18.06.2019 |
El tiempo
Martes. 18.06.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

Pedreña mantiene el pulso

Las importantes bajas de Vasile Matei, Ionel Sorin y, por ahora, Chema Expósito, las ha compensado con las incorporaciones de Cristian Ocejo y Luis López, que vuelve a casa.

La trainera de Pedreña comenzó a entrenar ya hace un par de semanas.
La trainera de Pedreña comenzó a entrenar ya hace un par de semanas.
Pedreña mantiene el pulso

Las traineras cántabras ya están en acción; ya han comenzado un largo y exigente camino que dura meses de trabajo poco agradecido. Las fugaces vacaciones quedaron atrás y toca atacar un invierno de prácticamente ocho meses que tiene como principal objetivo preparar una temporada de apenas tres. Pocos dudan a estas alturas de la dureza del deporte del remo. Por eso es difícil explicar la pasión que lo mueve. En territorio cántabro se ha convertido en costumbre sufrir otoños de muchas incógnitas a la hora de reunir cuadrillas con las que salir a competir al año siguiente, pero parece que la situación ha cambiado ligeramente. Es cierto que por el camino se ha caído Laredo y que Colindres sigue teniendo problemas, pero algo tiene la ‘San Ginés’ que siempre logra mantenerse a flote. A cambio, ha surgido AN Castro, que pretende competir en la ARC 2 el próximo curso y que ya está entrenando para ello, y en el mismo pueblo  ya ejerce también ‘La Marinera’, que en esta ocasión no sólo no le faltan efectivos, sino que le sobran. Pinta bien esta vez el proyecto que pilota Kike Vitoria.

Donde también andan bien de número de remeros es en Santoña, que han perdido algunas piezas importantes (sobre todo, los castreños) pero que, a la espera de que no se queden demasiados por el largo camino, algo con lo que siempre hay que contar, parece que no va a tener tantos problemas para llegar a junio como el curso pasado. José Cuero ya ha comenzado su tercera experiencia como entrenador tras la de Colindres y Castro mientras que en Pedreña han salvado el otoño de manera positiva. Hace dos semanas que están entrenando a las órdenes de nuevo de Ángel Gómez Bedia y están satisfechos con una plantilla que aún confían en hacer más fuerte.

Como en todo equipo, ha habido bajas. A día de hoy, hay tres titulares del verano pasado que no seguirán a bordo en el 2019. Uno de ellos es Vasile Matei, que, como ya se contó en su día en estas páginas, aceptó el reto de entrenar a Camargo cogiendo el testigo cedido por Lolo Gutiérrez. Además, en principio tampoco seguirá a bordo Sorin Ionel, que en el 2018 puso un paréntesis a su retiro, que parece ser que continuará. Además, en el aire está el futuro de Chema Expósito, que todavía no se ha comprometido con nadie y cuya continuidad a bordo del equipo trasmerano tampoco está descartada. A parte de estos tres remeros, importantes en la bancada pedreñera, tampoco seguirán el joven Víctor Bedia, ni Jesús Mari Rivas ni el patrón Santi López, que llegó en agosto para intentar dotar de experiencia y veteranía a la popa a la par de restar presión al joven Kevin Ruiz. Estos tres últimos tuvieron una presencia en competición prácticamente anecdótica.

Todas estas salidas hay que compensarlas con llegadas y, para conseguir que éstas se produjeran, ha habido que gastar muchas horas de teléfono y echar mano de una intensa labor de persuasión. Como ya viene siendo costumbre, el capítulo de llegadas o de refuerzos está fundamentado en remeros de la casa que o bien estaban en otro equipo o bien en sus casas. Además, también van a apostar Ángel Gómez Bedia y Alejandro Mantilla en los frutos que da la cantera y, en concreto, en tres juveniles que van a dar el paso a la trainera, que son Javier Aja, Cristian Ruiz y José María Acebo.

Hijo pródigo. Como un hijo pródigo ha sido recibido Luis López, remero canterano que el curso pasado decidió cambiar el blanco de Pedreña por el azul de Astillero. Fue de la mano de su amigo Pablo Hernando, que seguirá en la ‘San José’ al igual que sus dos hermanos, Mario y Miguel. Para Ángel Gómez Bedia se trata de un remero importante, joven, canterano, ligero y muy técnico que a buen seguro será un habitual en la bancada. Junto a él, también vuelve Cristian Ocejo, otro joven remero de la casa que, en su caso, no pudo estar a bordo el curso pasado por cuestiones laborales. Se trata de un remero que ya tiene un buen número de regatas a sus espaldas y que acostumbra a bogar en la proa de la embarcación.

Otro remero formado en Pedreña y que vuelve tras, en su caso, varios años alejado del remo, es José Carlos López. Además, Javier Peña, remero que el curso pasado hizo la pretemporada con Astillero, también remará para el club del este de la bahía, al igual que David Arriola, que es quien, a día de hoy, culmina la nómina de incorporaciones. Éste es un remero ya experimentado, de 33 años y formado en Ciudad de Santander, donde ya conoció a Alejandro mantilla. En el 2008 se incorporó a Astillero pero sólo estuvo una temporada. Después, estuvo un par de años en tierra hasta que formó parte de la tripulación que reflotó el Club de Remo Santander. Lo hizo hasta el 2013, cuando fichó por Camargo y donde coincidió con el propio Ángel Gómez Bedia, que aquel año se encargó de la preparación técnica de la ‘Virgen del Carmen’.

A todos estos nombres citados hay que sumar a la vieja guardia, que sigue al pie del cañón. Continuarán a bordo Carlos García, Edu Carriles, Gabi Ortiz, Miguel Martínez, Roberto Labrada, Carlos Diego, José Alberto Cano, Roman Renita, Francisco San Emeterio, Miguel Lado, Víctor Fernández y también Álex Renero, que se subió a bordo el curso pasado. Se trata de una plantilla a la que no le sobran efectivos pero que confía en llegar al mes de junio en disposición de competir y de reforzarse por el camino.

Carlos Iriondo con Santoña y Lolo Gutiérrez con Castro

Que cada una de las traineras cántabras ya estén preparando la próxima temporada no quiere decir que las plantillas estén cerradas. Nunca lo están cuando se habla de remo porque siempre puede llegar alguien y, sobre todo, siempre hay quien se va perdiendo por el camino porque surgen obligaciones personales, estudiantiles o laborales. En la ‘Virgen del Puerto’ han contado con un fichaje con experiencia en la ACT como Carlos Iriondo, que se ha puesto a las órdenes de José Cuero. El pasado verano, después de abandonar Astillero al no poder compaginar su trabajo con las exigencias de un club ACT, acabó remando para la ‘San Ginés’ de Colindres. Ahora, no se ha ido muy lejos y lo hará para la ‘Virgen del Puerto’. En Santoña cuentan con casi treinta remeros. Respecto al curso pasado, mantienen el bloque con la excepción de los remeros castreños que han vuelto a casa al ver que parece que el proyecto de ‘La Marinera’ ya es más serio. Entre éstos, hay remeros importantes como Igor Llaguno, Mikel Abad y Sergio Colino.

A estos hay que sumar a los también castreños Pedro Gabancho, que decidió no continuar como entrenador, y su mano derecha Gerardo Ranero.  Tampoco seguirá en el equipo Iván Cano, que se sumó al mismo a última hora del curso pasado y que volverá a México, a donde le han llevado las obligaciones laborales. Para compensar las salidas, en el club han conseguido la vuelta a la práctica deportiva de algunos remeros de la casa que llevaban varios años sin competir o a otros procedentes de otros clubes como José Luis Saiz o el citado Iriondo, a quien todo el mundo conoce como ‘Perdi’ en el mundo del remo.

Confían en no sufrir las apreturas numéricas de la campaña pasada. Lo bueno es que parece que se acerca otra buena generación de juveniles fruto del buen trabajo de la escuela, que este año ronda los cuarenta integrantes. Además, la intención es competir con un batel femenino, lo que será otro paso adelante. También es noticia otro santoñés como Lolo Gutiérrez, un incombustible que, una vez concluida su exitosa etapa en Camargo, ha vuelto a Castro, de cuya trainera B se encargó antes de su aventura camarguesa.

Es uno de los que está entrenando a las órdenes de Kike Vitoria para intentar reflotar el prestigio de ‘La Marinera’. Parece que Castreña ha pasado página y, cuando se percibe seriedad, se da un potente polo de atracción.

Comentarios