13.11.2019 |
El tiempo
miércoles. 13.11.2019
El tiempo
El Diario de Cantabria

R. UNIDO

Los diputados británicos presentan alternativas para evitar un Brexit sin acuerdo y extender el plazo de salida

Bruselas recuerda que no hay "nada nuevo" en el discurso de May y exige a Londres que "aclare sus intenciones"

Los diputados británicos presentan alternativas para evitar un Brexit sin acuerdo y extender el plazo de salida

Los parlamentarios británicos comienzan a encaminar los pasos para enmendar el plan A, o B, de la primera ministra británica Theresa May para el Brexit.

Y es que la Comisión Europea ha dicho este martes que no cree que May presentara "nada nuevo" para sacar al Brexit del punto muerto en el que se encuentra durante su disertación de este lunes ante Cámara de los Comunes.

En este sentido, ha reclamado a Londres que aclare "con urgencia" cuáles son sus intenciones después de rebajar las expectativas que se habían depositado en que Downing Street presentara alguna alternativa que desatascara la situación actual Ahora las opciones se centran en las propuestas de los parlamentarios. En su mayoría pasan por evitar que se produzca un divorcio sin acuerdo y por la posibilidad de extender el plazo para salir de la UE, previsto inicialmente para el 29 de marzo, algo a lo que May se ha negado, de momento.

El próximo 29 de enero está prevista una nueva votación a las alternativas que pueda presentar May o el resto de parlamentarios en la Cámara de los Comunes después de que se rechazara la semana pasada de manera contundente su acuerdo de retirada pactado con Bruselas.

El gobierno presentará sus propuestas por escrito antes de la votación. Después, todos los demás grupos que están en la oposición y parlamentarios de manera individual pueden sugerir alternativas, a veces pequeñas modificaciones, pero en otras ocasiones veces cambios que podrían contradecir las intenciones de Downing Street al completo.

Los parlamentarios que han presentado sus propias ideas y sus enmiendas pueden y suelen organizar mini-campañas para conseguir apoyos antes de que llegue la votación. Pero en este caso, el tiempo apremia y corre en contra de todos. Además, en muchas ocasiones las enmiendas que no tienen opciones de prosperar acaban siendo retiradas.

En la tarde del lunes, la 'premier' británica se comprometió a lograr cambios desde la Unión Europea al llamado 'respaldo' irlandés.

El Acuerdo de Retirada recientemente rechazado por el Parlamento británico incluye una solución de emergencia, el llamado 'backstop' en la jerga comunitaria, para impedir la vuelta a la frontera dura en la isla, que pasa por la permanencia de Reino Unido en una Unión Aduanera con el bloque europeo, algo que generaba problemas en muchos diputados británicos, temerosos de que fuera una manera de atrapar a Reino Unido en la Unión de forma permanente.

En este sentido, el ministro británico del Brexit, Stephen Barclay, ha asegurado este martes que el Gobierno está estudiando todavía qué solicitará a los Veintisiete para tratar de rebajar la preocupación de los parlamentarios británicos por el plan de contingencia y evitar que haya una frontera dura entre Irlanda del Norte e Irlanda.

Tanto Londres como Bruselas creen que la involución y la vuelta a los controles fronterizos entre ambas 'Irlandas' podrían poner en riesgo al proceso de paz.

En una entrevista con la BBC, ante la pregunta de cuál será la propuesta concreta que trasladará a la Unión Europea, el ministro del Brexit ha explicado que todavía se está trabajando en ese punto. "Estamos trabajando en eso como parte de un ejercicio basado en escuchar", ha indicado.

"La Unión Europea no quiere estar en una situación sin acuerdo, lo que tendría un gran impacto no solo en la economía irlandesa sino también en otras economías, como la economía holandesa, por lo que va en el interés de ambas partes que tengamos un acuerdo", ha señalado.

Barclay ha reafirmado que el acuerdo sobre el Brexit negociado por May, que sufrió una derrota histórica en el Parlamento británico la semana pasada, es la más popular de las opciones disponibles para el proceso de salida de la Unión Europea. "Realmente la más popular de las opciones es el acuerdo del Brexit", ha recalcado.

Una enmienda oficial del Partido Laborista apuesta porque los parlamentarios deberían poder votar sobre diversas opciones como el de una relación más estrecha con Europa, con una unión aduanera permanente. También pide a los parlamentarios que decidan si deben celebrar un nuevo referéndum sobre cualquier acuerdo de Brexit aprobado por la Cámara de los Comunes.

Corbyn ha destacado que la enmienda permitía a los parlamentarios "poner fin a este estancamiento del Brexit" e impedir el "caos" de dejar a la UE sin un acuerdo.

Entre los otros planes ya presentados por los diputados está la enmienda de la parlamentaria laborista Rachel Reeves dirigida a prevenir un Brexit sin acuerdo al requerir que el primer ministro solicite una extensión al plazo del Artículo 50.

También se ha presentado un proyecto de ley de la laborista Yvette Cooper, con el respaldo de varios diputados conservadores que emplaza a May a buscar una extensión de plazo si el 26 de febrero no se acuerda un acuerdo con Brexit.

En otra enmienda laborista firmada por Hilary Benn se solicita a los parlamentarios que voten de forma no vinculante sobre cuatro opciones: reconsiderar el acuerdo de May, dejar a la UE sin acuerdo, buscar renegociar el acuerdo o celebrar otro referéndum.

Según informes de los que se hacen eco medios de comunicación como la cadena 'BBC', algunos ministros están respaldando las propuestas para bloquear un Brexit sin acuerdo. En el rotativo The Times apuntan a que docenas de diputados podrían renunciar a menos que se les permita una votación libre sobre el tema.

Según el diario 'The Guardian', entre los diversos escenarios que podrán plantearse en el Parlamento, el de extender el artículo 50 más allá de 29 de marzo es uno de los que podrían conseguir un amplio respaldo de los diputados.

Porque, al final, el 'plan B' que supuestamente presentó May este lunes no es más que una nueva apuesta por su 'plan A', con la salvedad de que ahora anuncia que buscará nuevos ajustes para el 'backstop' irlandés.

Un análisis del rotativo, explica que al menos 331 diputados estarían dispuestos a ampliar el plazo de salida, mientras que la posibilidad de un segundo referéndum si no lo respaldan ni May ni Corbyn sólo sería apoyado por 131 parlamentarios.

Si el referéndum estuviera apoyado por el Partido Laborista, esta opción conseguiría 286 votos pero no saldría adelante.

Sin embargo, si se sumara el Gobierno conservador, la cifra superaría los 484 diputados y se aprobaría la opción de una segunda consulta popular.

Por su parte, la Unión Europea ha rechazado limitar a cinco años la solución de emergencia para la frontera entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda, según Dublín.

En este sentido, el ministro de Asuntos Exteriores irlandés, Simon Coveney, aseguró el lunes que Irlanda y sus socios de la UE rechazan la propuesta de Polonia de limitar a cinco años la aplicación de la solución de emergencia para evitar la vuelta a una frontera rígida en Irlanda tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

May ha confiado en "explorar en más detalle" la propuesta de Polonia pero Coveney ha relevado que ya se rechazó en diciembre la propuesta.

Así, Coveney ha recordado que tanto el negociado jefe de la UE, Michelle Barnier, como los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y del Consejo Europeo, Donald Tusk, han dicho que si Reino Unido cambia sus "líneas rojas" el bloque intentará responder de forma "generosa".

El ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas, también ha mostrado pleno apoyo a Irlanda en su rechazo a la propuesta polaca de limitar a cinco años la solución de emergencia.

Comentarios