26.10.2020 |
El tiempo
lunes. 26.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Pedreña ya mira al futuro

Joseba Fernández está dispuesto a continuar y el club quiere que continúe, por lo que, si no sucede nada, en los próximos días se anunciará su renovación  |  Buena parte de la plantilla ha confirmado que seguirá en el proyecto

Pedreña, en la salida de la final del Campeonato de España. / Reguera
Pedreña, en la salida de la final del Campeonato de España. / Reguera
Pedreña ya mira al futuro

Al pastel elaborado por el remo cántabro en general y por Pedreña en particular a lo largo del verano recién concluido le faltó la guinda. Ésta debía haberla colocado la trainera trasmerana el pasado fin de semana pero dio al palo. Había puesto el champán a enfriar porque tenía la certeza de que, haciéndolo bien y manteniendo el nivel mostrado durante todo el verano, sería complicado quedarse sin el premio gordo. Pero sucedió así. Se quedó sin postre. No se puede decir que la embarcación del este de la bahía hiciera malas regatas en Bermeo y Portugalete o que quemara sendas tracas, pero lo cierto es que no le dio para quedar entre los dos primeros en ninguno de los dos días. Se quedó fuera de juego porque los hubo mejores. No hay mucho más.

Están siendo días de reflexión en Pedreña. Sobre todo, entre los integrantes de la tripulación y los encargados de ponerla en forma para saber qué pudo fallar a la hora de la verdad. Desde multitud de lugares oyen cómo se dice que lo sucedido el pasado fin de semana no debe empañar la gran temporada que ha conseguido completar la cuadrilla pilotada por Joseba Fernández pero lo cierto es que a ésta no le vale. Desde el primer día de entrenamiento tuvieron entre ceja y ceja la consecución del ascenso, era lo que daba sentido a todo, y no lo consiguieron. Lo que es indudable es que por el camino dejaron el título liguero, ocho banderas de la ARC 1, las tres disputadas en Santander, el Campeonato de Cantabria y una participación brillante en el de España. No está nada mal, pero faltó la guinda. Si no hay guinda, tampoco hay champán.

Lo mejor que pueden hacer los integrantes del club pedreñero es aprender de lo sucedido el pasado fin de semana. Fue la primera vez en su historia que Pedreña afrontaba un reto similar y a menudo hay que pagar la novatada. Y será bueno haber tomado buenos apuntes porque la intención del club blanquinegro es volverlo a intentar el próximo año y, a poder ser, con la lección aprendida para que el resultado sea otro. Porque el proyecto iniciado ahora hace doce meses a partir de la celebración del 125º aniversario del club va a continuar en el 126º. Lo tienen claro al este de la bahía. Tanto es así, que desde un principio han apostado por no detenerse demasiado a llorar por lo que pudo ser y no fue, sino pasar página y comenzar a pensar ya en el próximo año.

Y el próximo año va a ser complicado porque se anuncia una ARC 1 de una calidad tremenda. Para empezar, seguirán ahí los mismos que han estado arriba este año porque nadie ha ascendido. Y es de esperar que San Juan y Deusto ofrezcan proyectos mejorados o que Getaria y Arkote, con tripulaciones repletas de juventud, den aún más de sí al contar con un año más de experiencia Además, bajará Kaiku, comandado por Miguel Ángel Ruiz Camus, procedente de la ACT y subirán ‘La Marinera’ y Lapurdi desde la ARC 2. A todo ello hay que sumar a Camargo, que pretenderá recuperar el proyecto que antes del confinamiento parecía tener potencial para mirar a los ojos casi a cualquiera, y Astillero, que tras salvar su año más complicado querrá comenzar a dar pasos hacia delante.

competencia. Este repaso hace evidente la competencia que va a haber para formar cuadrillas competitivas. Más aún en Cantabria porque habrá cuatro representantes en la categoría de plata. Y no está el remo cántabro en los últimos tiempos sobrado de efectivos. Como siempre, serán muchos los que quieran a los mismos porque no hay tantos para responder a las ambiciones de cada uno.  Buena parte del talento se va fuera y es complicado cortar esa dinámica sin ofrecer la posibilidad de competir en la ACT. Y eso el remo cántabro no lo ofrece ahora. Por vez primera en las casi dos décadas de historia de la máxima categoría, se van a enlazar dos veranos consecutivos sin trainera alguna de Cantabria compitiendo en la misma. Mientras, ya serán tres las gallegas que haya en el agua en el 2021.

En Pedreña están tranquilos porque tienen la plena confianza de que buena parte del bloque de remeros que se quedaron a las puertas del ascenso esta pasada temporada continuarán. Y también lo hará su entrenador Joseba Fernández, que es el pilar sobre el que gira ese salto de calidad que dio el proyecto deportivo hace doce meses. Él quiere seguir y la directiva encabezada por Calixto Presmanes quiere que continúe, así que ambas partes creen que no debería haber problema alguno para que, en pocos días, se haga oficial la renovación.

Lejos de tirarse del barco por no haberlo conseguido a la primera, el entrenador pasaitarra tiene entre ceja y ceja una idea que obliga a mirar a medio plazo. Aunque no sea un reto que le hayan marcado desde el club y mucho menos una obligación, él mismo se planteó el objetivo, tras comprometerse a iniciar una nueva etapa como entrenador de Pedreña, de, por lo menos, dejar a su trainera en el mismo lugar que estaba cuando hubo que interrumpir el proyecto que ya liderara la década pasada. Aquella etapa duró tres años y el equipo blanquinegro logró acabar cuarto la liga, ser finalista en campeonatos de España y remar la tanda de honor de La Concha. De hecho, en el este de la bahía siguen teniendo muy claro que debían tener en sus vitrinas la del 2005.

En Pedreña ya han pasado página y quieren empezar a trabajar desde ya en el próximo curso. De hecho, ya habían empezado antes porque no podían esperar a que culminara la temporada para moverse. Nadie lo hace. Menos aún, los que dieron por concluido su verano en la última regata liguera, de la que hace casi un mes. Deja atrás el equipo trasmerano una temporada en la que al menos ha vuelto a aparecer en primer plano, algo que hace mucho que no conseguía. Su última temporada en la ACT ya fue para olvidar y, una vez que cayó a la ARC 1, en ningún momento fue capaz de ir más allá de la segunda tanda por mucho que sus esperanzas iniciales fueran mayores. En esta ocasión, desde un primer momento ha apuntado alto y ha cumplido. Ha recorrido el camino que debía recorrer cosechando a medida que avanzaba por el mismo una buena colección de éxitos. Ha llegado a donde tenía que llegar y, a partir de ahí, se ha chocado con la peor parte del deporte. Porque ni siquiera puede recurrir Pedreña a la pataleta de la mala suerte, el mal día, la mala calle o las peores condiciones. Todos remaron por el mismo sitio y no se vino abajo de manera estrepitosa, sino que estuvo metido en el ajo en todo momento. Simplemente, le ganaron. Los hubo mejores y más rápidos. Perdió el playoff más apretado de la historia. Tanto, que si se repitiera el próximo fin de semana, posiblemente daría un resultado bien diferente. Decidieron los detalles y quizá el detalle que echó a perder a los entrenados por Joseba Fernández fue ese maldito tercer largo de Bermeo. Es, simplemente, deporte. Así funciona.

Pedreña ya mira al futuro
Comentarios