23.04.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

AYUDA INTERNACIONAL

La FAO pide “ayuda urgente” para Turquía y Siria mientras continúan los rescates 11 días después del terremoto

Unos niños juegan junto a un solar de edificios derrumbados tras el terremoto en Kahramanmaras, Turquía. EFE / Tolga Bozoglu
Unos niños juegan junto a un solar de edificios derrumbados tras el terremoto en Kahramanmaras, Turquía. EFE / Tolga Bozoglu
La FAO pide “ayuda urgente” para Turquía y Siria mientras continúan los rescates 11 días después del terremoto

Continúan este viernes las operaciones de rescate y recogida de escombros de los terremotos que hace 11 días devastaron el sureste de Turquía y el norte de Siria, dejando cerca de 40.000 muertos.

Mientras, los organismos internacionales hacen llamamientos para socorrer a las miles de personas que han perdido todo tras los seísmos.

La Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) solicitó este viernes “ayuda urgente” para garantizar la recuperación de la producción alimentaria y hacer frente a las necesidades inmediatas de subsistencia en las regiones de Turquía y Siria afectadas por el terremoto.

En concreto, la FAO ha pedido con urgencia a la comunidad internacional 35 millones de dólares estadounidenses para hacer frente a la agravada falta de alimentos que sufren 1,2 millones de ciudadanos de las áreas rurales de Turquía y Siria.

En estos momentos y en colaboración con las autoridades locales competentes, este organismo evalúa las repercusiones del terremoto en la agricultura “para comprender mejor el alcance de los daños e identificar las áreas prioritarias de intervención”.

En Turquía, el organismo de la ONU trabaja para rehabilitar la infraestructura utilizada en la actividad agrícola, lo que incluye sistemas de riego, carreteras, mercados y almacenes.

En Siria se ha visto seriamente afectada la capacidad de producción de alimentos, especialmente debido a la pérdida de ganado, equipos agrícolas, invernaderos, sistemas de riego, almacenes y fábricas de pienso, lo que para la FAO “amenaza la seguridad alimentaria inmediata y a largo plazo”.

Damnificados del terremoto del pasado 6 de febrero en Turquía y Siria en el campamento en el que han sido realojados en el distrito de Elbistan de Kahramanmaras, Turquía.
Damnificados del terremoto del pasado 6 de febrero en Turquía y Siria en el campamento en el que han sido realojados en el distrito de Elbistan de Kahramanmaras, Turquía. EFE/EPA/Tolga Bozoglu

 

Llega la ayuda humanitaria a Siria

En cuanto a las necesidades inmediatas, la Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) ha confirmado hoy que 143 camiones han transportado ya ayuda humanitaria de Turquía a Siria a través de los pasos fronterizos entre ambos países.

Los convoyes han llevado tiendas de campaña, colchones, mantas, ropa de invierno, pruebas de detección del cólera, medicinas esenciales y alimentos, según el portavoz de la OCHA, Jens Laerke.

Laerke ha detallado que la ayuda está entrando al noroeste de Siria por los pasos de Bab al Hawa y Bab al Salam, aunque también podría hacerlo en los próximos días a través de un tercer puesto que permanece abierto.

Cruz Roja dice que el tiempo para el rescate se acaba

Por su parte, la directora global de operaciones de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR), Caroline Holt, lamentó que el tiempo para el rescate de víctimas está llegando a su fin, once días después del seísmo.

Aun así, tres supervivientes de los terremotos han sido rescatados este viernes después de haber estado más de 260 horas bajo los escombros.

Los tres rescates tuvieron lugar en la ciudad de Antioquía, una de las más devastadas por los temblores de magnitud 7,7 y 7,6, que han afectado a una región de unos 100.000 kilómetros cuadrados en el sureste del país, y han dejado también unos 4.000 fallecidos en Siria.

Mehmet Ali Sakiroglu, de 26 años, y Mustafa Avci, de 34, fueron sacados vivos de un edificio derrumbado en un distrito del noroeste de Antioquía, mientras que casi al mismo tiempo, en un barrio vecino, los equipos de salvamento liberaron a Osman Halebíye, un niño de 12 años de familia siria.

Los tres habían pasado 261 horas entre los escombros, casi 11 días completos.

Miembros de un equipo de búsqueda y rescate trabajan en una zona de edificios derrumbados por el terremoto en Kahramanmaras, Turquía.
Miembros de un equipo de búsqueda y rescate trabajan en una zona de edificios derrumbados por el terremoto en Kahramanmaras, Turquía. EFE/EPA/Tolga Bozoglu

El servicio de emergencias turco Afad ha actualizado la cifra de muertos registrados hasta la medianoche pasada, constatando ya 38.044 víctimas, pero se trata de un balance provisional, ya que diversas estimaciones prevén que el saldo final está cerca o por encima de los 100.000.

El sismo también ha dejado más de 108.000 heridos, una cifra que incluye a todas las personas que han pedido atención hospitalaria en relación con el desastre, y más de 216.000 personas han abandonado las provincias afectadas.

Entre estos desplazados se produjo esta madrugada una nueva tragedia, al incendiarse un edificio en la provincia de Konya en Anatolia central, causando la muerte a 7 personas que se habían salvado del terremoto.

Turquía encarcela a 54 sospechosos del derrumbe de edificios

La Judicatura turca ha decretado el ingreso en prisión preventiva de 54 personas en el marco de una investigación que busca depurar responsabilidades por el derrumbe de edificios de los terremotos.

Según informa hoy la prensa turca, el ministro de Justicia, Bekir Bozdag, ha infomado de se está investigando a un total de 245 sospechosos, de los que 54 han ingresado en prisión preventiva, 47 están en libertad bajo control judicial y 27 están provisionalmente detenidos.

Bozdag prometió que la Justicia actuaría de forma exhaustiva contra quienes pudieran tener responsabilidades en los derrumbes.

Una excavadora trabaja en medio de varios edificios derrumbados en Kahramanmaras, Turquía, tras el terremoto del pasado 6 de febrero
Una excavadora trabaja en medio de varios edificios derrumbados en Kahramanmaras, Turquía, tras el terremoto del pasado 6 de febrero. EFE/EPA/Tolga Bozoglu

A su vez, el ministro de Urbanismo, Murat Kurum, ha anunciado hoy que tras investigarse 684.000 edificios en las zonas afectadas, 84.000 resultaron o bien derrumbados o gravemente dañados y que deben ser urgentemente demolidos.

De una lista publicada por el diario digital Diken se desprende que la mayoría de los detenidos son empresarios de la construcción y contratistas, pero también hay arquitectos, ingenieros, delegados técnicos y capataces de las obras afectadas, a los que se investiga por haber supuestamente permitido modificaciones posteriores de la estructura de los inmuebles.

Numerosos usuarios de redes sociales están denunciado que muchos de los edificios que se vinieron abajo en el terremoto albergaban supermercados o bancos en la planta baja donde, supuestamente, se habían demolido muros de carga.

Pero la oposición señala también que el propio Gobierno contribuyó a este fenómeno al lanzar en 2018 una gran campaña para legalizar edificios construidos de forma ilegal o que carecían de determinados permisos, bajo el lema de “paz de construcción”.

Categorías

La FAO pide “ayuda urgente” para Turquía y Siria mientras continúan los rescates 11 días después del terremoto
Comentarios