18.09.2020 |
El tiempo
viernes. 18.09.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Diez días sin Getaria

La trainera de Getaria, compitiendo el pasado sábado en Santoña.
La trainera de Getaria, compitiendo el pasado sábado en Santoña.
Diez días sin Getaria

En la ARC 1 no habrá doce traineras el próximo fin de semana. Tal y como se contó ayer en estas páginas, la tripulación de Getaria ha detectado un positivo y eso ha hecho que toda la plantilla, el cuerpo técnico y buena parte de los dirigentes y gestores del club hayan tenido que aislarse en sus domicilios. La embarcación guipuzcoana se perderá las próximas regatas y eso obligará a la asociación a echar mano de la normativa aprobada un mes antes de iniciarse la competición para regular esta situación y afrontar el panorama que se le presenta. En principio, nada se va a dejar para la improvisación.

El positivo se detectó el pasado lunes por la mañana y eso hizo que toda la plantilla de Getaria pasara un nuevo test PCR por la tarde para comprobar si había algún positivo. Ayer mismo se conocieron los resultados y todos ellos dieron negativo. Sin embargo, eso no quiere decir que ya puedan volver a la normalidad porque, como ya es sabido, esos resultados no son definitivos. El club se sometió, como corresponde, al protocolo aprobado por Osakidetza, que es el Servico Vasco de Salud, que es el mismo al que se somete cualquier ciudadano, deportista o no, cuando se detecta un positivo. Y esto obligará a todos los remeros de la embarcación marrón a guardar una cuarentena de diez días. Según les han comunicado, será el próximo día once cuando les realicen nuevos tests PCR y el miércoles doce deberían tener los resultados. Los que entonces den negativo, podrán volver a los entrenamientos esa misma tarde con la intención de preparar la doble cita de Santander.

Es en la capital cántabra, a donde llegarán dos regatas de la ARC los días catorce y quince de este mes, donde está previsto que vuelva a la competición Getaria si todo sale bien. Esto hará que se pierdan las dos pruebas programadas para el próximo fin de semana. El sábado será precisamente la última que se disputará en sus aguas mientras que el domingo toca estrenar las de Getxo.

El pasado fin de semana, cuando el remero que ha dado positivo ya debía estar infectado, no hubo regatas ligueras. Eso lo aprovechó Getaria para acudir a la Bandera Ayuntamiento de Santoña, donde se guardó un protocolo similar al que se viene siguiendo en las regatas ARC para evitar, en la medida de lo posible, los contactos entre diferentes tripulaciones. Por esa razón, no hay miedo en el club santoñés ni en el Ayuntamiento a que la presencia de dicho remero haya generado un foco en la localidad. Menos aún cuando, además, sus propios compañeros parece que no presentan síntomas y que, además, han dado negativo en la primera ronda de tests. En cuanto al remero que sí dio positivo, a día de ayer sólo presentaba algunos dolores de cabeza y, por ahora, no había ido más allá.

El caso de Getaria es el segundo que se da en el mundo de las traineras este verano. El primero fue el de Arraun Lagunak, que forma parte de la máxima categoría de traineras que organiza, al igual que la masculina, la ACT. En concreto, la trainera donostiarra se perdió dos fines de semana de competición y cuatro jornadas porque su positivo se detectó a finales de semana, pocas horas antes de la regata del sábado, por lo que los diez días de rigor que había que permanecer aislado coincidieron con cuatro jornadas. En principio, la trainera getariatarra se perderá sólo dos.

A Arraun Lagunak le dieron dos puntos en cada una de las regatas que faltó porque es el promedio de puntos que sacó en las jornadas que pudo disputar antes de su obligado parón por causas justificadas. Su problema se resolvió en base a la normativa de la ACT pero Getaria lo hará en base, obviamente, a la de la ARC. Y ésta contempla una solución diferente a la de la máxima categoría porque  funciona en función de coeficientes.

En el apartado catorce de la normativa de competición de la ACT se establece que a una trainera que no participa en una regata por causa justificada se le concederá «una puntuación que será equivalente a la media de puntos obtenidos por el club afectado en las regatas puntuables disputadas» hasta ese momento. Es decir, que se divide el número de puntos que tiene ese equipo entre las jornadas celebradas. Si no da un número exacto, se redondea por encima o por abajo según el decimal sea superior o inferior a 0,50. A Arraun Lagunak le daba dos y por eso ha sumado dos puntos en cada regata que no ha estado.

Diferente normativa. Con Getaria será diferente porque la ARC apostó por otra regulación diferente. Según estableció en la normativa aprobada expresamente para afrontar posibles casos de Covid, aprobó que en el caso de que una o más traineras no pudieran acudir a una o más regatas por haber tenido un positivo, «se procederá a elaborar la clasificación a través de un sistema de coeficientes». Esto quiere decir que el formato de la tabla clasificatoria cambiará y funcionará igual que en aquel año en el que hubo demasiadas traineras en la ARC 2 y había siempre tres que descansaban. Es decir, volviendo a la normativa, la clasificación se hará de la siguiente manera: «Los puntos de cada club, que son los obtenidos en las regatas en las que ha participado, dividido entre el número de regatas en las que ha participado». Esto quiere decir que Getaria no sumará nueve puntos en cada jornada del próximo fin de semana, que es como se habría solucionado su ausencia si estuviera en la ACT, sino que pasará a tener nueve. Pedreña, por ejemplo, comenzará con 11,75, Camargo con 5,75 y Astillero con 2,75.

Dentro de la gran temporada que está protagonizando Pedreña, es precisamente una multiplicación de casos como el que está sufriendo Getaria lo que puede hacer que sus ambiciosos objetivos se vean frenados. Y es que, según la normativa aprobada por la ARC, cuando cuatro traineras o más no puedan acudir a una regata, ésta no se celebrará. A partir de ahí, incluso la asociación podría dar por cerrado el campeonato pero, aún no llegando a ese extremo, el objetivo trasmerano ya se vería interrumpido porque la ACT le va a exigir disputar doce pruebas ligueras para poder disputar el playoff de ascenso. Y el calendario de la categoría de plata tiene sólo esas doce pruebas que le exigen, por lo que no puede fallar ni una. De hecho, ni la ‘Pedreñera’ se puede permitir un positivo a bordo ni, a su vez, puede permitirse que una regata no se dispute. Por esa razón, a pesar del amplio colchón que tiene ya con el tercer clasificado, los entrenados por Joseba Fernández caminarán sobre el alambre durante todo el mes. Todo ello, obviamente, teniendo en cuenta que las consecuencias deportivas son completamente secundarias en el caso de la actual crisis sanitaria. Eso lo tienen todos claro.

Diez días sin Getaria
Comentarios