19.11.2019 |
El tiempo
martes. 19.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

Centrados en las traineras

Cantabria obvió el Campeonato de España de trainerillas, al que sólo fueron los juveniles de An Castro, y los equipos se centraron en ultimar los detalles de la embarcación grande

La temporada de traineras se puede dar por inaugurada con los dos importantes descensos del fin de semana. /J.R.
La temporada de traineras se puede dar por inaugurada con los dos importantes descensos del fin de semana. /J.R.
Centrados en las traineras

Las trainerillas aún apuraron su existencia hasta el pasado fin de semana, cuando se disputó el Campeonato de España en territorio gallego. Sin embargo, allí no estuvo ningún cántabro en categoría senior. Sólo viajaron los juveniles de AN Castro, que no estuvieron acertados el sábado y se marcharon, al menos, con el buen sabor de boca de granar la final de consolación. Si no hubo más representantes fue porque, por un lado, eran conscientes de que el viaje era el balde porque su nivel no era el suficiente para pelear de verdad con los equipos vascos. Por otro, porque el gasto que suponía era excesivo y desde Cantabria ya están hartos de tener que invertir tanto en desplazamientos durante un mismo año en el que todos los títulos estatales se están disputando en Galicia. De este modo, decidieron quedarse en casa y centrarse en lo que les va a dar de comer a partir de ahora, que son las traineras.

Se acabó la larga pretemporada y terminaron las temporadas de botes cortos que muchos aficionados pasan por encima. Aún quedan tres semanas para que llegue el verano pero el momento de las traineras ya ha llegado. De hecho, comenzó el pasado fin de semana con dos pruebas de entidad en la comunidad vecina, como son las de Mutriku y Ondarroa. Ambas permiten a las embarcaciones probarse en la mar, la que tanto cuesta catar en los duros y oscuros meses invernales. Sólo en la segunda de ellas hubo cántabros. En concreto, hasta allí se desplazaron Astillero, IRC Santoña y Castreña.

Todos ellos estuvieron más o menos donde se preveía que podían estar antes de comenzar. Terminaron satisfechos. La ‘San José’ fue séptima y, a su vez, la más lenta de las presentes de la máxima categoría. Con todo, mostró que está a la altura de Isuntza, que fue sólo un segundo más rápida. Ambos botes, que ya protagonizaron intensos e igualados duelos el curso pasado, ya habían ido de la mano en los descensos celebrados durante el invierno y se confirmó en territorio vizcaíno a tres semanas del inicio de la competición en Bilbao. Todo apunta a que van a mantener sus pugnas en la máxima categoría pero, en esta ocasión, por mantener la misma, no por dar el salto a otra superior. 

Por delante de estos dos recién ascendidos quedaron los otros cinco botes de la ACT. La bandera la ondeó Donostiarra con una renta de ocho segundos respecto a Ondarroa, trece sobre Orio, 20 sobre Urdaibai, que había ganado en Mutriku el día anterior, y 21 sobre Kaiku. Fue a partir de ahí donde se abrió un espacio en blanco hasta llegar a las referencias de astillerenses y lekittarras. De hecho, éstos estuvieron más cerca de los equipos más potentes de la ARC que de los de su misma liga.

En esa categoría de plata a la que pertenece la ‘Virgen del Puerto’ dominó con claridad Deusto, lo que no parece ser ninguna sorpresa porque amenaza con ser quien marque el ritmo en la presente campaña. La ‘Tomatera’ se quedó a un solo segundo de los entrenados por Miguel Ángel Ruiz Camus. Por detrás, ya a una distancia considerable, se colocaron Arkote, Zarautz, Donostiarra B y, ya en duodécima posición, los entrenados por José Cuero. El técnico colindrés puso en escena Pablo Gullart como patrón y Álvaro Aparicio como proel. En babor, formaron Carlos Iriondo, Javier Martínez, Ramón López, José Luis Sanz, Néstor Martínez y el propio Cuero. En estribor lo hicieron Sergio Martínez, Jordan Quintia, David Quintana, Arkaitz Plaza, Jonathan Ruiz y Alberto Saiz.

Quien confirmó que está en condiciones de aspirar a ganar banderas en la categoría o, cuando menos, a pelearlas es Castreña, ya que fue, con diferencia, la más rápida de entre las traineras de su misma categoría. Así, superó en once segundos a Busturialdea y en 23 a Hondarribia B, que fueron quienes más cerca de ‘La Marinera’ estuvieron. Los entrenados por Enrique Vitoria van a llegar enfilados al inicio de una competición que, para ellos, igual que para quienes van a competir en ARC, está ya a la vuelta de la esquina.

El domingo, Sotileza. Y es que las ligas ARC arrancarán el fin de semana del 15 y 16 de este mes de junio. Dentro de nada, de sólo diez días. Por eso apenas hay espacio para colocar en el calendario las regatas que habitualmente se celebran en verano en Santander. La que abrirá el telón será quizá la más interesante y la que más expectación levanta, que es la Bandera Sotileza, que está prevista para el próximo domingo a mediodía. A continuación, el viernes día 14, sólo un día antes de que comience la categoría de plata, donde competirán Camargo, IRC Santoña y Pedreña, se celebrará la Bansander. A buen seguro que sucederá como el pasado año, cuando buena parte de las traineras salieron de paseo porque sabían que donde se juegan las alubias es en la liga, que arrancará sólo unas horas después. 

Como cada año, ha costado colocar incluso el Campeonato de Cantabria, que el pasado año fue a principios del verano. Esta vez será el 31 de julio en Castro. El día 25, festivo, que tradicionalmente se había reservado para la disputa del título autonómico pero que en los dos últimos años había sido la fecha elegida para la Bandera Hipercor, se la ha quedado esta vez la ARC. Estaba programado que la prueba fuera en Santander pero, finalmente, será en Lekeitio. Los malentendidos, la limitada comunicación y medias verdades entre todas las partes respecto a esta fecha darían para escribir muchas páginas. 

Lo cierto es que El Corte Inglés tuvo que buscar otra fecha. Le pareció buena idea colocarla en plenas fiestas de Santander y por eso el día elegido finalmente ha sido el del martes 23 de julio. A buen seguro que varios equipos estarán condicionados por las obligaciones laborales de algunos remeros, pero ha habido que hacer encaje de bolillos para que entraran todas las pruebas. De hecho, el campeonato autonómico ha habido que llevarlo al último día de julio, que será miércoles, sólo tres días antes de que arranque el de España, que todavía nadie sabe dónde va a ser, por lo que es Castro quien tiene todas las papeletas. Con todo, es algo que no interesa demasiado a los clubes cántabros. De hecho, sólo Astillero podrá participar porque es el único que está en la ACT, ya que las categorías ARC no paran. Y la última vez que la ‘San José’ estuvo en disposición de acudir, incluso renunció.

Comentarios