08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

El gran momento de los bateles

Remeros de AN Castro, club que domina las categorías masculinas, tras sacar el batel del agua.
Remeros de AN Castro, club que domina las categorías masculinas, tras sacar el batel del agua.
El gran momento de los bateles

el Campeonato de Cantabria de bateles que se celebrará el próximo fin de semana. En verdad, no sirvió para que se clasificara nadie porque todos tenían ya el pasaporte de antemano, ya que ninguna categoría presentó más de ocho aspirantes a luchar por el título que se pondrá en juego en plena Semana Santa. De este modo, para lo que principalmente sirvió la jornada fue para establecer las tandas del próximo sábado, cuando cada uno intentará ganarse el derecho de estar en las finales del domingo.

Serán cuarenta y cuatro los bateles que bajen al agua entre la categoría infantil y senior el sábado para pelear por alguna de las 32 plazas que hay en las finales. No serán muchos los que se queden fuera y eso hace que nadie quiera quedarse con la paja más larga. Todos quieren estar ahí a la hora de la verdad y, de paso, luchar por ganarse un pasaporte para el Campeonato de España, que se celebrará el último fin de semana de abril en aguas gallegas, lo que ha enfadado tanto a los clubes vascos como cántabros. La ley no escrita del orden rotatorio de las sedes parecía dejar claro que le tocaba a Cantabria encargarse de la organización, pero se lo dieron a Vigo. Y eso va a suponer unos gastos que no estaban previstos.

A menudo, la clasificatoria que viene a cerrar una liga de tres meses sirve como ensayo general para lo que se puede ver en el campeonato de siete días más tarde. En ese sentido, Astillero confirmó su favoritismo al ser en meta ocho segundos más rápido que Trasmiera, uno de los dos bateles con los que competirá Pedreña. Los entrenados por Miguel Ángel Ruiz Camus, que ocupó el puesto de marca en la pequeña embarcación, puso un gran ritmo desde el principio y, ya en el primer giro, le sacaba tres segundos al bote trasmerano. Fue una renta que no dejó de crecer mientras que el gran duelo se presentó por el segundo puesto, ya que Camargo navegó en prácticamente todo momento a la par que el batel negro.

Los camargueses venían de ser los más rápidos en un buen número de regatas de la segunda mitad de la liga aunque han sucumbido con Astillero las escasas veces en las que los azules han dado la sensación de saltar al agua con ambición. El domingo comenzó por detrás de Trasmiera y, de hecho, al paso por el ecuador de la prueba, fue cuatro segundos peor. Sin embargo, fue recortando distancia, la mitad en el tercer largo y casi otro tanto en el último para, finalmente, llegar sólo con cuarenta centésimas de retraso respecto a los pedreñeros. Da la sensación de que, con cincuenta metros más, se hubieran hecho con el segundo puesto, que el pasado domingo no tenía más premio que el moral y situarse en una semifinal o en otra el próximo sábado.

Las tandas para la primera jornada del Campeonato de Cantabria se establecen en función de los resultados del pasado domingo. Quienes ocuparon un puesto par van para un lado y quienes ocuparon uno impar para otro. Sólo hay acceso al campeonato para ocho porque el campo de regatas, aunque cuando se trata de bateles está formado por cinco calles, en Cantabria se viene haciendo sólo con cuatro. Así se planteó a los clubes y ninguno mostró objeción alguna. Los organizadores, además, estiman que así el escenario queda más equitativo porque una quinta calle podría presentar diferencias porque se va más allá de la canal.

Astillero, Camargo, AN Castro y Castreña competirán el sábado por un lado y Trasmiera, Pedreña e IRC Santoña por otro. Hay sitio en la final para los ganadores de cada una de las tandas y para los dos mejores tiempos. En el apartado femenino, habrá un primer acto con Colindres, Pedreña y Barquereño y otro con Camargo y Castreña. El pasado fin de semana, las camarguesas mostraron su favoritismo el sábado, en la última jornada de la liga, siendo veinte segundos más rápidas que el resto. Sin embargo, el domingo fueron cuartas, lo que invita al despiste. Lo que sucedió fue que una de las cuatro remeras del bote sufrió una mala reacción a un antibiótico que tomó el día anterior y no pudo ser de la partida. La entrenadora tuvo que buscar una sustituta entre las juveniles porque el bote no se podía quedar en tierra, ya que se quedaría sin campeonato. Y esa improvisación se vio reflejada en el agua con una mala remada que, cuando menos, sirvió para pasar el corte. El sábado, estará lista la embarcación para hacer efectivo su favoritismo.

Las semifinales están programadas para el sábado a partir de las cuatro de la tarde mientras que las finales están previstas para el día siguiente a partir de las cuatro y media. El horario está colocado para buscar la mejor marea posible y, sobre todo, para que haya mucha agua para que aún se reduzcan más las posibles diferencias. En principio, los remeros y remeras deberán acudir a la cita con la certeza de que se van a mojar porque, a día de ayer, la previsión era de lluvia. Tampoco es algo nuevo cuando se habla de bateles. Suele ir emparejado.

El gran momento de los bateles
Comentarios