17.06.2024 |
El tiempo
ALERTA El Diario de Cantabria

ESPAÑA

"Dos matones" de la extrema izquierda agreden a un periodista: "No me toquéis"

El periodista, Bertrand Ndongo, fue agredido según se puede observar en un vídeo publicado por él, por "dos matones de gimnasio" que le impedían realizar su trabajo cubriendo la noticia de Pablo Iglesias
Momento de la agresión al periodista. / Redes sociales
Momento de la agresión al periodista. / Redes sociales
"Dos matones" de la extrema izquierda agreden a un periodista: "No me toquéis"

En un acto de violencia que ha generado gran polémica, un periodista fue agredido por seguidores del político Pablo Iglesias a las afueras del juzgado. El altercado se produjo en medio de un ambiente tenso y hostil, marcado por constantes gritos y empujones.

El periodista, Bertrand Ndongo, intentaba cubrir la llegada de Iglesias al juzgado para un caso de relevancia mediática. Desde el momento en que se aproximó a los seguidores del político, comenzó a recibir agresiones verbales y físicas, mientras repetía insistentemente: "¡No me toquéis! No me toquéis. No me toquéis sin pupas... Are, pero no me toques... No me toques. No me toques".

En un video difundido en redes sociales, se puede escuchar claramente cómo el periodista, visiblemente agitado, reiteraba: "¡Que no me toques! No me toques. No me toques". Sin embargo, sus súplicas fueron ignoradas por los seguidores de Iglesias, quienes continuaron con las agresiones mientras coreaban: "Sí se puede. Sí se puede". La situación se intensificó cuando uno de los agresores intentó arrebatarle el micrófono al periodista.

Las consignas de "Sí se puede" continuaron, mezcladas con referencias al "jarabe democrático", un término que ha sido utilizado por Iglesias en el pasado para describir la presión popular y las manifestaciones. La repetición constante de estas frases por parte de los seguidores de Iglesias añadió una capa de burla y provocación al ya tenso ambiente.

En un momento particularmente caótico, se escucha al periodista intentar realizar su trabajo pero que era imposible debido a la situación en la calle : "Pablo ha atraído a los cachas de gimnasio para impedir que podamos hacerles preguntas".

Este episodio lamentable sirve como un recordatorio de la importancia de proteger la libertad de prensa y de mantener un entorno seguro para que los periodistas puedan realizar su trabajo sin temor a represalias o agresiones.

"Dos matones" de la extrema izquierda agreden a un periodista: "No me toquéis"
Comentarios