18.08.2022 |
El tiempo

REMO

La cuarta ACT sin cántabros

Las máximas categorías masculina y femenina arrancan este fin de semana | La primera de ellas, con cinco aspirantes a estar arriba, contará con catorce remeros de Cantabria

Poco queda este año de la ‘Sotera’ campeona de los dos últimos años. / efe
Poco queda este año de la ‘Sotera’ campeona de los dos últimos años. / efe
La cuarta ACT sin cántabros

Las categorías de plata y de bronce han ido comenzando paulatinamente a lo largo del último mes. La liga ETE ha disputado ya tres jornadas, la ARC 1 dos y la ARC 2 una. Semanas antes, incluso se puso en marcha también la competición de veteranos. Todo ello ha servido para ir calentando motores, para ir dando pasos hacia el inicio de las ligas que se llevan buena parte de los focos. Así funciona, hay que asumirlo. Porque a partir del próximo sábado saldrán al agua las mejores traineras del Cantábrico. Pondrán sus motores en marcha y ya no se detendrán hasta el tercer fin de semana de septiembre. Serán las últimas en empezar pero también las últimas en acabar.

La lástima es que, una temporada más, no habrá cántabros ni en la liga EuskoLabel ni en la liga Euskotren. Nunca los ha habido en esta última mientras que en la primera de ellas no los hay desde el 2019, cuando Astillero perdió su sitio entre los mejores. Fue su segundo descenso en tres años pero, en esta ocasión, no volvió a la élite a la primera. Le va a costar recuperar su sitio porque, de hecho, este verano compite en ARC 2. En el fondo, se están cumpliendo las previsiones que eran fáciles de intuir, que iba a pasar mucho tiempo hasta que alguna trainera de Cantabria se hiciera notar en la ACT.

Hoy la mejor baza es Pedreña, que descendió a la ARC 1 en el 2014. Desde entonces ha intentado construir un proyecto que le permitiera pelear por ascender pero lo cierto es que no dio con la tecla hasta el 2020, cuando ganó banderas y disputó el playoff de ascenso. Llegó como favorito pero no estuvo a la altura a la hora de la verdad. El pasado año se pasó buena parte de la temporada en posiciones de repetir en la fase de ascenso y pareció tenerlo hecho a falta de tres regatas, pero se le cayó el castillo de naipes a última hora. En este 2022 parte con intención de volver a estar al menos en la pugna por los triunfos y confía estar ahí tras su valioso tercer puesto del pasado fin de semana.

Las dos primeras regatas de la ARC 1 han sido televisadas pero con el inicio de las competiciones ACT se producirá el apagón televisivo. Como la vida misma. La máxima categoría comenzará con una doble cita en Bilbao y San Sebastián para partir hacia A Coruña en su segundo fin de semana del calendario. Da la impresión de que la liga masculina parte más abierta que en los últimos años, con más alternativas y apuestas más difíciles. Al menos, a priori.

Por culpa de proyectos chapuceros, el campeón de liga del pasado año, que también lo fue de la Bandera de La Concha, no se parecerá en nada al equipo del 2021. Santurtzi pasará de aspirar a ganar todas las regatas a pelear por la permanencia porque quedó demostrado que el proyecto sobre el que se levantó todo fue tramposo, lleno de agujeros y de promesas incumplidas. Se produjo una desbandada casi absoluta de la que mayormente se ha aprovechado Bermeo. Por eso la ‘Bou Bizkaia’ aspira a recuperar el protagonismo que había perdido en los últimos años.

trasvase. La trainera bermeotarra cuenta con quien fue el entrenador de Santurtzi, Iker Zabala, y con su patrón, Gorka Aranberri. Eso para empezar. También logró que cambiaran el morado por el azul remeros de entidad como David Iglesias, Óscar Andrés Medina, Mikel Azkarate, Yeray Cayón y Ander Zabala. La normativa impide que tantos remeros de un mismo club se vayan al mismo a no ser que haya un acuerdo económico entre las partes, pero como Santurtzi debía buena parte de lo prometido a su plantilla del pasado curso, eso siempre hace más fácil alcanzar un acuerdo.

Lo que es indiscutible es que Bermeo puede convertirse en el rival a batir teniendo en cuenta que a los grandes remeros que ya tenía en sus filas, como Carlos Mañas, Alain Colunga o Gentza Zubiri, suma toda esa colección de remeros que vienen de ganarlo todo. Con todo, es consciente de que nadie le va a colocar una alfombra roja porque ahí va a seguir Zierbena a pesar del cambio de ciclo que ha iniciado, además de Donostiarra y el que siempre está ahí, que es Hondarribia, un proyecto que es todo estabilidad.

Los ‘galipos’ perdieron a Juan Zunzunegui, con quien habían conseguido estabilizarse en lo más alto, lograr sus primeras banderas ligueras e incluso llegar a tocar con sus manos la más importante de todas, la de La Concha. Su sustituto es Jon Elortegi ‘Txapas’, que viene de ser entrenador de Bermeo. Ha habido que asimilar una nueva remada pero la base del plantel se mantiene. Y en el mismo sigue teniendo una importancia clave la materia prima cántabra, ya que un tercio del equipo es de Cantabria.

En concreto, la plantilla de Zierbena cuenta con un total de siete remeros. Ahí están el pedreñero Borja Gómez, los astillerenses Raúl García y Carlos Palazuelos, el santoñés Efrén Sánchez y los castreños Adrián González, Marcos González y Fernando Ruiz. Este último vuelve tras tres temporadas defendiendo los intereses de la ‘Sotera’ de Santurtzi. En ésta también habrá cántabros. En concreto, cuatro. Para reforzarse después de quedarse prácticamente sin remeros, se quedó con los canteranos más prometedores de Astillero y de Pedreña. El primero de ellos, Manu Crespo, ya era toda una realidad y decidió que ya era hora de dar el salto a la ACT. El segundo, que es Javier Aja, lo hizo tras un par de campañas en el primer equipo y tras haber remado un buen número de regatas el curso pasado. También él ha querido aprovechar la oportunidad que le ofreció Santurtzi, donde, por otro lado, resultará caro remar para los no propios porque son muchos.

La otra plantilla donde hay cántabros, porque prácticamente siempre los ha habido en los últimos quince años, es en la de Kaiku, que de nuevo vuelve a la ACT tras un solo año en la ARC 1. En sus filas cuenta con Manuel Gutiérrez, el hijo de Lolo, entrenador y remero de Castreña B. También sigue vistiendo de verdinegro Álex Tacu, canterano de Astillero, es novedad el castreño Alberto Landa y todo un clásico de la ‘Bizkaitarra’ el suancino Óscar Gómez. El objetivo del bote de Sestao será meterse en el segundo acto intentando estar cerca de embarcaciones que el pasado curso ya dieron muy buenas sensaciones como Cabo y Ondarroa.

Es fácil intuir que la categoría se pueda dividir y que los cinco primeros, Bermeo Donostiarra, Hondarribia, Zierbena y Orio, abrirán distancia con el resto. Habrá que ver cómo queda la pugna por la supervivencia porque en esa segunda tanda donde quiere estar Kaiku quieren estar todos, pero no todos caben. Como siempre, será el colista quien descienda de manera directa mientras que el penúltimo clasificado tendrá que disputar el playoff con los dos primeros de la ARC 1 y la LGT 1. En dicha liga gallega es Bueu quien ha comenzado marcando el ritmo con Meira, ya un clásico en dicho playoff, bien cerca. Es fácil intuir que se viene una liga ACT apretada de la que a los cántabros sólo les queda disfrutar porque toca observarla desde la distancia. Una vez más.

La cuarta ACT sin cántabros
Comentarios