17.09.2019 |
El tiempo
martes. 17.09.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

Bandera con homenaje

Camargo organiza mañana su regata de la ARC 1, que servirá también para homenajear a Luis Salcines, socio fundador del Club de Punta Parayas recientemente fallecido

La familia de Luis Salcines recibió una placa de homenaje en la presentación de la regata. / R.G.
La familia de Luis Salcines recibió una placa de homenaje en la presentación de la regata. / R.G.
Bandera con homenaje

Por tercer fin de semana consecutivo, la regata sabatina de la ARC 1 se disputará en Cantabria. Abrió fuego Pedreña, continuó Santoña y mañana será el turno de Camargo para, de este modo, haber cumplido ya la visita con cada uno de los representantes cántabros en la categoría de plata. Sin embargo, la que se celebrará en Punta Parayas no será la última estación cántabra de la temporada porque la liga todavía deberá pasar por Castro y volver a Pedreña.

La cita de mañana arrancará a las 17.45 horas para buscar una mejor marea y, además de para repartir los habituales puntos y premios, servirá también para realizar un homenaje póstumo a quien fuera uno de los socios fundadores del Club de Remo Valle de Camargo, Luis Salcines Rivas, que falleció hace unos meses. De hecho, durante la presentación oficial de la prueba celebrada esta semana ya se le entregó una placa a la familia en su memoria y, obviamente, volverá a estar muy presente en los prolegómenos de la regata de mañana.

En dicha presentación estuvieron presentes la alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, y el concejal de Deportes, Gonzalo Rodeño,  en representación de la corporación municipal. Además, también estuvo presente el presidente del club organizador, José Francisco Soria, y los directivos fundadores Fernando López Lejardi, Saturnino Terán, y Martín Díez. También acudió a la cita el exconcejal de Camargo y exalcalde pedáneo de Maliaño, Ángel Gutiérrez, quien fue, además, uno de los fundadores de la entidad de Punta Parayas y fue, además, el encargado de presentar el evento, en el que también estuvieron el presidente de la Federación, Víctor Canal, y el director general de Servicios Generales del Gobierno de Cantabria, Bernardo Colsa, entre otras autoridades.

Tomó la palabra Esther Bolado para recordar que el homenajeado Salcines fue una figura «fundamental e imprescindible» en el club a lo largo de sus cuarenta años de historia. Y también quiso reconocer la labor del club a lo largo de todo este tiempo y el papel que juega a la hora de hacer más fuerte «el vínculo histórico» de Camargo con la mar. Por su parte, Gonzalo Rodeño puso en valor el «arduo trabajo» que realizan todos los integrantes del club para fortalecer cada día más la cantera. 

Ángel Gutiérrez, en nombre de los fundadores del club, recordó a Salcines como «una persona decisiva y un puntal imprescindible para poner en marcha el Club de Remo Valle de  Camargo» que «hizo posible que este sueño se hiciera una realidad, que diera sus primeros pasos, y que poco a poco se fuera consolidando». Y confió en que la prueba de mañana «sea un gran homenaje a Luis y que Punta Parayas sea también una gran fiesta para demostrar que Camargo y el remo siguen yendo de la mano».

La trainera local llegará a la cita en un buen momento después de haber alejado el peligro de caer a la primera tanda, algo que se hizo muy patente hace sólo dos semanas, cuando Zumaia recortó toda la desventaja acumulada en el primer mes liguero para colocarse a sólo un punto de la ‘Virgen del Carmen’. Sin embargo, ahora está a nueve. Además, quienes serán mañana los anfitriones dieron continuidad a esa dinámica positiva en el Campeonato de Cantabria que se celebró el pasado miércoles, cuando, a pesar de tener que remar en solitario en la primera tanda, fueron capaces de hacerse con el tercer puesto y subir al balcón del Ayuntamiento castreño a colgarse la medalla de bronce.

El gran objetivo de la ‘Virgen del Carmen’ de asentarse en la categoría y no pasar apuros parece conseguido y, en ese sentido, cuenta ahora con las siete regatas que quedan en agosto para disfrutar y asentar un proyecto que viene de atrás y que tiene un amplio margen de crecimiento gracias a toda la colección de remeros jóvenes que lleva a bordo. Las cosas van bien en Punta Parayas y una regata como la de mañana es una buena oportunidad para celebrarlo. Si, además, como el pasado sábado es capaz el bote verde de ganar su tanda, la alegría será doble.

Comentarios