16.06.2021 |
El tiempo
miércoles. 16.06.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

Países Bajos celebra esta semana las primeras legislativas en UE en pandemia

El primer ministro saliente, Mark Rutte. EFE
El primer ministro saliente, Mark Rutte. EFE
Países Bajos celebra esta semana las primeras legislativas en UE en pandemia


La Haya, 14 mar (EFE).- Los neerlandeses acudirán a las urnas el 15, 16 y 17 de marzo para elegir la composición del nuevo Gobierno y del Parlamento, un pastel de 150 diputados al que aspiran un récord de 37 partidos, en una muestra de la polarización social que se reflejará en estos primeros comicios legislativos de la pandemia en la Unión Europea (UE).

Unos 13 millones de votantes neerlandeses están llamados esta semana a las urnas, en unas elecciones que se celebran oficialmente el próximo miércoles, pero que el lunes y martes tendrán dos jornadas anticipadas con algunos colegios abiertos en el país para dar oportunidad de voto a los grupos de riesgo por el coronavirus y evitar aglomeraciones el día oficial.

El liberal VVD, liderado por el primer ministro saliente, Mark Rutte, está a la cabeza de todas las encuestas de los últimos meses, y aunque ha perdido alrededor de tres escaños en el transcurso de estas semanas, obtendría entre 36 y 40 escaños en los comicios, lo que le sigue manteniendo como el partido más grande del Congreso neerlandés y el probable ganador de los comicios.

A los liberales les sigue la ultraderecha de Geert Wilders, que mantendría entre 18 y 20 diputados, y que está condenada a seguir liderando la oposición porque muchos partidos, incluido el de Rutte, descartan sentarse a la mesa de negociación para la futura coalición con este político, que declara la guerra a la inmigración, el islam y a la UE, y que trata de movilizar a los más damnificados por la pandemia a nivel económico.

Tienen más posibilidades de repetir en el próximo Gobierno los democristianos de CDA, liderados por el ministro de Finanzas en funciones, Wopke Hoekstra, -recordado por su comentada petición a Bruselas de investigar por qué algunos países de la UE no tenían margen presupuestario para responder a la pandemia- que obtendrían entre 16 y 18 escaños.

También cuentan con más opciones los progresistas D66, que perderían de 3 a 6 diputados, quedándose con entre 14 y 16 escaños.

La izquierda verde GroenLinks pierde en las encuestas con respecto a su popularidad en los comicios de hace cuatro años, por lo que se quedaría con entre 11 y 13 escaños, un resultado similar al que obtendrían los socialdemócratas PvdA, que empiezan a recuperar terreno después de la gran derrota electoral sufrida en 2017, cuando fueron castigados en las urnas por respaldar los recortes de los liberales.

El Partido Socialista se quedaría con entre 9 y 11 diputados; Unión Cristiana y el Partido de los Animales se harían con entre 5 y 7 escaños; la ultraderecha Foro para la Democracia (FvD), de Thierry Baudet, espera entre 3 y 5 escaños, y los calvinistas SGP se quedarían con entre 2 y 4 asientos.

El partido que defiende los derechos de los mayores, 50Plus, retrocede en las encuestas y podría perder alguno de sus tres escaños, los mismos que tiene DENK (partido antirracista) y los que obtendrían los recién llegados al Parlamento: el proeuropeo Volt y la escisión de FvD, conocida ahora como JA21.

Estas nuevas irrupciones podrían hacer que el Congreso se divida entre 15 grupos de diferentes ideologías.

Sin embargo, según el politólogo Tom Louwerse, creador de la guía de encuestas Peilingwijzer (pondera todas las encuestas electorales y las analiza), uno de cada siete neerlandeses no saben aún a quién votar, muchos otros todavía no están convencidos de su elección y "aún podrían cambiar" de opinión durante las jornadas electorales.

La pandemia no parece que vaya a jugar un papel en la intención de voto: sólo uno de cada cinco votantes dice que su opción se ha visto influencia por el coronavirus y un 8 % del electorado votará por un partido diferente al que votó en 2017 a causa de la pandemia, según un estudio publicado por el diario Trouw.

Según las encuestas, puede ser necesaria una coalición de cinco partidos para formar Gobierno en la próxima legislatura, lo que amenaza con alargar las negociaciones como ya ocurrió en 2017, cuando diferentes partidos dedicaron del 15 de marzo al 26 de octubre al diálogo, un récord histórico de 225 días desde las elecciones hasta la toma de posesión de la coalición del VVD, CDA, D66 y Unión Cristiana.

Esos siete meses de conversaciones se restaron a la actual legislatura, lo que recortó la vida de la coalición Rutte III (como se ha bautizado a la tercera legislatura que lidera el político liberal), un Gobierno que tuvo que presentar su dimisión el pasado enero por un escándalo de ayudas sociales que dejó en la ruina a decenas de miles de familias acusadas sin fundamento de fraude fiscal por la Agencia Tributaria.

En una entrevista con el diario AD este sábado, Rutte propuso que la coalición más probable debería elaborar cuanto antes un "plan nacional de recuperación" que debería lograr el apoyo de los diputados de todos los partidos para lograr un amplio respaldo a las medidas.

"Tenemos que empezar con buen pie (...) tal formación tomará una cantidad de tiempo innecesario, y no tenemos ese tiempo", subrayó. 

Países Bajos celebra esta semana las primeras legislativas en UE en pandemia
Comentarios