeador que es o las dificultades que le va a plantear a Cheeseman, sino para destacar que la victoria de este último le haría «subir rápidamente en la clasificación, ponerse a la altura de Kell Brook (el mejor superwelter británico del momento) y estar cerca del campeón WBC Tony Harryson». Como se ve, en las islas se interpreta el combate como el trampolín que necesita el púgil local y no como un gran objetivo a conseguir. «Obviamente, será una pelea difícil para Ted (Cheeseman), pero creo que puede superar cualquier cosa que traiga García y obtener la victoria, probablemente por puntos», añade.

60% de KOs. El periodista especializado de la BBN Agib Tahlat augura un combate «bastante difícil» para el púgil británico recordando que, en el fondo, ambos contendientes están «en las primeras etapas de sus carreras». «Es un verdadera pelea al 50%, pero voy a apostar por el boxeador de casa porque tiene una impresionante carrera amateur y un 60% de KOs en su trayectoria profesional, lo que puede ser importante en un combate cerrado», precisa.

Por su parte, el boxeador Joe Neale admite que ha visto poco a Sergio García y, en concreto, sólo el combate del pasado 29 de septiembre en el que se proclamó campeón europeo. Considera que el cántabro «se mueve bien y lanza constantes manos», pero cree que su rival del próximo día dos «es un poco mejor en este momento de su carrera», por lo que entiende que Cheeseman «ganará con comodidad a los puntos». Otro púgil británico llamado Jami Speight es más cauto y comienza reconociendo que no conoce «lo suficiente» al cántabro «como para dar una predicción precisa». Con todo, se queda con que le gusta el boxeo de ‘The big cheese’ y con que «es un buen chico y un buen boxeador», por lo que, al final, se anima a vaticinar una victoria local «por decisión unánime o KO a partir del noveno asalto».

Parece claro, leyendo estos vaticinios británicos, que el principal papel de Sergio García el próximo día dos en la capital inglesa será aguar la fiesta que parece preparada para que ‘el gran queso’ dé su salto de calidad. Al torrelaveguense no le parece mal que le otorguen el papel de favorito al inglés. En su día, ya reconoció en estas páginas que le gusta ir a un pabellón con un ambiente hostil para notar cómo, conforme se van sucediendo los asaltos, el personal se va callando y, por lo tanto, admitiendo la superioridad del invitado a la fiesta. Le motiva el reto y se está preparando para ello sabedor de que, boxeando a domicilio, su victoria deberá ser clara para no dar demasiado margen de actuación a las cartulinas en el caso de necesitarlas.

Una velada con enorme cartel televisada por Sky y DAZN

La velada que se celebrará el próximo dos de febrero en el O2 Arena de Londres y cuyo combate estelar será el que mida a Sergio García con Ted Cheeseman con el título europeo del superwelter en juego será el gran punto de atracción del boxeo británico ese fin de semana. De hecho, será emitida por el canal deportivo Sky Sports. Incluso se podrá ver en Estados Unidos mediante la plataforma deportiva, que este año se estrenará en España, DAZN.

La emisión comenzará a las seis de la tarde en hora británica, por lo que serán las siete en territorio cántabro. El combate más importante, el que más importa para los seguidores de Sergio García, no comenzará hasta, por lo menos, cuatro horas más tarde. Y es que, previamente al plato fuerte de la noche, hay preparado un buen menú con otros dos títulos en juego. Lawrence Okolie (10-0-0) pondrá en juego su título británico del peso crucero mientras que Felix Cash (10-0-0) y el nigeriano Rasheed Abolaji (11-4-1, 6KO) boxearán por el título del peso medio de la Commonwealth. Ambos combates serán, como el de ‘El Niño’, a doce asaltos.

A diez será la disputa entre los pesos pesados Jake Ball (12-1-0) y Craig Richars (13-1-0) y a seis los duelos del peso súper medio John Docherty (2-0-0) y el superwelter Scott Fitzgerald (11-0-0), que aún tienen por atar a su contrincante. A escasas tres semanas para que llegue el gran día, las entradas están, lógicamente, ya a la venta a treinta, cincuenta u ochenta libras. Quien se lo pueda permitir y quiera darse un gustazo, también podrá pagar 150 libras por ocupar una plaza VIP y disfrutar del espectáculo de la mejor manera posible. A buen seguro que entre los aficionados estarán los incondicionales de Sergio García. 

Comentarios