23.09.2020 |
El tiempo
miércoles. 23.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Pedreña sigue a lo suyo

Los remeros de Pedreña posan con la cuarta bandera conseguida esta temporada.
Los remeros de Pedreña posan con la cuarta bandera conseguida esta temporada.
Pedreña sigue a lo suyo

Qué bonito es Getaria. Es lo que seguramente repetirán durante muchos meses los remeros, técnicos, dirigentes y aficionados pedreñeros. Tres veces la han visitado en el último mes y otras tantas banderas se han llevado de allí. De hecho, suman prácticamente todas sus regatas por victorias, lo que les convierte en una embarcación que da la sensación de que ya está en otro nivel y de que ya ha hecho buena parte de lo que tenía que hacer este verano. De hecho, ha conseguido tanta ventaja respecto al tercer clasificado que incluso podría permitirse un error o una descalificación en una regata y seguiría siendo líder. Y eso que sólo se han disputado cinco jornadas. Así de grande es su dominio.

Ayer a los entrenados por Joseba Fernández, que recuperaron su trainera negra tras las pruebas realizadas con la de Lapurdi durante la Bandera El Corte Inglés y el Campeonato de España, no quisieron negociar nada. Después de un parón como el que ha tenido la competición, sus rivales podían tener la esperanza de dar un vuelco a la historia y comenzar a enseñar su proa, pero los trasmeranos no les dieron oportunidad. Con una salida potente, en el primer giro ya les sacaban tres segundos a su gran y prácticamente único rival, que intentó seguir la estela del líder pero no pudo. La ‘Libia’ no hizo más que perder tiempo a cada palada que daba hasta cruzar la meta siete segundos más tarde que la embarcación que ha ondeado ya cuatro banderas, tres de ellas en ese mismo y complicado campo de regatas de Getaria.

La mañana se presentó con algo de viento y una pequeña ola lateral que dificultaba la remada. Nunca se navega a gusto en ese técnico y complejo escenario, pero los patroneados por Cristian Garma han demostrado moverse ahí como en casa. Ayer sólo tuvieron a dos rivales en su tanda porque respetaron el sitio de Getaria, ausente por estar sus remeros aislados tras detectar un positivo por Covid, lo que hizo que, a partir de ahora, la clasificación general se realice mediante coeficiente (puntos obtenidos entre regatas disputadas).

Poca emoción parece que va a haber en la pelea por los dos primeros puestos que deben dar derecho a disputar el playoff pero cada día se alimenta más la pugna por la salvación. Astillero quiere dar guerra y ayer confirmó su evolución marcando el noveno mejor tiempo y quedándose a ochenta centésimas de Camargo, que acumuló su segunda regata sumando unas dudas que habían sido certezas en las tres primeras jornadas ligueras.

La ‘San José’ pudo contar ayer, por vez primera en liga, con Cristian Cortijo, lo que le debe dar un plus si encuentra la manera de tener continuidad durante las siete regatas que quedan por delante, contando la de hoy. El bote azul comenzó con la matrícula de Donostiarra B grabada a fuego porque era la que marcaba la salvación y estaba a un solo punto cuando se bajó la bandera blanca. Sin embargo, aunque mantuvo su ritmo durante los dos primeros largos, en el tercero terminó poniendo agua de por medio y los cántabros tuvieron que reconsiderar sus objetivos. De pronto, se vieron con una trainera de desventaja respecto a quien había marcado como su gran objetivo y con una renta más que considerable respecto a las dos embarcaciones con las que compartió el primer acto y que viajaban detrás. Había que aclarar las ideas.

Quien se quedó fuera de juego por unas razones que ni siquiera ellos podrán explicar fue Orio B, que llegó muy tarde y que ha pasado a ser el equipo que marca la salvación. Hoy pasarán a ser los ‘aguiluchos’ los grandes rivales a batir. Lo bueno es meter a muchos en la pelea. Cuantos más mejor. Con todo, los azules pretenden seguir con la idea de dejar siempre a dos por detrás aunque mejor sería que siempre fueran los mismos. Sean quienes sean. Getxo parece condenado a ser uno de ellos.

Hoy Camargo pasará a competir en la primera tanda no porque sus dos últimas regatas hayan sido tan malas que le hayan metido en el agujero, sino porque la ARC se ha inventado para esta tarde un campo de regatas a seis calles. De partida, parece una locura y una auténtica trampa, pero habrá que ver el resultado. Ayer la ‘Virgen del Carmen’ se quedó muy atrás desde un segundo largo en el que no encontró su remada. A partir de ahí, la segunda mitad de la prueba se le hizo excesivamente larga hasta dejar un tiempo peor que el del ganador de la primera tanda y menos de un segundo mejor que el de Astillero, al que le hizo un flaco favor por colarse entre él y Donostiarra B.

Ese segundo acto supuso un apretado duelo entre Deusto y Arkote que no se decidió hasta el último largo, en el que los de Plentzia se perdieron entre esa complicada ola que no fueron capaces de encontrar. En terreno de nadie se quedó Zumaia y ya detrás, a una velocidad que no iba con ella, la ‘Virgen del Carmen’. Los de verde fueron más lentos en la última regata liguera de julio y en la santanderina Bandera El Corte Inglés y ayer sólo fueron menos de un segundo mejores mientras que habían marcado amplias distancias con ellos en las primeras jornadas ligueras. Es algo que motivará a unos y preocupará a otros aunque lo bueno es que los hombres de Pedro Gabancho comenzaron tan bien que incluso tienen un cómodo colchón respecto a la primera tanda.

Pedreña sigue a lo suyo
Comentarios