12.08.2020 |
El tiempo
miércoles. 12.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

Pedreña, tercera en la Bandera de Castro

  • La regata la ganó con gran autoridad Santurtzi, que dejó al segundo clasificado a 24 segundos
  • Los trasmeranos fueron de menos a más hasta remontar a Kaiku e Isuntza
  • Por fin debutó astillero
Hubo un total de 24 traineras en competición en la mañana de ayer en el triángulo de Castro.
Hubo un total de 24 traineras en competición en la mañana de ayer en el triángulo de Castro.
Pedreña, tercera en la Bandera de Castro

La ‘Sotera’ no encontró rival en la mañana de ayer en Castro, donde se dio el pistoletazo de salida al intenso mes de marzo de traineras que, como es habitual, acogerá Cantabria. Los entrenados por Iker Zabala llegaron con la vitola de favoritos y no decepcionaron al no tener en frente tampoco a las embarcaciones que le podrían haber dado réplica, como son Orio, Hondarribia o Zierbena. Quien más cerca se quedó fue la ‘Bou Bizkaia’ de Bermeo pero no logró poner emoción a la disputa por la bandera porque se quedó a 24 segundos mientras que el tercero quedó a más de un minuto. Lo bueno fue que ese tercer peldaño del cajón fue para un cántabro. En concreto, para Pedreña, que sí tuvo que exprimir al máximo el motor para superar a Isuntza, de quien apenas le separó un minuto, tras un tramo final de regata en la que los trasmeranos se sintieron especialmente poderosos.

La XXIII Bandera de Castro Urdiales sirvió para homenajear a Lorenzo Garma, cuyo hijo Cristian llegó patroneando esta vez a la trainera de Pedreña. El campo de regatas fue el tradicional triángulo que, al contrario de lo que sucede en este tipo de pruebas invernales, permite al aficionado seguir buena parte del recorrido, lo cual se agradece porque lo habitual es verlas pasar como quien sigue una carrera ciclista en la cuneta. Los senior masculino incluso dan dos vueltas al recorrido y eso da más tiempo para estudiar las remadas de cada uno, ver quién va a bordo y quién no y cómo avanza la preparación de cada uno de los equipos.

La mañana se hizo dura, lo que no cogió desprevenido a nadie porque ya se anunciaban condiciones complicadas. Al final, incluso fueron menos de las esperadas. Respetó la lluvia pero sí hizo acto de presencia un viento racheado, muy intenso por momentos, que provocó a la mar y que cambió de dirección a capricho. Cuando tocó ir en busca de la baliza que salía a la mar, al corazón del habitual campo de regatas de Brazomar, los botes se encontraron con una ola complicada no sólo por su suciedad y constancia, sino porque llegaba de costado. Era pretemporada, pero fue un día duro. De hecho, hubo quien estuvo remando media hora.

Hubo 18 traineras masculinas a competición mientras que sólo hubo dos femeninas. En este último caso, al bote local sólo le dio réplica Mundaka, que no entró de lleno en la disputa por la victoria porque acabó marcando un tiempo en meta más de dos minutos superior al de ‘La Marinera’. Entre los hombres, Santurtzi B (los de morado se presentaron con tres botes) quedó fuera de regata por no haber rectificado la primera ciaboga, la cual libraron por estribor. Conscientes del periodo en el que están, dieron prioridad a no perder su remada que a pelear por una mejor clasificación. Quien sí salió con ambición fue Pedreña, lo que le permitió hacerse con una tercera plaza que le puso incluso por delante de equipos de la ACT como Isuntza y Kaiku, lo cual satisfizo los objetivos con los que acudieron a Castro.

La regata de los trasmeranos fue claramente de menos a más. De hecho, cuando pasó por vez primera por meta, su tiempo era peor que el de lekittarras y sestaotarras, pero en la segunda vuelta, cuando se encontraron con peores condiciones, fueron capaces de dar la vuelta a la situación. De hecho, en los últimos ocho minutos de regata, le remontaron trece segundos a Isuntza. Eso da señal de poderío y potencia.

La buena clasificación final de los entrenados por Joseba Fernández les permitió ser los más rápidos de las pocas traineras de la ARC 1 que se presentaron en Castro. También lo hicieron Getxo, Camargo y Astillero. La presencia de estos últimos fue una de las grandes noticias de la mañana porque todavía no habían tomado parte en ninguna regata invernal. Al comenzar tarde la pretemporada, dieron prioridad a profundizar en la preparación de un equipo que es prácticamente nuevo respecto al curso anterior. Ha habido mucho trabajo por hacer y poco a poco irán mostrando los resultados que confían obtener. Sobre todo, confían hacerlo en este mes en el que se acumulan los descensos de Colindres (el próximo sábado), Astillero (el día 14) y el de Santoña el próximo día 21, que también servirá para acoger, por tercer año consecutivo, el Campeonato Autonómico de larga distancia. Este pasado fin de semana se celebró el de Euskadi y, aunque la participación fue muy pobre, eso condicionó la participación en la cita castreña.

La ‘San José’ quedó muy lejos de Pedreña pero también fue casi medio minuto mejor que Camargo, que no mostró en Castro un alto ritmo de paladas. Es algo que sucede habitualmente en este tipo de pruebas en las que no todos salen con la misma intensidad ni con sus mejores alineaciones. En el fondo, están para probar cosas y para ir mostrando una evolución. Así, sólo dos puestos por detrás de la ‘Virgen del Carmen’ terminó la trainera anfitriona, que fue ‘La Marinera’. Ésta paró el reloj en los 27 minutos justos, lo que da una buena señal de la dureza que ofreció ayer el recorrido. 19 segundos más empleó AN Castro, que fue duodécimo, mientras que las tres embarcaciones más lentas en la mañana de ayer fueron cántabras. Fueron, por este orden, IRC Santoña, Colindres y Suances.

En el fondo, a menudo los resultados no sirven para demasiado pero sí pueden servir para añadir confianza a bordo. Santurtzi ya tiene mucho de eso porque ha conseguido reunir a una auténtica selección de remeros que será difícil que le permita luchar por la liga por el tema de los cupos pero que le convertirá, posiblemente, en el gran favorito en los campeonatos y en aquellas regatas en las que, como ayer, da igual cuántos canteranos o remeros propios lleve uno a bordo.

Pedreña, tercera en la Bandera de Castro
Comentarios