28.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 28.10.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

Lapurdi frena a Castreña

Los remeros de Castro posando con una nueva bandera.
Los remeros de Castro posando con una nueva bandera.
Lapurdi frena a Castreña

Lapurdi rompió ayer en Santander la racha triunfal de ‘La Marinera’. El bote galo ganó con la autoridad con la que lo ha hecho otros días el castreño. Tomó la proa de la regata en las primeras paladas y, a partir de ahí, se dedicó a mantener a raya a su perseguidor, de quien ya lo sabe todo a estas alturas. Es consciente de su peligro y por eso no dejó de darlo todo en cada palada hasta atravesar la línea de meta. Allí, las dos embarcaciones rojas volvieron a felicitarse mutuamente porque son conscientes de que ambos están escribiendo una serie de batallas de las que unen.

La tarde se presentó mucho más complicada que la mañana. Sobre todo, al iniciar la primera tanda. Entonces se hizo muy presente en el campo de regatas un intenso viento que ensució la mar. Lo bueno es que pronto comenzó a amainar dejando una ola mucho más limpia y haciendo el trabajo un poco más sencillo para las tripulaciones, ya que las del primer acto sufrieron de lo lindo, sobre todo a la hora de buscar balizas exteriores.

Curioso fue el baile que firmaron Zarautz B e IRC Santoña en el tercer largo. Aunque el primero iba por la calle uno y el segundo por la dos, de pronto se vio al bote cántabro a babor del vasco, que iba en todo momento por delante. Sin embargo, de pronto, el filial de la ‘Enbata’ realizó un brusco cambio de rumbo enfilando su proa hacia una supuesta calle siete. ¿A dónde iba?, se preguntaban en tierra. De nuevo puso a la ‘Virgen del Puerto’ a estribor pero daba la sensación que se dirigía a una boya que no era la suya. De este modo, de nuevo tuvo que rectificar al acercarse a la última maniobra permitiendo, en definitiva, que los santoñeses, que avanzaron en todo momento delante de Santurtzi y que libraron el último puesto por vez primera este verano, les recortaran media docena de segundos que volverían a su ser en el último viaje de vuelta.

La mar estaba tan sucia y el viento era tan intenso que decidieron realizar salida rápida en todas las tandas por mucho que la situación se fuera estabilizando después. En el segundo acto, AN Castro se vio muy por detrás de Busturialdea y Mutriku pero mantuvo bajo control a Hibaika, que pretendió ponerle en problemas pero de quien se terminó librando en la segunda mitad de la regata.

Todo el mundo sabía que la bandera iba a estar en la tanda de honor porque hay mucha diferencia entre ellos, sobre todo entre los tres primeros de la general, y el resto. Durante el primer largo, los tres dominadores del verano en esta categoría de bronce avanzaron prácticamente a la par mientras Portugalete iba perdiendo terreno. Así, visualmente al menos, giraron prácticamente al unísono prometiendo una tarde de emociones fuertes. Sin embargo, la embarcación lapurtana encontró mejor ola apuntando hacia tierra. Tanto es así, que cuando giró por segunda vez ya llevaba dos traineras de renta respecto a su gran rival del verano. Quería ‘La Marinera’ gustarse en la primera regata en territorio cántabro pero tendrá que esperar a la segunda oportunidad que brindará Santander hoy mismo. Los equipos acudirán ya con un mayor conocimiento del campo de regatas y con Castreña queriéndose quitar el mal sabor de boca que le pudo dejar ayer quedar a trece segundos de Lapurdi. Que una segunda plaza deje un regusto amargo es el mejor síntoma posible sobre lo buena que está siendo la temporada para la trainera roja castreña. 

Lapurdi frena a Castreña
Comentarios