29.05.2024 |
El tiempo

Belén apagada en Navidad: Desde el Vaticano, el Papa insta a la paz en Israel y Palestina

El Papa Francisco, en su mensaje de Navidad, hace un llamamiento urgente por la paz en Oriente Próximo
El Papa preside la Misa de Nochebuena en la Basílica de San Pedro. / Evandro Inetti
El Papa preside la Misa de Nochebuena en la Basílica de San Pedro. / Evandro Inetti
Belén apagada en Navidad: Desde el Vaticano, el Papa insta a la paz en Israel y Palestina

El Papa, desde la logia central de la basílica vaticana en su mensaje de Navidad, ha enfocado su atención nuevamente en la situación en Oriente Próximo. En su llamamiento, instó a detener la alimentación de la violencia y el odio, abogando por una solución a la cuestión palestina mediante un diálogo sincero y perseverante entre las partes, respaldado por una firme voluntad política y el apoyo de la comunidad internacional. El Papa exclamó: "Hermanos y hermanas, recemos por la paz en Palestina y en Israel".

Desde la logia central, donde se asomó para leer su mensaje de Navidad, el Papa impuso la bendición 'urbi et orbi' a todos los presentes, aproximadamente 70,000 personas que siguieron en directo su mensaje, según fuentes vaticanas.

En sus palabras, el Papa expresó su deseo de paz para Israel y Palestina, regiones afectadas por el conflicto armado. Envío un afectuoso saludo a ambas comunidades, especialmente a las cristianas de Gaza y a la parroquia de Gaza, así como a toda la Tierra Santa.

El Pontífice recordó el ataque de Hamás en Israel el 7 de octubre, manifestando su dolor por las víctimas de esta "execrable" acción y renovando su "llamamiento apremiante" para la liberación de quienes aún están retenidos como rehenes.

Asimismo, suplicó el cese de las operaciones militares, con sus "dramáticas consecuencias" de víctimas civiles inocentes, y pidió remediar la "desesperada" situación humanitaria permitiendo la llegada de ayuda.

En el inicio de su mensaje, el Papa recordó a Belén, destacando su significado en estas fechas. "La mirada y el corazón de los cristianos de todo el mundo se dirigen hacia Belén. Allí, donde en estos días reinan el dolor y el silencio, resonó el anuncio esperado durante siglos. Les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor", exclamó.

Esta celebración de Navidad marca la undécima que el Papa preside en el Vaticano, y en sus discursos públicos, ha mantenido una atención especial en la situación en Oriente Próximo, particularmente en las dificultades que enfrentan los cristianos de Tierra Santa para celebrar estas festividades. En su homilía de la Misa de Nochebuena, el Papa destacó la ciudad de Belén en Cisjordania, vacía de peregrinos y sin signos de celebración, enfatizando la necesidad de paz en un mundo donde el Príncipe de la Paz a menudo es rechazado por la lógica beligerante de la guerra.

Belén apagada en Navidad: Desde el Vaticano, el Papa insta a la paz en Israel y Palestina
Comentarios