08.08.2022 |
El tiempo

Fáciles matemáticas para Pedreña

A Pedreña le bastaría con quedar por delante de Arkote en las cinco jornadas que quedan y ganar una bandera para terminar segundo | Por ahora, sólo lo ha conseguido en tres de nueve

La ‘Pedreñera’ quiere apurar sus opciones de pelear por el ascenso.
La ‘Pedreñera’ quiere apurar sus opciones de pelear por el ascenso.
Fáciles matemáticas para Pedreña

A Pedreña le salen las cuentas. Sabe bien que no hace falta ser un gran matemático para adivinar qué ha de hacer desde hoy hasta que se termine la liga ARC 1 para conseguir el segundo puesto que le permita disputar su segundo playoff en tres años. Está a cinco puntos de Arkote y quedan otras tantas jornadas. De este modo, con quedar por delante de la ‘Plentziarra’ en todas las regatas que quedan se garantizaría un empate a puntos. El desempate se produciría en función del número de banderas que haya ganado cada uno y ahora mismo ganan los vizcaínos en ese apartado, ya que se han llevado tres para casa por ‘sólo’ dos los cántabros. Por lo tanto, los blanquinegros no sólo necesitan sumar al menos un punto más que su gran rival en las regatas que quedan, sino conseguir una victoria más. Es complicado pero no imposible.

Las últimas cinco jornadas de competición las comienza Arkote con 89 puntos y Pedreña con 84. Los trasmeranos están ocupando la tercera plaza clasificatoria esta semana por vez primera esta temporada después de su victoria del pasado sábado en aguas de Punta Parayas. Le saca tres puntos a San Juan y, por lo tanto, no tiene a nadie en medio. Quiere que sea una pelea de dos porque dar alcance a San Pedro, que quizá es quien más regular se ha mostrado a lo largo de todo el verano, ya parece más difícil, ya que tiene 94 puntos. En la ‘Libia’ saben que muy mal les tendría que ir para no disputar el playoff de la ACT el próximo mes de septiembre.

La cosa, a día de hoy, parece estar entre Pedreña y Arkote. Los cinco puntos de ventaja con los que cuenta la trainera vasca no son suficientes para cantar victoria porque, de hecho, ven venir a la embarcación cántabra con fuerza, ya que ha ganado dos de las últimas cuatro regatas y en las otras dos que hubo en medio se quedó a sólo dos segundos de la victoria. Está metida en el ajo y, sobre todo, está manteniendo una evolución que la hace peligrosa. Viene de atrás hacia delante y es consciente de que tiene licencia para soñar.

En Pedreña saben que se puede porque, de hecho, mejor tenían ellos mismos las cosas el curso pasado. El catorce de agosto se fueron a la cama con seis puntos de ventaja respecto a Kaiku a falta de sólo tres jornadas y acabaron perdiendo la segunda plaza. En esta ocasión, los cántabros tienen un punto menos de desventaja y aún les quedan cinco regatas. Hay motivos para mantener la ambición con la confianza de mantener una evolución que les haga llegar bien al final, algo que no pudieron hacer hace doce meses. A buen seguro que desde dentro han analizado lo que sucedió para, precisamente, dar la vuelta a la tortilla en este 2022.

Son cinco las regatas que quedan y cinco los puntos a remontar. Hay que quedar por delante de Arkote, algo que no resulta sencillo porque, de hecho, Pedreña sólo lo ha conseguido en tres de las nueve regatas que se han celebrado hasta la fecha. En dos de ellas ha tenido que ganar bandera para conseguirlo, por lo que la dificultad de la empresa está a la vista de todos.

A los trasmeranos les va a tocar consumar la remontada en la mar, ya que la competición cambia de tercio y, tras cinco jornadas consecutivas apareciendo en rías, por fin va a volver en busca de las olas en las cuatro siguientes. La primera de ellas será el próximo domingo en Hondarribia y después tocará pasar por Plentzia, la casa de su gran rival, Castro y Zarautz. El fin de fiesta será de nuevo en aguas interiores, en la contrarreloj de Bilbao que tan mal sabor de boca dejó a los cántabros el curso pasado. En principio, en las próximas jornadas se abrirán los espacios y debería haber más diferencias entre unos y otros de las que ha habido en ría.

Quedan todavía un buen puñado de puntos en juego y la situación puede variar mucho de una semana para otra porque la categoría está demostrando que hay cinco embarcaciones capacitadas para conseguir la victoria porque, de hecho, ya lo han conseguido San Pedro, Arkote, Pedreña, San Juan y Zarautz. De este modo, en cualquier despiste se puede dar la vuelta al estado actual de las cosas. Por eso el premio se lo llevará el más regular y Pedreña lo viene siendo en las últimas semanas porque ha estado siempre ahí.

En el hipotético caso de que se produjera un empate a puntos después de la última regata, lo primero que se tiene en cuenta a la hora de fabricar un desempate es el número de banderas ganadas por unos y otros. A día de hoy, Arkote tiene en su bolsillo las dos primeras que se disputaron, que fueron las de San Pedro y Zumaia, además de la llamada Bandera Valves que organizó San Juan. Por su parte, Pedreña tiene dos, que son la disputada en su casa y la del pasado sábado en Camargo, por lo que necesita una más para ponerse a la altura. Si al final se diera el caso de que los dos aspirantes empatan a puntos y banderas, se tiene en cuenta las veces que uno ha terminado por delante del otro. Y ahí también parte en desventaja Pedreña, que lo ha conseguido en tres ocasiones por seis Arkote. Lo que sucede es que para remontar los cinco puntos de desventaja con los que parte en este último tramo de liga necesitará quedar por delante en prácticamente todas ellas, por lo que se pondría por delante.

Fáciles matemáticas para Pedreña
Comentarios