03.12.2020 |
El tiempo
jueves. 03.12.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

El largo camino de Zarautz para cortar los ascensos

Necesitará el voto a favor de 10 socios de la act para que su propuesta sea puesta encima de la mesa y de ocho para ser aprobada

Pedreña, persiguiendo a Astillero en la Bandera Sotileza del pasado año. / ALERTA
Pedreña, persiguiendo a Astillero en la Bandera Sotileza del pasado año. / ALERTA
El largo camino de Zarautz para cortar los ascensos

Los clubes cántabros que militan en ARC 1 no sólo ven pasar estos días con la incertidumbre de qué va a suceder en su liga, si se va a celebrar y, en su caso, cómo se va a disputar, sino también sobre lo que va a suceder un piso más arriba, en la ACT. Desde la pasada semana, se conoce la propuesta lanzada por el Club de Remo Zarautz para evitar que haya descensos y ascensos durante esta próxima temporada, algo que, como cabía esperar, va a contar con algunos apoyos. Sobre todo, con los que saben que su permanencia en la máxima categoría podría correr peligro. Lo que no está tan claro es que vaya a tener los suficientes para salir adelante, ya que hace falta un respaldo muy amplio para cambiar los estatutos de la liga de traineras más mediática de todas.

Zarautz fue quien redactó y emitió la propuesta para incluirla en el orden del día de la asamblea que celebrará la asociación el próximo día treinta pero lo hizo con un respaldo ya detrás. Hay quien lo ve como un clavo ardiendo al que no cuesta nada aferrarse porque nada se pierde de antemano. El peligro es que, de salir adelante, dejaría a los equipos de la ARC 1 con escasos alicientes por los que salir a remar este próximo verano. Sobre todo, a quienes aspiran a colarse en la pelea por el ascenso. Los cuatro nombres en los que piensa todo el mundo al citar a los favoritos para dar el salto son los dos pasaitarras (San Pedro y San Juan), Deusto y Pedreña. Y todos ellos se han pronunciado ya en contra. No cabía esperar lo contrario. Con todo, no son los únicos a los que les podría afectar porque ni siquiera Camargo y Astillero, los otros dos clubes cántabros que saldrán a competir en la categoría de plata, descartan nada a priori. No hay por qué hacerlo. Será el agua la que diga quién está ahí arriba y quién no.

Si prospera la propuesta de Zarautz, muchos clubes de la ARC 1 se pueden encontrar con la obligación de remar sin el aliciente del ascenso y, para colmo, sin premios que llevarse a la boca tras el esfuerzo. En la reunión telemática mantenida el pasado viernes, ese tema apenas se puso encima de la mesa. Se da por hecho. También es cierto que no había ningún representante de los grandes protagonistas de este circo en el cónclave. Por lo tanto, sin poder competir por ascender, sin una recompensa económica que al menos aporte algo positivo y sin ni tan siquiera poder disputar la regata de casa, a muchos se les podría hacer bola el verano después de tantos meses entrenando. Todo lo que era ilusión se podría teñir de negro.

La esperanza que tienen las embarcaciones de la ARC 1 es que no es fácil cambiar los estatutos de la ACT. Simplemente para que la propuesta de Zarautz sea puesta encima de la mesa y sea debatida, necesita la aprobación de cinco sextas partes de los socios. Es decir, que necesitaría diez votos a favor. Después, para que saliera adelante después de que cada uno diera su punto de vista, haría falta el sí de ocho de los doce clubes. Lo cierto es que el mundo del remo, sobre todo en sus interioridades y en el intercambio de favores e intereses que se cruzan, todo es posible. Con todo, parece que la aceptación que debiera tener el movimiento es muy amplia. No será fácil que salga adelante pero, hasta que no se termine la historia, habrá muchos que no duerman bien.

televisión. A buen seguro que tendrá mucho que decir la ETB, que es la encargada de emitir las regatas y que, lógicamente, quiere que tengan interés todas las tandas. Y la primera quedaría descafeinada sin el lobo del descenso dejando su aliento en la popa de las embarcaciones. No le interesa eliminar el descenso y quedarse sin ese aliciente extra que permite que no sólo la tanda de honor y la pelea por la bandera de turno tengan interés.

La última vez que la ACT cambió sus estatutos fue para eliminar el artículo que daba derecho a que al menos un equipo de cada territorio tuviera representación en la liga. Aquello salvó el cuello a Astillero la misma temporada que descendió Pedreña y, de hecho, se libró de disputar el playoff gracias a ese artículo que, ante la fatalidad de los trasmeranos, le aseguraba ser el último cántabro al año siguiente. Fue aquella la única ocasión en la que hubo que articular esa cláusula y, para que no se volviera a repetir esa historia, meses después se cambió ese artículo por unanimidad. Es difícil que Zarautz obtenga tanto apoyo.

El club guipuzcoano fundamentó su petición en un vaticinio, que es el de que, durante la presente temporada, «va a afectar muchísimo el factor suerte al nivel deportivo debido a las múltiples casuísticas que pueden derivar de las consecuencias de la pandemia». No detallaba a qué se puede referir al haber afectado ésta a todos por igual, pero, como considera que «no sería justo dejar en manos del azar un tema tan serio como el de los ascensos y descensos», propone que no los haya.

El Club de Remo Zarautz encuentra «necesario» que, tras el verano de regatas, «haya un ganador y una clasificación». De hecho, afirma que «todos los socios» están de acuerdo en este punto. Sin embargo, parece que sólo puede ser válido lo que suceda por arriba. «No es necesario que haya ascensos ni descensos», afirma. «Menos, en un año tan atípico como este», añade.

El club guipuzcoano afirma que tomar la decisión de anular la posibilidad de descender «daría una imagen de seriedad ante la opinión pública, pues se evitarían posibles casos en los que se tuviese que actuar de manera precipitada sobre problemas que requiriesen un determinado tiempo para tratar». Además, concluye asegurando que «los escenarios que se plantean en las ligas inferiores (tanto ARC como LGT) implican una alta afectación del azar».

Lo cierto es que, independientemente de los vaticinios de Zarautz, la ACT sigue hacia delante y contempla la posibilidad de completar su calendario de regatas. Para ello, esta semana incluso va a comenzar a realizar tests a sus remeros. Periódicamente se está reuniendo con los clubes y será el próximo día 30 cuando se celebre la asamblea en la que ya quedará todo un poco más claro. Sería fundamental que País Vasco y Cantabria entraran en fase dos para poder empezar a dar pasos adelante en cuanto a los entrenamientos se refiere.

El largo camino de Zarautz para cortar los ascensos
Comentarios