08.08.2020 |
El tiempo
sábado. 08.08.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

Bea Pérez, de vuelta al CAR para entrenar sin tocar la bola

«Me he encontrado muy cansada, torpe y hasta tengo agujetas. Ha sido mucho tiempo sin coger el palo», asegura la cántabra

Bea Pérez, en La Albericia, antes del confinamiento. / José Ramón
Bea Pérez, en La Albericia, antes del confinamiento. / José Ramón
Bea Pérez, de vuelta al CAR para entrenar sin tocar la bola

La santanderina Bea Pérez es una de las internacionales de la selección española de hockey que ha regresado al CAR de Madrid para participar en los entrenamientos voluntarios del equipo, en los que las jugadoras se ejercitan en pequeños grupos, por turnos y evitan tocar la bola y el material común con la mano.

De vuelta también en la Residencia Blume, de la que fue desalojada el pasado 12 marzo antes de la declaración del estado de alarma, Bea Pérez compartió con ‘Efe’ sus sensaciones al poco de reanudar la actividad, con «ejercicios adaptados a volver a empezar, básicos de conducción, de habilidad, pases a las compañeras y tiro a puerta».

«Yo me he encontrado muy cansada, torpe y hasta tengo agujetas, porque a pesar de haber hecho en casa todos los físicos que nos dijeron no tiene nada que ver estar en el campo o en un gimnasio. Ha sido mucho tiempo sin coger el palo y la bola. Confío en que lo recuperemos en cuanto entremos en dinámica», dijo.

La imposibilidad de trabajar con el stick también por el cierre de instalaciones es uno de los motivos por los que Bea Pérez optó por volver a Madrid esta semana y participar en las sesiones organizadas por la selección durante todo julio, en las que las internacionales trabajan con la preparadora física, Esther Morencos, y un miembro del staff, Andrés Mondo.

«El lunes entrenamos solo dos porque hubo un problema de permisos de listado y la tercera que tenía que venir, que es de MAdrid, no pudo entrar. Los controles son estrictos. Tienes que estar en el listado, al entrar te toman la temperatura, hay que usar mascarilla hasta que pisas el campo, mantener la distancia de seguridad con compañeras y entrenadores y evitar tocar el material común, las bolas solo las toca el entrenador, nosotras no, y están desinfectadas», explicó a ‘Efe’.

También el trabajo se hace en pequeños grupos, no más de seis, y en días alternos. El suyo, al que se suman jugadoras que viven en Madrid, lo hace lunes y miércoles y el otro martes y jueves porque «el viernes es más opcional todavía».

«Entrenamos de 9 a 11 y por la tarde desde las 19.30. Mi idea es quedarme 15 días a entrenar tanto con la selección como con el Club y hacerlo progresivo», comentó Pérez, que es licenciada en psicología y máster en neuropsicología, con idea de matricularse en psicología general sanitaria el próximo curso en la UNED, «porque es el habilitante para ejercer».

También las condiciones de la residencia Blume, donde ha regresado igual que Carmen Cano y Patricia Álvarez, son ahora diferentes, con menos residentes y con medidas de prevención y varios turnos para el comedor.

«Cuando llegué se veía que habían desinfectado todas las habitaciones, hay dispensadores de gel por todos los pasillos, al entrar te toman la temperatura, el comedor está al 50 por ciento, con turnos, el autoservicio te lo hacen las trabajadoras de la cocina y hay paneles separadores, pero el funcionamiento está bien», aseguró.

Concentraciones. La selección masculina de hockey se concentrará el 31 de agosto en el CAR de San Cugat y la femenina el 26 de octubre en Gijón, según la programación hecha por la Federación Española (RFEH) hasta final de año para que ambos equipos reanuden su actividad interrumpida en marzo por la pandemia de la Covid-19.

Si no existe cambio motivado por decisiones gubernamentales ante la situación sanitaria, la RFEH ha previsto que el equipo masculino retome su preparación con una primera concentración del 31 de agosto al 5 de septiembre (CAR de Sant Cugat), donde volverá durante un segundo periodo del 26 de octubre al 3 de noviembre. En ésta se jugarán dos encuentros oficiales frente a Francia los días 2 y 3 de noviembre.

Antes de final de año la selección volverá a reunirse en Valencia, entre el 15 y el 23 de diciembre, y disputará tres partidos ante Países Bajos.

España debe retomar su participación en la Pro Liga, aplazada en pasado marzo, y disputar en 2021 el Europeo entre el 4 y el 13 de junio en Holanda, antes de los Juegos Olímpicos de Tokio del 23 de julio al 8 de agosto del año que viene.

El proyecto de calendario de la RFEH para la selección femenina, con el Europeo y los Juegos también en el horizonte, se iniciará con una concentración del 26 de octubre al 1 de noviembre en Gijón y otra del 15 al 21 de diciembre en Valencia.

En estas últimas fechas el equipo que dirige el inglés Adrian Lock coincidirá en la capital del Turia con el combinado masculino y participará también en el torneo internacional en el campo de Beteró entre el 19 y 20 de diciembre, en el que aún está por confirmar cuál será su rival.

El Club de Campo, a Europa. El Club de Campo masculino regresará la próxima temporada a una competición europea después de siete años para pelear por el título de la EHL Cup, del 2 al 5 de abril de 2021, en una sede todavía por determinar por la federación continental. La Federación Española de Hockey ha confirmado que el equipo que dirige Pablo Usoz volverá a Europa después de haber competido por última vez en la campaña 2013-14 como uno de los contendientes en la EHL Cup, segunda competición continental de clubes, que conquistó en 2007 bajo la denominación de Recopa. El título se pondrá en juego del 2 al 5 de abril de 2021, con un nuevo formato que se decidirá mediante una eliminatoria directa entre 8 equipos y que está pendiente de la decisión sobre su sede definitiva.

Bea Pérez, de vuelta al CAR para entrenar sin tocar la bola
Comentarios