03.07.2020 |
El tiempo
viernes. 03.07.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

Cantabria pedirá los entrenamientos de remo en Fase 3

  • Si sanidad da el visto bueno, podrían empezar el próximo lunes  
  • Los cántabros de la ARC 1 y Castreña harán tests a sus remeros
Los castreños Sergio Colino y Kike Vitoria, a bordo de ‘La Marinera’.
Los castreños Sergio Colino y Kike Vitoria, a bordo de ‘La Marinera’.
Cantabria pedirá los entrenamientos de remo en Fase 3

El remo no está parado. Avanza. Todas las ligas tienen ya establecidos y aprobados sus calendarios desde el pasado fin de semana pero lo que falta es acelerar la desescalada de cada uno de los equipos. Desde la semana pasada, los remeros de cada una de las plantillas ya están pudiendo acudir a su respectivo pabellón para entrenar de manera individual cumpliendo todos ellos con las respectivas medidas de seguridad promovidas tanto por las autoridades sanitarias como por los organizadores de cada una de las competiciones. Sin embargo, están a la espera del salto de calidad, de volver a sentirse remeros de verdad y no sólo carnes de gimnasio. Y para eso hay que volver a salir al agua y embarcar en la trainera. Si todo va bien, podrían hacerlo a partir de la próxima semana.

Tanto el País Vasco como Cantabria, que son las dos áreas geográficas que abarca la ARC, que es la asociación de la que son socios este año todos los clubes cántabros, avanzan a la misma velocidad en la desescalada. A día de hoy, ambos están en la segunda fase y, si todo sigue yendo bien, el próximo lunes pasarán a la tercera. Los gobiernos de ambas comunidades van a solicitar formalmente dar un paso más en dirección a la normalidad y, en ambos casos, dentro de esa petición también estará abrir la puerta a los entrenamientos de traineras.

Si el ministerio de Sanidad da el visto bueno a los gobiernos cántabro y vasco y, además de permitir que sus territorios avancen a la fase tres, acepta que los equipos de remo puedan volver a entrenar en grupo, se iniciará entonces una auténtica cuenta atrás hacia la competición. En el caso de la ACT, tiene previsto su inicio el cuatro de julio en La Coruña y, en el caso de la ARC 1 y la ARC 2, el día 11 en Pasaia. De este modo, tendrían tres y cuatro semanas, respectivamente, para ponerse a tono y recuperar a contrarreloj el tiempo perdido durante el confinamiento. Todos aceptan que lo hecho en invierno ya servirá para poco y que buena parte de lo que suceda en verano dependerá de cómo salga cada equipo del túnel.

En el gimnasio. Para los remeros, ya fue un soplo de aire fresco poder empezar a salir a correr hace un mes, ya que están acostumbrados a hacer muchos kilómetros y muy pocos tenían una cinta en casa con la que poder mantener el ritmo. En el mejor de los casos, los clubes pudieron distribuir un ergómetro a cada uno, pero se les hacía especialmente duro y monótono no tener otra herramienta. También eran pocos los que tenían pesas y los preparadores físicos y entrenadores tuvieron que encomendarles ejercicios en los que, sobre todo, usaran su propio peso para mantener la forma. Desde la semana pasada, al menos, ya pueden usar de manera escalonada el gimnasio del pabellón para enriquecer los ejercicios. Falta saciar las ganas de bajar al agua y, si todo va bien, quizá lo puedan hacer a partir del lunes.

Será Sanidad quien establezca la idoneidad o no de permitir que las traineras puedan volver al agua a partir del lunes, ya que mantener la distancia de seguridad a bordo es un imposible. El punto a favor que tienen es que en otros deportes se ha puesto el límite de catorce deportistas en los entrenamientos en grupo y da la casualidad de que éste es justamente el número de personas que acostumbran a viajar en una trainera. El problema está en la imposibilidad de guardar dos metros entre uno y otro y, para que al menos sus remeros se sientan seguros, ya hay clubes que han encontrado la manera de garantizar tests a los suyos antes de iniciar los entrenamientos grupales.

En la ACT comenzaron ya la semana pasada, proceso que fue organizado y ordenado desde arriba. En la ARC es al contrario. La asociación ha considerado que no tiene capacidad económica para la realización de tests masivos que, en su opinión, «sí podrían suponer un salto cualitativo en la proyección de la salud del colectivo» De hecho, entiende que «la realización  puntual y esporádica de dichos tests no contribuye de forma efectiva a la protección de la salud del colectivo».  Por eso lo han dejado en manos de los clubes. Y los hay que ya han tomado la decisión de conseguirlos para sus remeros.

Al menos todos los clubes cántabros que saldrán a competir en la ARC 1 (Pedreña, Camargo y Astillero), además de Castreña, que competirá en la ARC 2, someterán a sus remeros a tests. En el caso del club pedreñero, llegó a proponer a la asociación en las últimas reuniones mantenidas entre los clubes que el dinero dedicado a los balizajes  fuera dirigido a sufragar dichas pruebas médicas para detectar el coronavirus, pero no ha habido suerte. Los remeros son los más importantes o, al menos, siempre se dice esto, pero después les van a dejar sin premios y no se producen movimientos para intentar tenerles lo más protegidos posible más allá de las mínimas medidas establecidas en el protocolo de seguridad.

El club que hizo pública la realización de dichos tests fue el de ‘La Marinera’, que ha dado un paso al frente este año en cuanto a su política de comunicación se refiere. De este modo, anunció que realizaría «pruebas serológicas para detectar la presencia de la Covid-19 o anticuerpos en el organismo de deportistas del primer equipo». Detalló que las pruebas se realizarían «antes de comenzar los entrenamientos grupales», que, si todo va bien, será la próxima semana, tal y como se ha explicado más arriba. Los harán en la clínica Quirón «en día y hora variable dependiendo de cada remero» y el coste «será sufragado íntegramente por la entidad». «Con esta medida -concluía el club rojillo- la SDR Castreña consagra su compromiso de velar por la salud de los remeros, los principales actores de este deporte y sin los cuales no sería posible celebrar las ligas de traineras».

Cantabria pedirá los entrenamientos de remo en Fase 3
Comentarios