16.10.2019 |
El tiempo
miércoles. 16.10.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

REMO

A abandonar el farolillo rojo

  • Astillero afronta otro nuevo fin de semana en la mar con las citas de la concha esta tarde y Castro mañana
  • La ‘San José’pretende abandonar el último puesto de la general
La ‘San José’, a punto de iniciar una maniobra. / José Ramón
La ‘San José’, a punto de iniciar una maniobra. / José Ramón
A abandonar el farolillo rojo

La ACT se traslada esta tarde a San Sebastián para poner a las mejores traineras del Cantábrico a competir en un escenario mítico. Toca remar en la bahía de La Concha, en el mismo lugar donde los dos primeros fines de semana de septiembre se desata la fiesta. Hace mucho que no hay ningún cántabro compitiendo por la bandera más preciada de todas, pero lo de hoy es otra historia. Hoy manda la liga y en la máxima categoría está Astillero dando cada palada como si le fuera la vida en ello. Y cierto es que le va. Tiene claro que este verano se va a jugar su propia supervivencia y esta tarde tiene más cerca de lo que lo ha tenido desde que se abrió el telón de la competición abandonar el último puesto de la general. Conseguirlo significaría un espaldarazo moral a administrar de la mejor manera posible, ya que no abundan las alegrías entre quienes tienen objetivos tan humildes.

Como sucedió el pasado fin de semana en La Coruña, la liga acoge hoy y mañana dos regatas marinas. En esta ocasión, no serán ambas en el mismo escenario, ya que hoy toca San Sebastián y mañana Castro. La postal desde la que ver la prueba de esta tarde (18 h.) es idéntica a la de la Bandera de La Concha pero no así el campo de regatas. Sobre todo, porque será a cuatro largos en vez de a dos, por lo que no se sale tan afuera. Con todo, se trata de un lugar donde siempre hay mucho que decir y de donde se quiere ir Astillero abandonando la última plaza. Para eso, ha de remontar el punto de ventaja que mantiene San Pedro.

La ‘San José’ comenzó siendo última en tres de las primeras cuatro regatas. Sin embargo, sólo lo ha sido en una de las cuatro últimas. De hecho, tanto en Santander como en las dos pruebas coruñesas, ha enseñado un buen nivel que permite soñar con ver la luz. Lo bueno es que se ha aferrado a la lucha como nadie y, aunque tiene la salvación directa a cuatro puntos, es de valorar que es la misma desventaja que tenía después de la segunda regata liguera. Todos estos datos anuncian 

una pelea más que cerrada entre los tres últimos de la tabla por salvar el pellejo. Por eso cada punto vale y cada palada más todavía. Ya han sido varias las pruebas que han decidido puestos entre Astillero, San Pedro y Lekittarra por menos de un segundo. 

Da la sensación de que la ‘San José’ está marchando bien en la mar y por eso está ahora en una buena fase de la temporada en la que las olas mandan. Y es que, después de cumplir hoy en la capital guipuzcoana y mañana en Castro, todavía quedará ir a Orio el próximo sábado. Puede ser el momento para dar un impulso y recuperar a todos aquellos que se dieron por muertos después de las dos primeras jornadas ligueras. 

Hoy los tres sufridores compartirán la primera tanda con Cabo. Y es que, si Astillero, San Pedro y Lekittarra están metidos en cuatro puntos, los gallegos, Ondarroa y Kaiku están en tres. Ninguno de los dos quiere caer al primer acto pero lo cierto es que se están relevando. 

Lo que hacen todos ellos cada vez que caen es dominar con autoridad ese capítulo inicial de la regata dejando bien claro que es difícil pensar en ir más allá de una décima posición. Ya ha sucedido, pero en condiciones normales se antoja complicado. 

Lo cierto es que está siendo una temporada con mucha igualdad en los diferentes niveles que hay en la categoría. Quizá donde falta sumar un poco de suspense es en la lucha por la victoria liguera, ya que ahí la ventaja de Orio es clara. Cuenta con 67 puntos mientras que Hondarribia, que es quien le persigue, tiene 61. Eso no quiere decir que el dominio de los de amarillo esté siendo absoluto porque Hondarribia y Santurtzi ya han ganado también banderas. Está habiendo alternativas y, aunque al único cántabro en competición le queda muy lejos todo eso de corear triunfos, bastante tiene con librar su guerra. Porque se trata de salir con la cabeza sobre los hombros, que, en definitiva, es lo más importante. 

Comentarios