20.10.2021 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

REMO

Como si no hubieran remado

Tras las dos regatas del pasado fin de semana, tanto Pedreña como Castreña están en idéntica situación en la que estaban la semana pasada l Camargo, que, en principio, vuelve esta semana, mira ya al playoff
Markel Lujua, el joven de quince años que se ha tenido que encargar de la popa de ‘La Marinera’ en las últimas regatas.
Markel Lujua, el joven de quince años que se ha tenido que encargar de la popa de ‘La Marinera’ en las últimas regatas.
Como si no hubieran remado

A la ARC 1 le quedan sólo dos fines de semana de competición, pero también cuatro regatas. Parece poco, pero es una cuarta parte del campeonato liguero. Podría haber tiempo para muchas cosas pero éstas están todavía más claras tras lo sucedido en Astillero y Getaria, donde, en definitiva, todo quedó prácticamente igual a como estaba la pasada semana.

Como si no se hubiera remado. Pedreña está a los mismos puntos que estaba del líder y con el mismo colchón respecto al tercer clasificado y Castreña sigue teniendo a seis puntos la permanencia.

Curiosamente, quien incluso pudo mejorar su situación ha sido Camargo, que ni siquiera remó. La ‘Virgen del Carmen’ sí estará el próximo fin de semana en el agua si no suceden nuevos contratiempos. En estos tiempos que corren, nadie puede dar por segura su presencia en ninguna parte, pero los remeros que se mantenían confinados desde el Campeonato de España ya han visto abierta la puerta y la trainera de nuevo podrá entrenar esta semana.

Y lo hará con la certeza de que la permanencia directa se ha convertido en una misión imposible. Julio terminó con ese objetivo convertido en quimera, pero tampoco lo desechaban los de verde. Sin embargo, perderse las dos regatas del pasado fin de semana ya obliga a mirar a los ojos a ese playoff que puede marcar el futuro inmediato de la trainera de Punta Parayas. Orio B, que es quien marca la luz, está ya a catorce puntos. Demasiados para cuatro regatas. Más aún, teniendo en cuenta lo mal que les han ido las cosas a los entrenados por Pedro Gabantxo durante el mes de julio, cuando apenas pudieron lucir y cuando acumularon demasiados penúltimos puestos.

Esa peligrosa tendencia incluso le obligaba a mirar por el rabillo del ojo a los dos últimos puestos para no llevarse sorpresas desagradables, pero el hecho de no remar y mantener su coeficiente de casi cuatro puntos por jornada, junto a los últimos puestos que marcó Astillero tanto el sábado en su propia casa como el domingo en Getaria, le han alejado ya a nueve. A Camargo le toca preparar el playoff, algo que ‘La Marinera’ teme que también tenga que hacer. Pintaban bien las cosas tras su buena actuación en la contrarreloj de Astillero, cuando marcó un tiempo mejor que el de Orio B. La distancia entre ambos se recortó así a cinco puntos a falta de otras tantas regatas, por lo que había licencia para soñar.

Más aún, cuando, tras la cita astillerense, el calendario concedía Tras las dos regatas del pasado fin de semana, tanto Pedreña como Castreña están en idéntica situación en la que estaban la semana pasada l Camargo, que, en principio, vuelve esta semana, mira ya al playoff cuatro regatas consecutivas en la mar: la de Getaria al día siguiente, las dos de Castro del próximo fin de semana y la de Plentzia del sábado día 21. Y salir a jugar con las olas parecía una buena idea recordando que el filial oriotarra había sufrido tanto en Zumaia como en su propia casa en el mes de julio. Es decir, que quedó por detrás de Castreña en las dos únicas citas marineras del pasado mes.

El optimista pensó que quizá podía repetirse la historia, pero los amarillos terminaron con todas las dudas a las primeras de cambio. en la mar. En Getaria volvió todo al punto de partida. ‘La Marinera’ no estuvo tan bien y terminó por debajo de la ‘San Nikolas’, que recuperó así el punto que había perdido el día anterior. Los guipuzcoanos se felicitaron por ello porque habían librado dos jornadas sin haber desgastado ni un hilo del colchón que habían levantado durante los dos primeros tercios del campeonato. Es cierto que todavía hay margen para recortar esos seis puntos que separan a ambos, pero la competición apenas lo concede. Es difícil, por ejemplo, que ninguno de los dos caiga a alguno de los dos últimos puestos, donde suelen estar Lapurdi, Astillero y en ocasiones Camargo, mientras que también resulta utópico pensar que vayan a terminar algún día entre los siete primeros.

Por lo tanto, los únicos con los que pueden jugar, de partida, son con Zumaia y con el bote camargués siempre que enseñe una cara mejor de la ofrecida en sus últimas apariciones. Es muy difícil, por lo tanto, que Castreña le pueda recortar dos o más puntos a su gran rival en un solo día. Y sólo quedan cuatro. La ‘Telmo Deun’ se mostró un peldaño por encima de estas batallas terrenales en los dos primeros tercios de campeonato pero comenzó agosto mostrando un rendimiento claramente inferior. Fue víctima de positivos por Covid en sus filas, lo que obligó a un confinamiento que pueden estar ahora arrastrando. En Astillero se quedó a once segundos de ‘La Marinera’ y en Getaria a tres.

Lo que es de esperar es que Camargo no repita la misma historia y tenga una mejor reaparición tras los tres casos positivos que detectó horas antes del Campeonato de España que obligaron a enclaustrar a parte de la plantilla. Sobre todo, porque el objetivo está ahora claramente centrado en el playoff que se celebrará el último fin de semana de agosto en Colindres el sábado y en un lugar por determinar el domingo. Éste lo disputarán el undécimo y el décimo de la ARC 1, que, a día de hoy, son Camargo y Castreña, además del segundo y el tercero de la ARC 2, categoría en la que el primero volverá a ascender de manera directa. Quien mejores maneras apunta hasta la fecha es Busturialdea aunque Portugalete, que era quien en más quinielas entraba a principios de curso, intentará apurar sus opciones de quedarse con el puesto más preciado.

En el caso de no conseguirlo, se vería las caras con las citadas traineras cántabras si las cosas no cambian demasiado en las próximas fechas. La cuarta trainera en discordia actualmente sería Hondarribia B, con quien ‘La Marinera’ ya tiene escritos precedentes en el playoff. Éste servirá para ordenar a las cuatro traineras participantes a la hora de aprovechar las vacantes que queden libres en función de los ascensos y descensos que haya entre la ARC 1 y la ACT. Podría suceder que ninguno se quedara en la categoría de plata o que incluso lo hicieran los cuatro.

Esto último se puede dar ya por descartado teniendo en cuenta que Zarautz, que es colista destacado en la primera división de remo, tiene toda la pinta de que va a descender de manera directa para ocupar ya una plaza en esa ARC 1 que tanto nivel está mostrando. A partir de ahí, los que entren en esa pugna ansiarán que los dos equipos de la categoría de plata que disputen el playoff de ascenso a la ACT tengan éxito para dejar dos vacantes.

Y en esa gran cita confía estar Pedreña, una trainera que este pasado fin de semana volvió a presumir de una tremenda regularidad consiguiendo dos segundos puestos. Sólo en una de las once regatas que se han disputado ha caído más abajo de la tercera plaza y eso habla de una solvencia que, por ahora, está teniendo premio, ya que se mantiene en el segundo puesto a dos puntos del liderato y a otros tantos del tercero. Lo cierto es que la pelea por el campeonato y, sobre todo, por entrar al playoff, que es el objetivo prioritario, no puede estar más reñida. Kaiku ha entrado de lleno en ella tras haber enlazado dos victorias consecutivas, pero la tercera plaza del domingo le dejó donde estaba cuando terminó julio.

Los tres primeros se han asentado día tras día en las tres primeras plazas y más aún después de que San Pedro haya causado baja. Los morados, que no ganan desde el primer día, aún no se han borrado del todo pero tienen el objetivo a seis puntos, por lo que necesitan mucho viento a favor en las cuatro jornadas que quedan. Con todo, aún hay mucho por escribir y más aún cuando Arkote, que va claramente a más, se puede apuntar a la fiesta en cualquier momento y meterse en medio de rivales directos haciendo perder valiosos puntos a cualquiera de ellos. Lo que saben todos los aspirantes a lo máximo es que, en lo que les queda por delante, no pueden fallar. Y no es fácil vivir con esa tensión.

Como si no hubieran remado
Comentarios