26.08.2019 |
El tiempo
lunes. 26.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

La oportunidad de La Concha

La ‘Pedreñera’ de Pedreña, en plena regata. / José Ramón
La ‘Pedreñera’ de Pedreña, en plena regata. / José Ramón
La oportunidad de La Concha

Ayer fue uno de esos días propicios para llamar la atención, para que una trainera condenada a vivir en un segundo o en un tercer plano adquiriera protagonismo y arañara unos puntos con los que no contaba. Fue la revolución de traineras míticas que no conseguían asomar la cabeza en esta primera fase del campeonato. Fue el día, sobre todo, de Getaria y de Zumaia. Ellos dos fueron quienes mejor aprovecharon la situación para llamar la atención y dar un serio golpe en sus humildes aspiraciones, que forman parte de una guerra en la que también están sumidos los cántabros, que no anduvieron tan finos en la bahía de La Concha.

La bandera, disputada siete horas antes que la de la ACT, se la volvió a llevar Zarautz. No es nada nuevo. Lo nuevo fue ver a Getaria en segunda posición, como en los viejos tiempos. De los cántabros, quien se marchó de la capital guipuzcoana con una mayor sonrisa fue IRC Santoña, a quien sólo le sobró el último largo. Fue entonces cuando perdió la estela de la ‘Telmo Deun’, que se fue en busca de puestos que, en principio, no le correspondían hasta sumar un puñado de puntos que le aleja de los santoñeses y que pone ya en serio peligro el estatus de Camargo como trainera de la segunda tanda.

A los santoñeses les correspondió la calle uno de la primera tanda. Era la más pegada a tierra, la que más recelos suele levantar en la bahía de La Concha. Es más una mala reputación adquirida sin la constatación de una realidad, ya que quizá la que más lastró ayer a las embarcaciones fue la cuatro, por donde le tocó avanzar a Camargo hasta completar su peor actuación hasta la fecha. Los de verde se quedaron atrás a partir de un segundo largo en el que no fueron capaces de sacar tanto partido de las olas como sus compañeros de viaje. Al final de la regata, sólo mejoraron los tiempos de Hibaika y Lapurdi, que juegan en otra liga mucho más profunda. Los entrenados de Vasile Matei parecen ir a menos conforme avanza la competición pero aún están a tiempo de recuperar las sensaciones que sí transmitieron cuando arrancó el curso.

IRC Santoña firmó un primer largo cargado de fortaleza. Sólo Zarautz alcanzó la ciaboga inaugural en menos tiempo y, de hecho, fue el único que bajó de los cinco minutos en esos duros metros iniciales de proa a la ola. Podía ser un buen día para la ‘Virgen del Puerto’, que mantuvo el tipo también empopando navegando prácticamente a la par de Zumaia hasta el último giro. Aquel era un ritmo bueno, como terminaría demostrando la clasificación final. Sin embargo, los cántabros no encontraron la remada buena en el largo final y acabaron completando el mismo nueve segundos peor que la ‘Telmo Deun’. Ylopeordetodoesqueenlosdiez que hubo entre uno y otro en meta, se colaron un buen número de traineras y, por lo tanto, de puntos.

La pugna de Pedreña, que también fue por la misma calle uno, fue con Arkote. Y menos mal, ya que dio síntomas la trainera de negra de perder señal con el mundo civilizado cuando, tras el primer giro, vio a Getaria y a la trainera de Plentzia a seis segundos. Lo bueno fue que, con el joven Kewin

Ruiz en la popa, acertó volviendo y se puso a la altura del bote vizcaíno. A partir de ahí, mantuvieron ambos un duelo de igual a igual que parecía decantarse para los cántabros tras l a última maniobra. En ese momento, el de Pedreña era el cuarto mejor tiempo, pero ese último largo se le hizo especialmente duro.

Pedreña vio acercarse a Arkote con  un hambre atroz. Sintió el calor en su trasero pero, hartos ya los trasmeranos de irse de los sitios con cara compungida, lograron mantener al menos su estatus. Lo malo es que les sobró apenas segundo y medio para habese hecho con un quinto puesto que, por lo menos, habría significado un claro cambio de tendencia respecto a las últimas regatas.

Comentarios