20.08.2019 |
El tiempo
martes. 20.08.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

BOXEO

Attou la vuelve a liar

Ayer no se presentó a la subasta oficial rehuyendo, una vez más, medirse a Sergio García. El comportamiento del francés hará que se retrasen los planes del boxeador cántabro

Sergio García, peleando ante Pavel Semjonov. / J. Ayllón
Sergio García, peleando ante Pavel Semjonov. / J. Ayllón
Attou la vuelve a liar

Zakaria Attou teme a Sergio García. Le tiene miedo. No quiere verle ni en pintura. Lo ha dejado acreditado en multitud de ocasiones. Sobre todo, durante buena parte de un 2018 en el que estuvo buscando constantemente cualquier resquicio para no tener que verle en persona. Cuando, por fin, estaba a diez días del gran combate, se hizo una brecha. Vaya, qué mala suerte. Casualidades de la vida. El galo incluso se hizo el enfadado cuando la EBU le despojó del título harto también de esperarle. Aún así, le dio una segunda oportunidad y le nombró aspirante oficial al Campeonato de Europa que conquistó ‘El Niño’ en Torrelavega y que defendió con enorme éxito el mes pasado en Londres. Sin embargo, no va a pelear. Debió ver la exhibición del campeón en la capital británica y lo que era un temblor de piernas se ha convertido en una rendición. Ha huido. Lo malo es que lo ha hecho con poca clase y menos vergüenza.

El último capítulo de las andanzas de Zakaria Attou sucedió ayer. Era la fecha fijada para que, a falta de acuerdo previo entre las dos partes, se produjera la subasta para ver quién se llevaba el combate. Es muy simple: cada promotora pone un dinero encima de la mesa y la bolsa que más pese se lo lleva. La última vez que se dio un episodio semejante con ambos protagonistas, ganaron los franceses. Sin embargo, a diez días de la fecha estipulada para la cita que debían organizar, dijeron que no podían hacerlo. Hay que agradecer que, cuando menos, ahora se hayan comportado un poco mejor al no haber alargado la pantomima más tiempo. El perjuicio ha sido un poco menor porque, directamente, no acudieron a la subasta.

Sólo se presentaron los delegados de Maravillabox, que acudieron con la intención de llevarse el combate a Torrelavega. No parecía complicado. Quizá el equipo de Attou lo sabía y por eso ni acudió, ya que ni siquiera tenía esperanzas de poder pelear en territorio galo, donde se vería más arropado y donde ya se llevó el gato al agua de manera polémica cuando se hizo con el título ante el italiano Fiordigiglio. El viaje de la promotora de Sergio García y todo el trabajo previo (elaboración de presupuestos etc.) para presentar su propuesta quedó en saco roto. Ayer debía haber comenzado el camino hacia el siguiente reto del torrelaveguense pero éste va a tener que seguir esperando.

Lo que sucede es que el episodio de ayer, más allá de para confirmar el temor que le tiene Attou a ‘El Niño’, sirvió para retrasar los planes de éste. Lo normal es que el boxeador francés, que sigue teniendo una importante reputación en su país y, de hecho, es el comentarista televisivo de referencia, hubiera presentado anteriormente su renuncia al nombramiento de aspirante oficial al título. Eso habría permitido a la EBU mover ficha, nombrar a otro y ganar tiempo. Sin embargo, ha apurado hasta el final con una incomparecencia que debería, por lo menos, conllevar algún tipo de sanción por la falta de formalidad, pero seguramente no sucederá nada. Es difícil así que un organismo se haga respetar porque el episodio de ayer es, sobre todo, una falta de respeto.

El 2018 ya se alargó más de la cuenta por los continuos escarceos de Attou, que no ha hecho más que quedar en mal lugar en vez de admitir desde un principio la realidad y su nulo deseo de verse en un ring a solas con Sergio García. Ahora éste, cuya intención era realizar una segunda defensa continental tras la saldada con éxito ante Cheeseman, que fue voluntaria, deberá sentarse de nuevo a replantearse sus planes. En principio, la EBU no debería tardar demasiado en nombrar un aspirante oficial. Los siguientes en las listas son Kell Brook y Michel Soro, pero éstos ya están en otro nivel y sus perspectivas no están en un campeonato continental, sino mundial. 

El siguiente es el británico Liam Smith, que el pasado mes de enero firmó con la promotora de Eddie Hearn, el mismo que quiso aupar al estrellato a Cheeseman hasta que se topó con el campeón cántabro. Lo cierto es que ésta sería una muy buena opción para el torrelaveguense porque le permitiría volver a llevarse una gran bolsa peleando de nuevo en suelo británico. Además, una vez presentado a lo grande en las islas, su cotización habría aumentado y tendría delante un rival que le exigiría un paso más, ya que Smith tiene 29 años y un récord de 26 victorias (14 KOs), dos derrotas (1 KO) y un nulo. Tiene, por lo tanto, mucha más experiencia que el anterior aspirante inglés, que quiso ir más rápido de lo que podía.

Es Smith un tipo que ya se ha medido a dos de los mejores boxeadores del momento, como son Saúl ‘Canelo’ Álvarez y Jaime Munguía. Con el primero perdió por KO pero a este último le aguantó los doce asaltos, lo que tiene un gran valor porque, de los 32 púgiles con los que se ha cruzado el de Tijuana, sólo seis han llegado hasta el final del combate. Podría ser una buena alternativa pero el problema es que tiene cita para combatir con Sam Eggington en Liverpool el próximo día treinta. El ganador de este combate bien podría ser un aspirante oficial de garantías, pero también haría esperar demasiado al púgil torrelaveguense. En el caso de que la EBU se decida a esperar a ver qué sucede en el duelo entre los dos boxeadores británicos, cabría la posibilidad de que le permitieran a ‘El Niño’ realizar otra defensa voluntaria, pero todo son especulaciones.

Esperando acontecimientos, tras la rendición de Attou, estará Cedric Vitu (47-3-0), un nombre que siempre está ahí y que ya vio pelear a Sergio García en directo. Fue en Barcelona, cuando el torrelaveguense pasó por encima de Chaca. Éste había peleado con el francés meses antes y, aunque había perdido, forjaron una amistad tal que el galo incluso estuvo apoyándole en aquel duelo ante el torrelaveguense. Vitu terminó renunciando al título europeo (fue cuando lo conquistó Attou) para ir a por el Mundial pero, una vez que se ha chocado contra su propio techo, es posible que vuelva a empezar y ha combatir por el título continental para tomar nuevo impulso. Es otra opción que está encima de la mesa pero ahora toca esperar. Otra vez. Y otra vez por la informalidad y el miedo de Attou.

La Albericia acoge el próximo fin de semana los Campeonatos de Cantabria

El próximo fin de semana se disputan en Santander, completamente en el frontón interior del complejo deportivo de La Albericia, los campeonatos de Cantabria de boxeo y de formas. El primero de ellos se celebrará el sábado a partir de las ocho de la tarde con las categorías élite, joven y junior masculino y femenino en disputa. Mientras, el domingo, ya en horario matinal (a partir de las diez) se celebrará también la competición de formas. Será el segundo evento pugilístico que acoja La Albericia en apenas unas semanas después de la velada que se celebró allí hace unas semanas. Fue la organizada por Dani Rasilla, que ya tiene cerrado el cartel para la segunda del año, que será en el pabellón de Revilla de Camargo el próximo trece de abril con combates tanto masculinos como femeninos.

Comentarios