15.09.2019 |
El tiempo
domingo. 15.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

BOXEO

‘El Niño’, ante su «mejor rival»

  • A menos de diez días de su combate ante Rabchanka, Sergio García asegura que lleva el peso mejor que en citas anteriores
  • «Ir a un intercambio de manos es favorecerle a él», avisa l «Hay que hacer una pelea inteligente», añade
Sergio García y Víctor Iglesias, estudiando a su oponente antes de una de las 29 victorias que ya acumula en otros tantos combates. / J. Ayllón
Sergio García y Víctor Iglesias, estudiando a su oponente antes de una de las 29 victorias que ya acumula en otros tantos combates. / J. Ayllón
‘El Niño’, ante su «mejor rival»

Quedan ya menos de diez días para la gran noche. El Vicente Trueba acogerá la mejor velada que ha habido en Cantabria en mucho tiempo porque nunca antes se habían reunido tres títulos europeos en un mismo cartel. El último, el más importante de todos, será el que protagonice Sergio ‘El Niño’ García, el ídolo local, aquel a quien todo el mundo quiere ver, el boxeador que cada vez recluta más fieles y a quien ya nadie pone en duda después de sus últimas y enormes actuaciones. Se trata de un boxeador querido, cercano y a quien no se le ha subido el éxito a la cabeza. Sigue siendo el mismo, se le sigue viendo por los mismos lugares y tiene los mismos amigos. Ya es un ídolo local porque la gente sabe que es uno de los suyos, lo que también añade una responsabilidad. Cuantas más ilusiones levanta uno, más peso carga sobre su espalda. Y con ello hay que lidiar. Sobre todo, cuando toca pelear en casa, como es el caso.

Cada combate es siempre un paso hacia delante. Tanto es así, que ‘El Niño’ no tiene ninguna duda de que Rabchanka es el boxeador «más difícil» con el que se va a medir. Atrás han quedado ‘Chaca’, Moncelli, Beussire o Cheeseman, pero el equipo del cántabro tiene claro que el biolorruso es mejor que todos ellos. «Tiene experiencia, ganó a Vitu (excampeón continental y aspirante oficial al título de Sergio), ganó cuatro veces el título de Europa y ha hecho una eliminatoria mundialista con un excampeón como Kell Brook», resume el pupilo de Víctor Iglesias durante el vídeo promocional creado por ‘Vendajeduro’. «Es un rival con muchas tablas y muy peligroso», añade.

Para hacer frente a un púgil con la trayectoria de Rabchanka, el equipo del campeón continental no está alterando demasiado su rutina. Han trabajado de manera específica en ganar pegada para que todas esas manos que llegan habitualmente al rostro y el cuerpo de su oponente hagan más daño, pero el día a día es como el de «todas las peleas». «Hacemos entrenamientos físicos por las mañanas y guanteo y boxeo por las tardes», explica Sergio García. Para esto último, han contado con la colaboración de Kerman Lejarraga y su promotora MGZ, ya que el vizcaíno también tenía su propio 

compromiso en junio. Concretamente, fue el fin de semana pasado, por lo que se han podido ayudar el uno al otro. Y no sólo ha pasado por el Kronk ’El revólver de Morga’, sino, como recuerda el púgil torrelaveguense, «una gran variedad de boxeadores» con los que ha podido hacer «sparring de calidad».
Se acercan los días previos tanto al combate como a la cita con la báscula y las cosas van por buen camino. «La verdad es que en esta pelea estoy mejor de peso que en el resto», asegura ‘El Niño’. Éste se va haciendo mayor y, aunque la tendencia natural de todo boxeador es a pelearse cada vez más con los kilos, él lo lleva bien: «Estoy más próximo al peso bastantes días antes que otras veces y eso quiere decir que cada vez lo llevamos mejor». De este modo, a día de hoy ni se plantea dar el salto al peso medio, que es lo que le esperaría si su principal oponente, antes incluso de enfundarse los guantes, fuera la báscula. Afirma estar «cómodo» en el superwelter y por eso su intención es «mantenerlo todo el tiempo que pueda». No hay razón para no hacerlo. 

Estar en el peso adecuado es 

fundamental para medirse a un boxeador con el peligro que lleva consigo Rabchanka. De hecho, éste cuenta con un 76% de KOs en sus 29 victorias, lo que es un dato muy a tener en cuenta y que obligará a ‘El Niño’ a ajustar su defensa al máximo. Entiende el púgil cántabro que «ir a intercambiar manos es favorecerle a él». Por esa razón, tiene bien claro que ha de hacer «una pelea inteligente» sin precipitarse y sin dejarse llevar por todo lo que habrá alrededor, que a buen seguro será el deseo de terminar el trabajo por la vía rápida y brindando un gran espectáculo. La táctica a llevar a cabo la ha diseñado Víctor Iglesias y, a partir de ahí, tiene bien asentado el campeón que ha de ir haciendo su boxeo. «Si hay un intercambio, se hará cuando sea oportuno, pero todo se irá viendo sobre la pelea. De lo que no hay duda es de que, a priori, es un rival con pegada», subraya. 

Tiene bien interiorizado que se trata del «mejor rival» con el que se han topado hasta ahora y por eso es consciente de que han «de respetarlo» como, por otro lado, han hecho «con todos desde el principio». Por ahora, no hay nadie que ni siquiera haya dado la sensación de ponerle en apuros, de meterle en problemas y obligarle a escapar de una trampa. Siempre ha sido él quien ha impuesto su boxeo pero en algún momento se puede alterar el guión. Y hay que estar preparado para ello. Puede que suceda el próximo día 22 en el Vicente Trueba. Saben bien en el Kronk que Rabanchaka «tiene muchas tablas» y que, por supuesto, no se pueden «confiar». «Somos conscientes de que es un gran rival», insiste ‘El Niño’

LOS PIES EN EL SUELO. Es Sergio García el número 2 del Mundo en el ránking del Consejo Mundial de Boxeo (WBC) y eso hace que, cada vez que salte al ring, le cuestionen por sus posibilidades mundialistas. Él no se cierra a nada pero, a su vez, tiene los pies en el suelo. No se deja llevar por cantos de sirena y lo primero que tiene claro es que, «a nivel mundial, hay mucho nivel». De este modo, su prioridad actualmente es «retener el título» porque hay contrincantes en Europa capaces de plantarle cara y de permitirle escribir una carrera atractiva y lucrativa a nivel continental. 

«Otra cosa es que venga una buen oferta, ya que poder pelear por un Mundial es una oportunidad que no puedes dejar escapar. Todo sería sopesarlo y mirarlo», añade. «Sin embargo -continúa-, somos conscientes de que tenemos que tener los pies en la tierra y de cuál es nuestro nivel. Hay oportunidades que no puedes dejar escapar pero siempre sabiendo hasta dónde llegan las limitaciones de cada uno y siendo conscientes de ellas». Hay que tener la cabeza muy bien amueblada para decir algo así. Y ‘El Niño’ la tiene. De eso no hay duda. Es hora de quitarse de encima el cliché de boxeador estrambótico, derrochador y ‘colgado’

Comentarios