24.02.2020 |
El tiempo
lunes. 24.02.2020
El tiempo
El Diario de Cantabria

ORIENTE MEDIO

El 'acuerdo del siglo' contempla Jerusalén como capital "indivisible" de Israel y un Estado palestino

Donald Trump y Benjamin Netanyahu ofrecen una rueda de prensa en la Casa Blanca para anunciar ''El acuerdo del siglo' - GETTY IMAGES
Donald Trump y Benjamin Netanyahu ofrecen una rueda de prensa en la Casa Blanca para anunciar ''El acuerdo del siglo' - GETTY IMAGES
El 'acuerdo del siglo' contempla Jerusalén como capital "indivisible" de Israel y un Estado palestino

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha desvelado este martes las líneas principales del conocido como 'acuerdo del siglo', que contempla que Jerusalén sea la capital "indivisible" de Israel, deja los asentamientos bajo control israelí y crea un Estado palestino.

"Bajo esta visión, Jerusalén seguirá siendo la capital indivisible de Israel", ha dicho en una rueda de prensa junto al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu. "Esto no es importante, porque ya lo hice para ustedes", ha agregado, en referencia a su reconocimiento de la ciudad como capital de Israel en 2017.

Así, ha recalcado que Estados Unidos reconocerá la soberanía israelí sobre todo el territorio que su "visión" --término con el que ha descrito el 'acuerdo del siglo-- contempla como "parte del Estado de Israel" y ha agregado que el Estado palestino tendrá su capital en Jerusalén Este, sin dar más detalles.

Trump ha manifestado que el plan contempla que el territorio palestino "sea de más del doble que ahora", sin especificar cuáles serían las fronteras, y ha asegurado que "ni israelíes ni palestinos tendrán que abandonar sus casas".

En un acto en el que no han estado presentes políticos palestinos, el presidente estadounidense ha agregado que el llamado 'acuerdo del siglo' reconoce la autoridad israelí sobre los asentamientos --considerados ilegales por el Derecho Internacional-- siempre y cuando se congelen las actividades en los mismos durante cuatro años.

El plan presentado por Trump sería la base para las negociaciones directas entre israelíes y palestinos en caso de que ambas partes lo acepten como punto de partida. "Pedimos a los palestinos que acepten el desafío de la coexistencia pacífica", ha dicho.

"El reconocimiento puede ser logrado inmediatamente", ha destacado, antes de recalcar que Estados Unidos "no permitirá que Israel ponga en riesgo su seguridad" y agregar que "ha hecho mucho por Israel".

"Sólo es razonable que haga mucho por los palestinos. No sería justo si no", ha dicho Trump, quien ha incidido en que su plan es "una oportunidad histórica para que los palestinos logren un Estado". "Podría ser la última oportunidad que tengan", ha añadido.

De esta forma, ha destacado que el Estado palestino tendrá su capital en una zona no determinada de Jerusalén Este y ha afirmado que Estados Unidos "abrirá orgullosamente" una Embajada allí para su representación diplomática en Palestina.

El mandatario ha hecho hincapié en que, si los palestinos aceptan el plan, habrá una "inversión masiva" de 50.000 millones de dólares en el nuevo Estado palestino y ha prometido que, "si se ejecuta bien", derivaría en "la creación de un millón de puestos de trabajo para palestinos".

Asimismo, ha señalado que la "inaceptable" tasa de pobreza en Palestina "se reducirá a la mitad" y que el PIB "se duplicará", antes de argüir que es debe poner fin "al ciclo de dependencia palestina de las organizaciones humanitarias y la ayuda internacional".

"Son un pueblo muy, muy capaz", ha dicho Trump, quien ha prometido trabajar para lograr "el empoderamiento" de los palestinos.

Además, ha puntualizado que el Gobierno israelí "trabajará de cerca con el rey Abdalá II de Jordania para que se garantice que se mantiene el 'statu quo' en la Explanada de las Mezquitas".

LLAMAMIENTO A ABBAS

Trump ha hecho un llamamiento directo al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, para que acepte el plan y ha asegurado que le ha trasladado cuál sería el territorio del nuevo Estado palestino.

Así, ha reiterado que durante un periodo de cuatro años los palestinos podrán utilizar mecanismos para negociar con Israel de cara a la firma de un acuerdo, para el que será necesario que se aprueben "leyes sobre Derechos Humanos, se luche contra la corrupción, se ponga fin a las actividades de Hamás, Yihad Islámica y otros enemigos de la paz".

"Abbas, quiero que sepa que, si elige el camino de la paz, Estados Unidos y otros países estarán ahí para ayudar de muchas maneras a lo largo de todo el camino", ha prometido. "Funcionará, si hacen esto, funcionará", ha apuntado.

"Su respuesta a esta oportunidad histórica demostrará su capacidad para llevar a los palestinos a un Estado", ha manifestado, antes de agregar que "muchos" países de la región apoyan su plan.

Por otra parte, ha destacado que "nunca es demasiado tarde para que los líderes valientes elijan un nuevo camino" y ha añadido que "Estados Unidos está preparado para trabajar con todas las partes en nuestra visión".

"Es momento de que el mundo musulmán arregle el error de 1948, cuando decidió atacar, en lugar de reconocer, al nuevo Estado de Israel", ha apuntado, antes de lamentar los años de "derramamiento de sangre innecesario" por "causas sin sentido".

Por último, Trump ha dicho que "toda la Humanidad debería poder disfrutar de la gloria de la Tierra Prometida" y ha agregado que la misma "no debería ser un ejemplo de conflicto, sino un símbolo de la paz".

Comentarios