12.05.2021 |
El tiempo
miércoles. 12.05.2021
El tiempo
El Diario de Cantabria

EXPORTACIÓN DE VACUNAS

Las dificultades en la vacunación llegan a la cumbre europea

Las dificultades para recibir todas las vacunas pactadas con AstraZeneca han llevado a la Comisión a endurecer su mecanismo de control de exportaciones

Antony Blinken y Josep Borrell. / Virginia Mayo
Antony Blinken y Josep Borrell. / Virginia Mayo
Las dificultades en la vacunación llegan a la cumbre europea

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunirán este jueves y viernes en una cumbre telemática para abordar los avances y obstáculos en la campaña de vacunación en el continente, las relaciones del bloque con Rusia o Turquía y sus vínculos con Estados Unidos, momento en el que intervendrá el presidente de ese país, Joe Biden.

La cumbre pretende enviar el mensaje de que las farmacéuticas con las que la Unión Europea ha cerrado contratos de compra de vacunas deben respetar sus compromisos contractuales, a la vista de los retrasos e incumplimientos por parte de AstraZeneca.

Las dificultades para recibir todas las vacunas pactadas con AstraZeneca, así como los desequilibrios entre los fármacos exportados por la Unión Europea y los que recibe de terceros países, han llevado a la Comisión a endurecer este miércoles su mecanismo de control de exportaciones.

CAUTELA EN TORNO AL MAYOR CONTROL DE EXPORTACIONES

A partir de ahora, la UE sólo exportará vacunas producidas en su territorio a terceros países si éstos también le entregan parte de sus fármacos, de manera que haya reciprocidad, mientras que hasta ahora solo se podía bloquear la exportación de vacunas si la venta era de tal magnitud que ponía en riesgo la capacidad de las farmacéuticas para cumplir sus contratos firmados con Bruselas.

Aunque la propuesta no fija la mira en ningún país en concreto, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ya avanzó la semana pasada que Bruselas se planteaba dejar de enviar vacunas al Reino Unido -tras exportarle más de diez millones de dosis desde febrero- si no obtenía de Londres el mismo trato con los fármacos de AstraZeneca.

El más reciente borrador de la declaración que los Veintisiete planean adoptar en la cumbre subraya "la importancia de la transparencia, así como de la extensión del sistema de autorización de exportación" y que las empresas "deben garantizar la previsibilidad de la producción de sus vacunas y respetar los plazos de entrega contractuales".

Tras la presentación por parte de la Comisión, fuentes diplomáticas han mostrado cierta cautela ante un mayor control que podría poner en peligro la capacidad de Europa para producir vacunas debido a su interdependencia con otros sectores y que genera incomodidad en países muy vinculados comercialmente al Reino Unido.

Una alta fuente diplomática advirtió contra la "interferencia o interrupción" de las cadenas de producción a nivel global y recordó que Europa no es autónoma en la producción de vacunas sino que depende, entre otros, del Reino Unido.

"Deberíamos tener cuidado con cualquier medida que se tome en ese ámbito. Lo que sea que hagamos para cerrar importaciones o exportaciones al final va a acabar haciéndonos daño", alertó esta fuente, que pidió claridad sobre las consecuencias "para el comercio internacional y las interdependencias económicas" en el caso de que se acabe bloqueando exportaciones.

Aún en torno a las vacunas, en las discusiones podrían entrar también el certificado de vacunación recién propuesto por Bruselas para reactivar la movilidad de cara a las vacaciones de verano o el reclamo de seis países, liderados por Austria, para una mayor solidaridad en el reparto de fármacos con los países que apostaron por comprar más dosis de AstraZeneca y ahora sufren las consecuencias de los retrasos.

Por su parte, el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, está liderando una iniciativa para que las empresas europeas en torno a la producción de vacunas "trabajen juntas para evitar cuellos de botella", con vistas a que el segundo trimestre del año sea el impulso clave para lograr el objetivo de vacunar al 70 % de la población adulta para el final del verano.

BIDEN, INVITADO ESTRELLA DE LA CUMBRE

Más allá del debate en torno a la pandemia, destaca en la agenda la presencia (virtual) del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que le convierte en el tercer mandatario de ese país en dos décadas en participar en una cumbre con los Veintisiete, tras George W. Bush y Barak Obama.

Entre los temas de conversación figurarán el reinicio de las relaciones transatlánticas tras la presidencia de Donald Trump y posiblemente varios asuntos de carácter geopolítico, como la relación con China, pero fuentes diplomáticas descartaron que se aborden las campañas de vacunación.

Los Veintisiete también tendrán un punto de información sobre el estado de las relaciones con Rusia, en mínimos históricos, y un debate breve sobre la relación con Turquía, cuya actitud ante la Unión Europea ha mejorado en los últimos tiempos tras un 2020 particularmente tenso.

Un alto diplomático subrayó que "es demasiado pronto" para acordar nuevos pasos en la relación con Turquía, como la reforma de la unión aduanera, ya que los Veintisiete quieren ver más pasos en esa dirección constructiva y, especialmente, avances en asuntos de Estado de derecho.

El viernes por la mañana, por otro lado, se celebrará una cumbre del euro y la discusión se centrará en el papel internacional de la moneda única y en el mercado interior comunitario.

Las dificultades en la vacunación llegan a la cumbre europea
Comentarios