14.08.2020 |
El tiempo
viernes. 14.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

La ‘Flavióbriga’ ya presume de su primera bandera

AN Castro logró el pasado fin de semana en colindres el primer triunfo de su todavía corta historia en trainera

Remeros y técnicos de AN Castro posan con la bandera.
Remeros y técnicos de AN Castro posan con la bandera.
La ‘Flavióbriga’ ya presume de su primera bandera

AN Castro lleva seis años compitiendo. Desde hace tres comenzó a dejarse ver con la trainera. Sobre todo, en las regatas santanderinas y quizá en algún descenso invernal, ya que apenas tenía remeros senior y no podía salir a competir en una liga plagado de juveniles porque no le dejan. También hay un cupo para ello. Fue el pasado año cuando por fin dio el salto pero desempeñando siempre un papel secundario y peleando por abandonar el farolillo rojo de la clasificación. Lo tenía asumido desde un principio porque era sólo el primer paso. El segundo lo dio el pasado fin de semana, cuando dio la sorpresa al ser el más rápido de la décima edición del Descenso Limpias - Colindres. Fue un día histórico para el club verde porque fue la primera bandera de su historia conseguida con la embarcación grande.

Los remeros de color verde compitieron por segunda vez con la ‘Flavióbriga’, la trainera que habían comprado semanas atrás a Camargo y que habían estrenado en la regata de seis días antes en Castro. Entonces se encontraron con unas condiciones muy complicadas que consiguieron salvar mientras que en las aguas del Asón dieron la gran campanada al marcar el mejor registro de todos a pesar de haber en el agua embarcaciones de la ARC 1 e incluso de la ACT, como fue el caso de Kaiku, a quien aventajó en la meta en 36 centésimas. Por los pelos, pero los entrenados por Luismi Villar se llevaron la gran alegría del invierno, que a buen seguro servirá para dar un gran impulso moral a su preparación de cara al verano.

La única trainera de la máxima categoría presente en el agua salió sólo cinco minutos más tarde que la ‘Flavióbriga’. Conocía las referencias y, por lo tanto, también sabía que había realizado la única ciaboga del recorrido con cuatro segundos de retraso respecto a la trainera castreña. Aquello le cogió con el pie cambiado porque la situación era opuesta al paso por el punto intermedio, en el cual los entrenados por Carlos Rodríguez habían marcado 10.50 mientras que Camargo era segundo con 10.52 y los dos botes castreños (Castreña y AN Castro) habían empleado 10.54. Los de Sestao parecían tener el triunfo encarrilado pero la embarcación verde de Castro encontró el carril correcto camino del puente de Treto que los demás no supieron ver. Tomaron la autopista y, para cuando quisieron reaccionar sus rivales, ya se quedaron sin tiempo de hacerlo.

Entre la ciaboga y la meta apenas quedaban dos minutos más de esfuerzo. A la ‘Bizkaitarra’ la comunicaron que necesitaba remontar cuatro segundos pero le sobraron 36 centésimas, lo que desbordó la alegría y el jolgorio a bordo de la ‘Flavióbriga’, que para cuando llegaron los de Sestao ya sabían que habían sido cuatro segundos mejores que ‘La Marinera’, catorce que Camargo y quince que la ‘San José’ de Astillero, que mantuvo un apretado duelo con la ‘Virgen del Carmen’ a pesar de que ésta abrió hueco en la primera mitad de la regata. Dio la impresión de que los de Pedro Gabancho fueron claramente de más a menos y de que no quisieron forzar la maquinaria durante veinte minutos.

Desde abajo. La victoria de AN Castro fue la recompensa a tantos años de trabajo desde la base. Aunque el club fue fundado formalmente en 2007, fue tras la ruptura de la Escuela con la Sociedad Deportiva de Remo cuando de verdad empezó a tener actividad y a competir. Se llevó a las categorías inferiores del club de ‘La Marinera’, que se quedó vacía de chavales y chavalas durante unos años, y comenzó a trabajar pensando en un futuro con remeros de la casa. Empezó a competir en el 2014 con muy pocos medios desde el punto de vista material, pero los éxitos no tardarían en llegar. Ya en el 2015, lograron tres campeonatos de Cantabria de bateles e incluso un primer campeonato de España en infantiles mientras que con la trainerilla ya ganaron un Campeonato de Cantabria juvenil. En el 2016, fueron cinco los Autonómicos que ganaron en el bote corto, donde también se hicieron con un oro y una plata en el Estatal en cadetes e infantiles, respectivamente.

La tendencia se fue manteniendo en años posteriores y, con vistas al 2019, ya entendieron que había llegado el momento de sacar la trainera. Lograron reunir una cuadrilla que mezclaba a los jóvenes remeros que habían ido formando con otros muy veteranos que dieran un poco de consistencia al bote. Justo les tocó salir a competir en la temporada con menos equipos en la ARC 2 y de donde habían desaparecido quienes habían formado el furgón de cola en los últimos años (Iberia, Colindres, Laredo o Lutxana). Aún así, AN Castro consiguió ser competitivo y en muchas regatas eludir el último puesto. Este año intentará dar otro pequeño paso más porque nunca ha tenido prisa. Siempre ha ido paso a paso y con una política clara que ha mantenido en todo momento. Tener una bandera colgada ya en su pabellón a buen seguro que ayudará a no apartarse del camino.

La ‘Flavióbriga’ ya presume de su primera bandera
Comentarios